Pintura

Giuseppe Mentessi: Simbolismo de la Escuela de Ferrara

junio 14, 2018

Clic en la imagen para ver más obras

Giuseppe Mentessi

Nació en Ferrara, Italia, el el 29 de septiembre de 1857.
Perteneciente a una familia muy humilde, se quedó huérfano de padre cuando contaba sólo cinco años de edad.
Desde muy pequeño había manifestado afición por el dibujo y, su madre que aconsejada por quienes habían visto sus aptitudes, le fomentó y alentó, logrando enviarlo a una escuela de arte.

Entre 1870 y 1872 asistió a la Escuela de la Universidad de Ferrara, en la que coincidió con Gaetano Previati, con el que entabló una gran amistad que duraría toda la vida; así mismo fueron compañeros de estudios, entre otros: Emilio Longoni, Giovanni Segantini, Leonardo Bistolfi, Giovanni Sottocornola, Attilio Pusterla, y el vedutista Giorgio Belloni.

Gracias a una beca concedida por el ayuntamiento de Ferrara, pudo continuar sus estudios en la Real Academia de Parma, a la que asistió entre 1873 y 1876, y donde siguió un curso de diseño y decoración, con G. Magnani y G. Giacopelli como maestros.
Durante su estancia en la Academia, realizó algunos trabajos de decoración en el Teatro Regio.

En 1876 fue galardonado con una medalla de oro por “Atrium de un cementerio”, albergado actualmente en la Academia Nacional de Bellas Artes de Parma, exhibido ese año en la Exposición Permanente de la Sociedad de Bellas Artes Benvenuto Tisi Ferrara.

Animado por Previati, en 1877 se trasladó a Milán para continuar sus estudios en la Academia de Brera, donde se inscribió en la escuela de perspectiva dirigida por L. Bisi, logrando el año siguiente una medalla de plata.

En sus obras, de fuerte contenido social, plasmó escenas de género en las que reflejó la pobreza y el sufrimiento de las clases más débiles.

En 1880 logró un puesto como profesor en la Academia de Brera de Milán, y en 1887 ocupó el puesto de profesor de pintura de paisaje.
En 1895 mostró en la Bienal de Venecia una de sus obras más conocidas: “Nuestro pan de cada día”, con el que logró un enorme éxito de público y crítica.

En 1897 exhibió, también en la Bienal de Venecia, un tríptico de la Virgen, obra de gran belleza, dotada de una gran fuerza mística y espiritual.
Otra de sus grandes obras es una emotiva Maternidad.

Los disturbios de mayo de 1898 en Milán, le provocaron un gran impacto emocional, y que le inspiraron obras como: “Los detenidos” y “Lágrimas”, esta última, realizada con técnica mixta de pastel y tempera, y que es una de sus mejores obras.

En la Bienal de Venecia de 1899 se exhibió “Triste Visión”, que presentó de nuevo en el París Exposición Mundial de 1900, con la que ganó una medalla de plata.

En 1907 expuso en la Bienal de Venecia el lienzo “Paz”, de fuerte carga simbolista.
Continuó participando con regularidad en la Bienal de Venecia.

Entre 1929 y 1930 realizó frecuentes estancias en Roma, tiempo en el que realizó una serie de obras, en las que resurgieron los detalles de la típica pintura veneciana.

Tuvo numerosos alumnos, sobre los que ejerció una importante influencia, entre ellos: Innocente Cantinotti y Antonio Sant’Elia.
Expuso a lo largo de su carrera en numerosas ocasiones, tanto en Italia como en distintos países de Europa.
Murió en Milán, el 14 de junio de, 1931, siendo enterrado en el cementerio monumental de la Cartuja de Ferrara.

*Entrada actualizada y ampliada el 13 de junio de 2018.

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply Bitacoras.com junio 5, 2016 at 11:38 pm

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Clic en la imagen para ver más obras Giuseppe Mentessi Nació en Ferrara, Italia, el el 29 de septiembre de 1857. Perteneciente a una familia muy humilde, se quedó huérfano de padre cuando contaba sólo cinco años de edad. Desd..…

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.