Poesia

Javier Egea: El viajero

febrero 22, 2018

“El viajero”

(De Miguel, camarada viajero con el frío)

… solo, desamparado,
ciego, sin lumbre, en cárcel tenebrosa.
Garcilaso

I

El asedio tan largo, los pertrechos escasos
y ese frío inhumano y sin embargo suyo,
en sus huesos terriblemente suyo,
latente como un magma,
reverdecido,
le hizo mirar hacia las vegas lejos
y descubrió
qué pequeñas quedaban aspilleras y almenas,
adarves y troneras
por donde penetraba en absurdos jirones
la miserable luz.
Presentían sus manos alamedas de plata,
reinos de trigo,
chopos y acequias.
Alrededor
persistía el aire
el enorme dogal de la casa sitiada.

En el tambor amargo de su frente
retumbaba la espera
y eran sus ojos águilas inmóviles
que a un gesto de la tarde
batirían sus alas sobre edificios yertos
y abrir la brecha,
cruzar las líneas,
romper el cerco.

Es por eso que ahora transitaba las calles
extravíado,
absorto,
furtivamente triste,
mirándose en el hueco de las manos,
entre la inercia, el humo, la soledad, la noche,
como si alguna voz le reclamara
desde no sé qué puente,
desde no sé qué altura inevitable.

Anduvo en un asfalto clandestino,
cruzó por donde duermen las máquinas vacías
y una gran bocanada de rocío
fue poniendo su piel alertada en la noche.

Ingrata,
absurda,
enorme,
la ciudad a lo lejos semejaba
un témpano desnudo que cantara en silencio.

II

Entre la mies recién cortada, como un náufrago,
he llegado hasta aquí, Miguel y solitario,
perseguido de todos los espejos del frío,
trovador de la escarcha, viajero en la ceniza.

Es un frío inhumano, es un dolor antiguo
éste que surge aquí, delante de mis ojos,
como una bruma larga que arropara este campo
sobre el que se perfilan los cipreses atentos.

Atrás quedó mi casa, dejé la llave puesta,
las ventanas en vuelo, por si alguna bandada
que perdiera su norte quisiera refugiarse
entre un resto de vino y algunos libros viejos.

Y entre acequias y trigossólo sé que he de irme,
sé que tengo los ojos ateridos, inertes,
en medio de esta vega donde es verde la vida
y en oleadas verdes el maíz se me ofrece.

En hileras fantasmas las torres de la luz
metálicas, insomnes, van extendiendo el frío.
Junto al muro en ruinas las palmeras emergen.
Está el tabaco en flor, sus manos me reclaman.

No es de ahora esta luz. No son nuevos los aires
que me salen al paso pues en ellos nací
y así me reconozco entre tocones tristes
y el muñón de las cepas como un grito abortado.

No es de ahora esta luz. Es de siempre y tirita
como un niño perdido. Pero quien lo diría,
quién dejara su casa para oír como llega,
cómo silba en la curva, cómo quiebra la tarde.

Para seguir viviendo he dejado mi nombre
sobre papeles grises y palabras vacías.
Aquí, de pie, viajero, me abrazo a las estrellas
en el último gesto, prisionero del cielo.

Porque todos los campos sueñan un tren perdido
que amenaza en la tarde y trepida y los hiende.
Raíles donde tiendo mi soledad de siglos
que es un grito en mis ojos y es de siempre y de todos.

y III

Pretendieran tus ojos estos mares felices,
esta orilla encendida.
Pretendiera esta luz tu corazón viajero.

Desde el muelle miramos,
contemplamos los mares que se agrandan ya tuyos.
Fue en ellos que tu casa levantaste de nuevo,
en estas luces cálidas,
en estas aguas
adonde está tendida,
verde y grande la mano de las algas,
blanca y fresca la boca de la espuma.

Aquí donde la paz adivinamos
por las grutas azules que ha poblado tu cuerpo,
aquí donde caballos presentimos
como un galope verde en la memoria,
aquí donde traineras y velámenes
amaneciendo están
y sorprendidos.

