Pintura

Francesco Furini: Barroco y sensualidad morbosa

septiembre 17, 2018

Clic en la imagen para ver más obras

Francesco Furini

Nació en Florencia, Italia, entre 1600 y 1603.
Fue uno de los más relevantes pintores florentinos durante el siglo XVII, al que le dieron la fama sus cuadros cargados de erotismo, que el crítico Freedberg describió como “sensualidad morbosa”.

Sus figuras femeninas frecuentemente desnudas contrastan con un pretendido sentimentalismo religioso.

Otro crítico, Baldinucci, llegó a afirmar que el pintor había dejado ordenado destruir sus cuadros de desnudos a su muerte; sin embargo, los siguió pintando tras ordenarse sacerdote.

Nacido en una familia de artistas ligada a la corte ducal de los Medicci, su formación inicial corrió a cargo de un modesto pintor de retratos, a continuación la continuó en los talleres florentinos más importantes de su época, los de: Alessandro  Allori,  Passignano y Bilivert.

Fue un gran admirador de la escultura clásica, que posiblemente conoció y estudio en la colección que los Medicci poseían en Florencia.

En 1919 viajó a Roma donde conoció el tenebrismo de Caravaggio y sus seguidores, sitiéndose especialmente atraído por la obra de Bartolomeo Manfredi y Giovanni da San Giovanni, pero sobre todo quedó impactado por la obra de Rafael Sanzio.

En la capital italiana realizó varios frescos por encargo del cardenal Guido Bentivoglio.

Su primera obra firmada que se conoce es la “Crucifixión de San Bartolomé”, fechada en 1623.
No se sabe a ciencia exacta en que fecha cuando se hizo sacerdote, pero si que en 1633 era párroco de Sant’Ansano en Mugello.

De entre sus obras destacan, un conjunto mural al fresco en el Palazzo Pitti de Florencia, pintado entre 1639 y 1642, por encargo de Fernando II de Toscana, en los que representó dos grandes lunetos, con La Academia Platónica de Careggi y “Alegoría de la muerte de Lorenzo el Magnífico”, y que está considerada su obra maestra.

Estos frescos se desmarcan del estilo habitual de Furini, según algunos historiadores, su pretensión era desafiar a Pietro da Cortona que realizaba en el mismo tiempo otros trabajos en el Palazzo.

En la obra de Furini se puede ver reflejada las tensiones que se estaban produciendo en la Escuela de Florencia entre los conservadores manieristas y los innovadores del barroco.

Su pintura contiene algunos detalles paralelos a la de Guido Reni, pintura en la que trató temas bíblicos y mitológicos utilizando un sfumato de gran efecto, que construía a base de ligeras veladuras azuladas y con una paleta de colores lleno de ecos venecianos; con esto, su pintura se convirtió en una vibrante exploración del ideal del desnudo femenino.

En España existen varias obras de Furini, una de las más notables, “Lot y sus hijas”, actualmente en la colección del Museo del Prado, que según Baldinucci fue pintada para el duque Fernando II, hacia 1634, quien a su vez la regaló a Felipe IV en 1649, con motivo de su matrimonio con Mariana de Austria, y dos en la Colección de los Alba “Alegoría de la Verdad”, en el Palacio de Liria de Madrid y “La creación de Eva” en el Palacio de Las Dueñas de Sevilla.
Murió en Florencia, el 19 de agosto de 1646.

*Entrada publicada en este blog el 26 de agosto de 2013. Ha sido actualizada y ampliada el 17 de septiembre de 2018.

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Bitacoras.com agosto 26, 2013 at 3:52 pm

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Clic en la imagen para ver más obras Francesco Furini Nació en Florencia, Italia, entre 1600 y 1603. Fue uno de los más relevantes pintores en Florencia durante el siglo XVII, al que le dieron la fama sus cuadros cargados ……

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.