Pintura

Jean-François de Troy: El elegante rococó

noviembre 20, 2017

Clic en la imagen para ver más obras

Jean-François de Troy

Nació en París, el 27 de enero de 1679.
Fue uno de los más notables representantes del rococó francés.

Aunque considerado pintor de historia, practicó todo tipo de temas: mitológicos, religiosos y pintura de género con escenas de la vida cotidiana, estas últimas al estilo de Antoine Watteau.

Era hijo del retratista François de Troy, que le animó a dedicarse a la pintura, y del que recibió las primeras lecciones.

Posteriormente asistió a la Académie Royale de Peinture et de Sculpture, de la que su progenitor era entonces profesor y director.

Intentó, sin lograrlo, obtener el Premio Roma, no obstante financiado por su padre viajó a Italia para completar su formación, país en el que permaneció de 1699 a 1706, donde pudo estudiar a los grandes maestros y viajar por distintas ciudades.

De su etapa italiana no se conserva ninguna de sus obras.
Tras su regreso a Francia pudo ingresar en la Academié Royale gracias a su pintura “La muerte de Niobe y sus hijos”.

En 1724 realizó un encargo para realizar dos pinturas decorativas con los temas Céfiro y Flora y Acis y Galatea para el Hôtel du Grand Maître de Versalles.

En 1727 ganó el primer premio del Grand Concours, que organizaba el duque de Antin, por por su cuadro: “El reposo de Diana”.

Entre 1734 y 1737, realizó trabajos para decorar apartamentos reales de los palacios de Versalles y Fontaineblau, entre ellos: “Desayuno de Ostras”, “Alegoría en honor de los niños de Francia” y “Desayuno de caza”, este último albergado en le Musée du Louvre.

En 1738 fue nombrado director de la Academia de Francia en Roma, donde permanecería el resto de su vida.

Las obras que más fama le dieron, son los “tableaux de modes”, de los que se considera su inventor: escenas de ocio de la alta sociedad francesa; de ellas, “La declaración de amor”, de 1731, es uno de sus ejemplos más notables.

Murió en Roma, 26 de enero de 1752.
De entre sus alumnos destacan: Marianne Loir, Antoine Favray y Tadeusz Kuntz.

En España podemos ver una magnífica obra de Troy: “Jasón y Medea en el templo de Júpiter”, en el Museo Thyssen Bornemisza de Madrid

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.