Es tuya tanta luz
En este puerto
donde los marineros aparejan el aire
y nos mira la obra sumergida
es tuya tanta luz.

Hemos querido hablarte
cuando el sueño te quema como tú pretendías,
hemos venido a verte desde el miedo
hasta esta casa nueva
donde brillan tus ojos como peces de fuego
por si acaso tuvieras noticias de ese barco
en el que un día zarparon los hombres y la historia.

Es tuya tanta luz. Hoy todo está contigo.

Y baja la marea
y cantan los dormidos
y gaviotas llegan con el viento encendido
y hemos de volver
y tú no estás pero tu voz nos llama.

Para los que quedamos es más triste el camino.

Quizás alguna tarde,
en alta mar tu sueño y las primeras algas,
como un octubre nuevo,
florecerá en las gavias
una bandera roja, Miguel, que nos reclama.

Javier Egea

De: “Troppo Mare”, 1984
Recogido en “Poesía completa” (Volumen I)
Bartleby Editores 2011©
ISBN: 978-84-92799-32-9

En 2012, la Editorial Bartleby, publicó el segundo volumen de sus obras completas: “Obra dispersa e inédita”
Ed. Bartleby Editores – 2012©
ISBN: 978-84-92799-53-4

En 2015 igualmente Bartleby Editores editó: “Taller de Autor” – Vol. 1, con prosas, reflexiones y notas.
ISBN: ISBN: 978-84-92799-34-3

Los tres volúmenes se han editado bajo la dirección de Manuel Rico Rego

*Reseñas de Santos Domínguez Ramos de los tres tomos:

En su blog Encuentros de Lecturas: “Javier Egea – Poesía Completa” (Volumen I): AQUÍ

De: Javier Egea – “Poesía completa” (Volumen II) – Obra dispersa e inédita.en su blog, En un bosque extranjero: AQUÍ

Javier Egea – Taller de Autor (1969-199) Volumen I, en su blog: Encuentros de Lecturas: AQUÍ

Felipe Alcaraz publicó en 2010, la  biográfica novelada de Javier Egea: “La conjura de los poetas”, escrita con información de primera mano y con nombres reales, se trata de una crónica de las luchas literarias que acontecieron en la Transición, y que generaron la llamada “Nueva Modernidad”.
Editorial Almuzara 2010©
ISBN 978-84-929244-5-5

También Felipe Alcaraz ha publicado en 2014, una “Elegía a Javier Egea”, de la que podéis leer un fragmento: AQUÍ, con un prólogo de Jairo García Jaramillo, filólogo y profesor de Lengua y Literatura, dedicado a la investigación literaria, especialista en la obra del poeta, en la que reflexiona sobre la vida y la obra del mismo, en el quiere reivindicar la importancia de su poesía, la de una generación de la que se le ha relegado, ignorado, olvidado, siendo, sin duda, el mejor de ella.
De este prólogo transcribo este fragmento.

“…el ejemplo edificante de Javier Egea puede servir muy bien de antídoto contra la comparsa de los poetas subvencionados, espejo para jóvenes creadores, modelo de poeta insobornable para clientelistas, trepadores y besamanos y, sobre todo, inspiración (sin mito) y fuente de aprendizaje y de gozo para los que buscamos la belleza y la verdad con las palabras, para los que disfrutamos contemplando el dominio de la escritura en sentido amplio, la ética de un oficio incurable y contagioso sin demasiadas recompensas al que uno se entrega pasionalmente, y que no consiste en aparecer semanalmente en las revistas literarias ni firmar ejemplares en las ferias del libro, ni en pulular por las universidades y las academias, ni en recibir premios —unos premios que en tantos casos recuerdan a las famosas bolas de billar de Fernando VII, puestas para que los amigos hagan carambola—, sini en leer y en vivir y en ir llenando tras día el papel en blanco, en soledad, equivocándose casi siempre para acertar, si acaso, alguna vez, unas pocas veces, y así, como decía su paisano Francisco de Ayala, ir dejando poco a poco la vida en jeroglífico…”
Completa la edición un Epilogo del cantaor de flamenco, crítico, investigador y columnista, Juan Pinilla, siempre comprometido con todas las causas sociales.
Gracias a los tres, Quisquete algún día cercano, estoy segura, tendrá el lugar que merece en la historia de la poesía española y los que lo han ninguneado, el suyo.

