Refranero y Frases.

Helen Keller: El poder de la voluntad

agosto 24, 2011

«No inclines nunca la cabeza, tenla siempre erguida. Mira al mundo directamente a la cara.»
HK

Hellen Keller

Algunas de sus frases:

Aprovecha al máximo cada sentido, disfruta de todas las facetas del placer y de la belleza que el mundo te revela.

A veces pensamos que no hay Dios, porque de haberlo, habría creado al hombre incapaz de pecar. ¡Como si alguien quisiera ser autómata!

Cada optimista se mueve junto con el progreso y los acelera, mientras que cada pesimista mantiene al mundo en un punto muerto.

(…) Daría un largo paseo por el bosque y embriagaría mis ojos con todas las bellezas del mundo de la naturaleza, intentando desesperadamente absorber el gran esplendor que se despliega en todo momento ante lo que pueden ver.

Debemos vivir cada día con una suavidad, un vigor y una agudeza del reconocimiento que, a menudo, se pierden cuando el tiempo se dilata ante nosotros en un panorama constante de más días y meses y años por venir.

El optimismo es la fe que conduce al logro; nada puede realizarse sin esperanza.

En el maravilloso reino de la mente he de ser libre como los demás.

La tiranía no puede derrotar el poder de las ideas.

La seguridad es mayormente una superstición.

La vida o es una aventura atrevida o no es nada.

La felicidad es el final perfecto y fruto de la obediencia a las leyes de la vida.

La literatura es mi utopía. No hay barrera de sentidos que me pueda quitar este placer.

Las mejores y más bellas cosas en el mundo no pueden verse, ni siquiera tocarse. Ellas deben sentirse con el corazón.

La Biblia para mí una profunda y reconfortante sensación de que «las cosas son que se pueden ver son temporales y las cosas invisibles son eternas».

Lo único peor a no tener vista es no tener visión.

Los libros me hablan sin impedimentos de ninguna clase.

Lo que una vez disfrutamos, nunca lo perdemos. Todo lo que amamos profundamente se convierte en parte de nosotros mismos.

En la mayor parte del mundo, el conocimiento es una construcción imaginaria.

Mantén tu rostro al sol y así no verás las sombras.

Mantenga su rostro al sol y no verá la sombra. Es lo que hacen los girasoles.

Muchas personas tienen la idea equivocada acerca de que constituye la verdadera felicidad. No se alcanza a través de la auto satisfacción, sino a través de la fidelidad a un propósito digno

No hay rey que no haya tenido un esclavo entre sus antepasados, ni esclavo que no haya tenido un rey entre los suyos.

No inclines nunca la cabeza, tenla siempre erguida. Mira al mundo directamente a la cara.

No soy la única, pero aún así soy alguien. No puedo hacer todo, pero aún así puedo hacer algo; y justo porque no lo puedo hacer todo, no renunciaré a hacer lo que sí puedo.

No es necesario, como se cree generalmente, renunciar a los placeres naturales antes de poder conquistar los espirituales. Por el contrario, lo disfrutamos con más exquisita fruición a medida que crecemos interiormente.

Pónganse en huelga contra la guerra, porque las batallas no pueden ser combatido sin ustedes. Pónganse en huelga contra fabricar de bombas de metralla y gas y otras instrumentos de muerte. Pónganse en huelga contra preparación, que significa muerte y miseria a millones de seres humanos. No sean esclavos mudos y obedientes en un ejército de destrucción. Sean héroes en un ejército de construcción.

¿Por qué contentarnos con vivir a rastras cuando sentimos el anhelo de volar?.

«¡Qué interesantes y encantadores son los juegos del cielo, el agua y la tierra…, precioso espejo donde se refleja ese otro mundo más alto que es la meta de nuestra fe y sueños!

Todo llega a esto: la forma más fácil de ser feliz es hacer el bien.

Una vida feliz no consiste en la ausencia, sino en el dominio de las dificultades.

Utilizarías los ojos como nunca hasta entonces. Todo lo que siente se convertiría en algo querido para ti. Tus ojos tocarían y abrazarían cada objeto que entrase en el radio de tu visión. Y luego, por fin, verías y un nuevo mundo de belleza se abriría ante ti.

Helen Keller

Nació en Tuscumbia, Alabama, el 27 de junio de 1880.
Se quedó ciega y sorda tras un proceso febril en 1882, y fue gracias a su institutriz, la famosa Ann Sullivan, que aprendió a leer y a comunicarse.
Se graduó con honores en la Universidad de Radcliffe y publicó su primer libro «La Historia de Mi Vida», en 1902.
Murió en Easton, Connecticut, el 1 de junio de 1968.

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Bitacoras.com agosto 24, 2011 at 4:27 am

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: No inclines nunca la cabeza, tenla siempre erguida. Mira al mundo directamente a la cara. Hellen Keller nació en Tuscumbia, Alabama, el 27 de junio de 1880 Se quedó ciega y sorda tras un proceso febril en 1882, y fue gracia……

  • Responder a Bitacoras.com Cancelar respuesta

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.