Pintura

Évariste Carpentier: Del realismo al luminismo belga

diciembre 2, 2018

Clic en la imagen para ver más obras

Évariste Carpentier

Nació en Kuurne, Bélgica, el 2 de diciembre de 1845.
Se formó inicialmente en la Academia de Bellas Artes de Courtrai en 1861, en la que tuvo como maestro a Henri De Pratere, y en la que logró numerosos reconocimientos.

En 1864 pudo ingresar en la Real Academia de Bellas Artes de Amberes, donde recibió la matrícula Nicaise de Keyser.

El talento demostrado fue recompensado con el Premio a la Excelencia en 1865, que le permitió acceder a un estudio particular en la Academia el año siguiente.

En 1872 se estableció en Amberes y abrió en ella su propio estudio, en el que pintó muchas obras por encargo, que aún distaban mucho de su personalidad y estilo que más tarde desarrollaría.

Sus primeras pinturas fueron: temas religiosos, temas de la antigüedad y escenas inspiradas en los maestros holandeses, pero fue la pintura histórica la que le daría la fama. El cuadro “Les premières nouvelles du désastre de la Grande Russie”, expuesto en el Círculo Artístico de Amberes en 1872, es un ejemplo de ese momento artístico.

En base a los gustos del academicismo imperante, pintó animales domésticos y numerosos escenas de la vida rural.

En esa misma época entabló amistad con varios de sus compañeros de la Academia, entre los que se encontraban: Emile Claus, Theodoor Verstraete, Frans Hens y Jan Van Beers; Claus compartiría el estudio de Carpentier durante tres años.

El grupo se reunía a menudo en las exposiciones organizadas por el Círculo Artístico de Amberes.
En 1876 una antigua lesión de rodilla empeoró gravemente, de forma a punto estuvieron de amputársela; el intenso dolor le impedía trabajar, por lo que abandonó Amberes para regresar a su Kuurne natal, donde su hermana cuidó de él en los siguientes tres años.

Aconsejado por los médicos, en 1879 viajó al sur de Francia para lograr más rápido su recuperación; a su vuelta, un año después pasó una temporada en París, donde se reencontró con su amigo Jan Van Beers, que le convenció para que se trasladase a vivir a París y compartir con él su estudio.
En ese tiempo sus pinturas fueron sobre todo escenas realistas de la burguesía parisina,

En 1881 logró librarse permanentemente de sus muletas, estableciéndose en el número 71 del Boulevard de Clichy.

Más tarde retomó sus obras de pintura histórica, las escenas de la Revolución Francesa, y varios episodios de la Guerra en la Vendée, se convirtieron en sus principales fuentes de inspiración.

Obras como “Chouans en déroute”, de 1883 y “Madame Roland à la prison Sainte-Pélagie”, de 1886 fueron muy apreciadas por el público.

En 1884 descubrió a Jules Bastien-Lepage y pintar “au plain air” (al aire libre), fue éste un punto de inflexión en su carrera, abandonó las convenciones academicista y encontró el estilo que marcaría su obra, evolucionó al naturalismo a través del movimiento realista. Estuvo dos temporadas pintando en Saint-Pierre-lès-Nemours, cerca del bosque de Fontainebleau, y en Le Tréport y en Saint-Malo.

Aunque mantuvo su estudio en París hasta 1892, regresó a Bélgica en 1886, siendo testigo del aumento de la popularidad del impresionismo entre los artistas de Bruselas integrados en el grupo de Les XX.

Durante su estancia en París ya había entrado en contacto con el impresionismo, pero había sido influenciado mayormente por el naturalismo de Bastien-Lepage y de Jules Breton. Sus pinturas al aire libre iniciales, realizadas trazos más oscuros y más gruesos, dieron paso a una paleta de colores más brillantes y pincelada progresivamente más ligera.

Una vez establecido en Bélgica, continuó viajando, entre 1886 y 1896, por el campo belga y francés, en busca de nuevos paisajes.

Visitaba con frecuencia el Campine en Genk con sus amigos, los paisajistas Franz Courtens y Joseph Coosemans. También fue a Bretaña, región que tuvo una fuerte influencia en él.
En 1888 se casó con Jeanne Smaelen en Verviers, con la que tuvo cinco hijos.

En 1890, la joven pareja se mudó al Brabante belga, en Overijse, donde Carpentier pintó “La laveuse de navets”, una de sus obras más importantes que le valió al artista una medalla en el Salón de París, pintura que fue adquirida por el MAMAC de Lieja.

En enero de 1897 solicitó el puesto de profesor de pintura en la Real Academia de Bellas Artes de Lieja, que había estado vacante desde la muerte de Émile Delperée, tenía 51 años.

En 1904 sucedió a Prosper Drion como director de la Academia, cargo que ocupó hasta 1910. Durante su mandato, liberó la pintura local de las convenciones académicas, popularizando la estética impresionista.

Fue maestro de muchos artistas, entre los que se encuentran Armand Jamar , Albert Lemaître y José Wolff. Otros artistas de Lieja que pasaron por su clase fueron Fernand Steven, Robert Crommelynck, Adrien Dupagne, Marcel Caron, Jean Donnay y Auguste Mambour.

Se retiró en 1919 y murió en Lieja el 12 de septiembre de 1922, tras una larga enfermedad.

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.