Felipe Alcaraz: “Elegía a Javier Egea”
Ed. Atrapasueños 2014©
ISBN: 978-84-15674-50-4

Javier Egea nació en Granada, en 1952.
Es sin duda una de los más grandes poetas españoles del siglo XX y sin duda el más importante de su generación, a pesar de a saber por qué razones, su obra ha permanecida ignorada, injustamente olvidada, hasta que tras la publicación de sus obras completas, muchos lo han descubierto, y los pocos que amamos desde hace muchos años su obra, por fin podemos ver con letras muy grandes el nombre del poeta de la ciudad del castillo rojo, esa que como decía el maestro Enrique Morente: “…es la única ciudad del mundo que entierra sus ríos y mata a sus poetas…”
Fue uno de los padres del movimiento poético La otra sentimentalidad junto con Luis García Montero y Álvaro Salvador Jofre.
La Asociación Cultural del Diente de Oro, fundada en el año 2003, tiene como principal objetivo la promoción y difusión de la obra de Javier Egea.
Se suicidó en Granada, el 29 de Julio de 1999.

También de Javier Egea en este blog:

“Javier Egea: Carta”: AQUÍ

“Javier Egea: Entonces…”: AQUÍ

“Javier Egea: Lo que pueda contaros”: AQUÍ

“Javier Egea: Dafnia”: AQUÍ

“Javier Egea: Sangre por las palabras”: AQUÍ

“Javier Egea: Por el sur”: AQUÍ

“Javier Egea: Contra ti”: AQUÍ

“Javier Egea: Memoria de una huella”: AQUÍ

“Javier Egea: Desde tu nombre”: AQUÍ

“Javier Egea: Antes de que llegaras”: AQUÍ

“Javier Egea: Palabras”: AQUÍ

“Javier Egea: Quizá me confundí de calle y de aventura…”: AQUÍ

“Javier Egea: Más allá”: AQUÍ

“Javier Egea: Piratas”: AQUÍ

“Javier Egea: Tocadle mucho más”: AQUÍ

“Javier Egea: Aquí están mis manos, ¡tómalas!”: AQUÍ

“Javier Egea: Me inventé las estrellas tan negras”: AQUÍ

“Javier Egea: Consumación del sueño”: AQUÍ

“Javier Egea: Quizá me confundí de calle y de aventura…”: AQUÍ

“Javier Egea: Itinerario, de Paseo de los Tristes”: AQUÍ

“Javier Egea: Raro de luna”: AQUÍ

“Javier Egea: Alpujarra”: AQUÍ

“Javier Egea: La oficina y el alba”: AQUÍ

“Javier Egea: Mañana, de Obra dispersa e inédita”: AQUÍ

“Javier Egea: Quantus Tremor, de Requiem”: AQUÍ

“Javier Egea: Dos años ya”: AQUÍ

“Javier Egea: De la muerte: AQUÍ

“Javier Egea: A Tato, que se tuvo que ir”: AQUÍ

“Javier Egea: Tiempo de poda, de Memoria de una huella”: AQUÍ

“Javier Egea: Ellos, de El ascua en el timón”: AQUÍ 

“Javier Egea: Sobre el papel, de El largo adiós”: AQUÍ

“Javier Egea: El viajero”: AQUÍ 

“Javier Egea: Aniversario, de Paseo de los Tristes”: AQUÍ  

“Javier Egea: Una voz, de A boca de parir”: AQUÍ

“Javier Egea: Otro romanticismo”: AQUÍ

“Javier Egea: Paseo de los tristes”: AQUÍ

“Javier Egea: Lo que pueda contaros…” AQUÍ

“Javier Egea: Noche canalla”: AQUÍ

“Javier Egea: A pesar del dolor”: AQUÍ 

“Javier Egea: No le teman al mar”: AQUÍ

“Javier Egea: Entre cuatro paredes” AQUÍ

