Pintura

Jankel Adler: Expresionismo y arte degenerado

noviembre 22, 2019

Clic en la imagen para ver más obras

Jankel Adler

Nació en Tuszyn, suburbio de Lódź, el 26 de julio de 1895.
Pintor y grabador judio-polaco, que inició su formación artística aprendiendo el grabado con un tío suyo en Belgrado.

En 1914 marchó a Alemania, donde, en Barmen, (actualmente Wuppertal) vivía una hermana suya, allí estudió en la Escuela de Artes y Oficios, en la que tuvo como maestro a Gustav Wiethücher.

En 1918 regresó a Lódz, donde co-fundó » Young Yiddish», un grupo artístico de vanguardia con sede en Lodz, centrado en el poeta modernista Moshe Broderzon.

Durante la Primera Guerra Mundial fue reclutado en el ejército ruso, pero regresó a Alemania en 1920 y visitó Berlín, donde se encontró con la obra de Marc Chagall, siendo una de sus primeras influencias importantes, antes de regresar a Barmen.

En 1922 se trasladó a Düsseldorf, uniéndose al círculo de Young Rhineland, se hizo amigo de Otto Dix y ayudó a fundar Die Kommune y la Exposición Internacional de artistas revolucionarios en Berlín.

Sus frescos de Planetario, en 1925 fueron muy exitosos y expuso ampliamente.

En 931, en la Academia de Düsseldorf, entabló una gran amistad con Paul Klee, quien tendría una fuerte influencia en su estilo y en sus temas.

Recibió una medalla de oro en la exposición «Arte alemán en Düsseldor», con una obra suya en 1928.
Entre 1929 y 1930 hizo un viaje de estudios a Mallorca y otros lugares de España.

Durante la campaña electoral de julio de 1932 publicó con un grupo de artistas e intelectuales de izquierda un llamamiento urgente contra la política de los nacionalsocialistas y en pro del comunismo.

En ese año, dos de sus pinturas se mostraron en el Centro de Arte de Mannheim por los nazis como ejemplo de arte degenerado

En 1933, en pleno auge de su carrera, tuvo que huir de la Alemania nazi a París.
En 1937 veinticinco de sus obras fueron confiscadas de las colecciones públicas por los nazis y cuatro de ellas se mostraron en la exposición Entartete Kunst (arte degenerado) de Múnich.

En París consideró su exilio como resistencia política contra el régimen nazi.

Pronto conoció a Pablo Ruiz Picasso , quien se convertiría en la segunda gran influencia en sus obras. En «Retrato de una mujer», Adler emplea una paleta sombría y un estilo audaz y expresivo que revela la influencia del pintor malagueño.

Así mismo fue influenciado por el pintor cubista francés Fernand Léger.
En los años que siguieron, hizo numerosos viajes a Polonia, Italia, Yugoslavia, Checoslovaquia, Rumanía y la Unión Soviética.

Se unió al Ejército polaco al estallar la Segunda Guerra Mundial, siendo evacuado a Escocia en 1940, donde fue desmovilizado debido a su mala salud.

En 1941 fue licenciado por razones de salud, fijando su residencia vivió en Kirkcudbright, Escocia.

En Glasgow, junto con Josef Herman, se convirtió en miembro del club Glasgow New Art, fundado por JD Fergusson. Se mudó a Londres en 1943, donde su cosmopolitismo fue un estímulo contra el aislamiento de tiempos de guerra para varios jóvenes artistas británicos, entre ellos, los pintores Robert Colquhoun y Robert MacBryde, con los que compartió casa.

Murió en Aldbourne, cerca de Londres, el 25 de abril de 1949, con el amargo conocimiento de que ninguno de sus nueve hermanos y hermanas habían sobrevivido al Holocausto.

Pintó sobre todo la figura humana, siendo su escenas y retratos de la vida judía en Polonia (en su juventud había considerado convertirse en rabino).

Su estilo en su obra madura fue ecléctico y expresionista.
Disfrutaba experimentando con distintos materiales, como mezclas de arena.
La Tate Gallery británica alberga una muestra importante de su obra.

*Entrada actualizada y ampliada el 22 de noviembre de 2019.

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.