Pintura

José Caballero: Genio de la Abstracción y el expresionismo español del siglo XX

junio 11, 2019

Clic en la imagen para ver más obras

José Caballero

Nació el 11 de junio de 1915, en Huelva.
Fue uno de los mas importantes exponentes de la abstracción en España del siglo XX.

Estudió el bachillerato en Huelva y en 1924, tras la muerte de su padre, unos tíos maternos se hacen cargo de la familia dada su difícil situación económica.
Ya en el colegio mostró sus grandes aptitudes para el dibujo.

En 1932 se trasladó a Madrid para estudiar Ingeniería Industrial, carrera que abandonaría dos años más tarde para ingresar en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, asistiendo además a clases en el estudio de Daniel Vázquez Díaz, a quien había conocido en Huelva cuando pintaba los murales del Monasterio de La Rábida.

Gracias a él entró en contacto con artistas e intelectuales destacados de aquél momento, como Pablo Neruda, Rafael Alberti, Miguel Hernández, Maruja Mallo, o Luis Buñuel, entre otros.

Así mismo colaboró en la pintura de un telón, para el montaje de “La Historia del soldado”, de Igor de Stravinsky, que se representó en la Residencia de Estudiantes de Madrid.

A partir de 1933 comenzó a visitar con asiduidad el estudio del pintor Joaquín Torres García, y en 1934 al escultor Alberto Sánchez, de ambos recibió ayuda, guía y formación.

Este último año, Federico García Lorca lo incorporó al Teatro Universitario «La Barraca», para los que realizaría numerosos dibujos de las diferentes obras de la compañía.
A partir de 1935 comenzó una prolífica y muy creativa actividad, ligado al surrealismo, entre otras obras pintó tres carteles en colaboración con Adriano del Valle en el Ateneo de Sevilla, distintas ilustraciones para poemas de Lorca y Neruda.

Colaboró en distintas revistas culturales como Cruz y Raya, para esta diseñó la escenografía y el vestuario de “El Caballero de Olmedo” de Lope de Vega. Ilustró el “Llanto por Ignacio Sánchez Mejías” de García Lorca, en su primera publicación. Diseñó también de Lorca, el montaje de “Bodas de Sangre”, para su estreno en el Teatro Poliorama de Barcelona.
Igualmente aportó su trabajo para las revistas Noreste; Línea y Caballo Verde para la poesía, fundada y dirigida por Pablo Neruda, y para la Primera Feria de Dibujo de la Sociedad Ibérica de Artistas.

En 1936  tenía elaborados los diseños para numerosos proyectos: para “La Barraca”, las escenografías y el vestuario de “El Burlador de Sevilla”, de Tirso de Molina. Federico también le encargó el montaje de “La Casa de Bernarda Alba” para su estreno en el otoño, y Neruda, las ilustraciones para su libro de poemas: “Las Furias y Las Penas”. Todos estos proyectos se truncaron al estallar la Guerra Civil, mientras pasaba el verano con su familia en Huelva.

Fue llamado a filas y destinado al frente de Peñarroya, Córdoba, siendo reclamado por ser dibujante al cabo de unos meses y enviado a Sevilla, más tarde a Burgos y a San Sebastián, destinado en el llamado servicio de plástica, puestos que desempeñó hasta el final de la guerra.

Acabada la contienda, comenzó una época muy difícil, al igual que para todos los españoles, desolado, vio como muchos de sus amigos habían muerto y casi todos los demás había tenido que exiliarse. Su tío fue encarcelado por haber pertenecido al bando republicano y hubo de hacerse cargo de su madre, su tía y sus primos.
En 1940 viajó a Italia donde conoció los estudios de Carlo Carrá, en Milán y de Gino Severini en Roma.

Se hundió en un estado de desesperanza y dejó de pintar, pero necesitaba ganar dinero, para ello se dedicó a hacer decorados para espectáculos folclóricos de aquella década, en los que actuaban los artistas favoritos del régimen, como Concha Piquer, Manolo Caracol, Lola Flores, Juanita Reina… y algunos decorados de cine, su trabajo quedó reflejado en las numerosas fotografías sobre teatro realizadas por el fotógrafo Juan Gyenes en las décadas de  1940 y 1950.

En 1950 fue invitado a la XXV Edición de la Bienal de Venecia y realizó su primera gran muestra individual en Madrid, en la galería Clan.

En 1953 comenzó a practicar el expresionismo y expuso en el Museo de Arte Contemporáneo de Madrid. En 1957 conoció a Pablo Picasso en París.

Viajó por distintos países Turquía entre otros.
Probó con el geométrismo en algunas de sus obras, y expuso en numerosas ocasiones en esta época.
En la década de 1960 realizó una serie sobre la muerte de Federico García Lorca, dotada de un fuerte e impactante expresionista.

En 1972 se realizó una muestra antólogica en Huelva, y en 1973 el Ministerio del Interior vetó una de sus exposiciones.
Continuó pintando y, dibujando sobre todo, hasta su muerte.
Murió en Madrid, el 26 de mayo de 1991, está enterrado en el cementerio de Alcalá de Henares.

*Entrada publicada el 18 de agosto de 2013. Ha sido actualizada y ampliada el 10 de junio de 2019.

*Página oficial de José Caballero con su biografía completa y una magnifica galería de sus obras: AQUÍ

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Daniel Vázquez Díaz: Maestro del paisaje y el retrato - Trianarts diciembre 30, 2015 at 9:38 pm

    […] los de la posguerra y los vanguardistas europeos. Tuvo numerosos alumnos destacados, entre ellos: José Caballero, Juan Manuel […]

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.