“Javier Egea: De Renta y diario de amor”: AQUÍ

“Javier Egea: Ciudad del asedio, de El ascua en el timón”: AQUÍ

“Javier Egea: 19 de mayo, de Memoria de una huella”: AQUÍ

“Javier Egea: Principe de la noche”: AQUÍ

“Javier Egea: Obra Completa, tomo II, se presenta mañana en Sevilla”: AQUÍ

“Javier Egea y Miguel Veyrat en la Feria del Libro de Sevilla”: AQUÍ

Bibliografía de Javier Egea:

– Serena luz del viento – 1974

– A boca de parir 1976

– Paseo de los tristes- 1982

– Argentina 78 – 1983

– Raro de luna – 1990

– Troppo Mare – 1984

– Libro con reseña Sonetos del diente de oro – 2006

– Poesía completa – 2011 Vol. I y Vol. II – 2012. (En el segundo volumen se publica su obra dispersa e inédita)

– Javier Egea – Taller de Autor (1969-1999) Volumen I – 2015.

*La fotografía es de Duch.

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Javier Egea: Aniversario, de Paseo de los Tristes | Trianarts septiembre 27, 2012 at 11:35 pm

    […] “Javier Egea: El viajero”: AQUÍ  […]

  • Reply Javier Egea: Noche canalla | Trianarts septiembre 27, 2012 at 11:37 pm

    […] “Javier Egea: El viajero”: AQUÍ  […]

  • Reply Javier Egea: Sobre el papel, de El largo adiós | Trianarts octubre 28, 2012 at 12:25 pm

    […] “Javier Egea: El viajero”: AQUÍ  […]

  • Reply Javier Egea: Dos años ya » Trianarts | Trianarts abril 16, 2013 at 6:01 pm

    […] “Javier Egea: El viajero”: AQUÍ  […]

  • Reply Javier Egea: Obra Completa, tomo II, se presenta mañana en Sevilla | Trianarts mayo 7, 2013 at 11:25 pm

    […] “Javier Egea: El viajero”: AQUÍ  […]

  • Reply Javier Egea y Miguel Veyrat en la Feria del Libro de Sevilla | Trianarts mayo 13, 2013 at 10:53 pm

    […] “Javier Egea: El viajero”: AQUÍ  […]

  • Reply Javier Egea: Quantus Tremor, de Requiem | Trianarts junio 7, 2013 at 12:52 pm

    […] “Javier Egea: El viajero”: AQUÍ  […]

  • Reply Recordando a Javier Egea: De la muerte | Trianarts julio 30, 2013 at 10:13 pm

    […] “Javier Egea: El viajero”: AQUÍ  […]

  • Reply Javier Egea: Raro de luna | Trianarts febrero 17, 2014 at 4:46 pm

    […] “Javier Egea: El viajero”: AQUÍ  […]

  • Reply Javier Egea: Mañana, de Obra dispersa e inédita | Trianarts junio 19, 2014 at 11:27 am

    […] “Javier Egea: El viajero”: AQUÍ  […]

  • Reply Mi emocionado recuerdo a Javier Egea: Me inventé las estrellas tan negras | Trianarts julio 29, 2014 at 12:06 am

    […] “Javier Egea: El viajero”: AQUÍ  […]

  • Reply Javier Egea: Tocadle mucho más | Trianarts noviembre 29, 2014 at 10:31 pm

    […] “Javier Egea: El viajero”: AQUÍ  […]

  • Reply Javier Egea: Palabras » Trianarts mayo 16, 2015 at 6:58 pm

    […] “Javier Egea: El viajero”: AQUÍ  […]

  • Reply Javier Egea: Contra ti - Trianarts octubre 28, 2015 at 11:35 pm

    […] “Javier Egea: El viajero”: AQUÍ  […]

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.