Pintura

Daniel Vázquez Díaz: Maestro del paisaje y el retrato

Marzo 17, 2017

 photo 780 Daniel Vaacutezquez Diacuteaz - 7 The boats on the ramp-1921_zpshuwlrzqg.jpg

Clic en la imagen para ver más obras

Daniel Vázquez Díaz

Nació en Nerva, Huelva, el 15 de enero de 1882.
Nació en el seno de una una familia acomodada de la actual localidad de Nerva, entonces Aldea de Ríotinto, que estaba considerada centro cultural de la zona de la Cuenca Minera de la provincia de Huelva.
Practicó el realismo a caballo con el cubismo, desarrollando un estilo que algunos expertos denominan como neocubismo.

Gran maestro del paisaje y el retrato, está considerado como una figura clave en la pintura española de mediados del siglo XX , siendo una importante referencia para los artistas más renovadores y los vanguardistas de ese tiempo, y de los actuales.

Inició la carrera de Comercio en la Universidad de Sevilla, tiempo en el que comenzó a pintar como mera distracción tras conocer las obras de El Greco, y sobre todo de Francisco de Zurbarán, este último que le impresionó cuando con sólo diez años visitó su sala del Museo de Bellas Artes de Sevilla, y que le inspiraría en varias de sus obras más tempranas.

Entusiasmado con la pintura decidió dedicarse a ella, para ello se trasladó a Madrid, donde comenzó copiando a los grandes maestros del Museo del Prado.

 photo 780 Daniel Vaacutezquez Diacuteaz - 7 La iglesia de Palos de Moguer 1928_zpsj5uhcv26.jpg

Durante ese tiempo entró en contacto con Juan Gris, José Gutierrez Solana y Darío de Regoyos, Ricardo y Pio Baroja, y con su paisano, que sería Premio Nobel de Literatura, Juan Ramón Jiménez, con los que entabló una buena amistad.
Son famosos sus retratos a carboncillo que realizó a los intelectuales de su generación.

 photo 780 Daniel Vaacutezquez Diacuteaz - 6 Descanso_zpstw9brws0.jpg

En 1904 logró una Mención de Honor con un retrato de la actriz Gloria Laguna, que presentó en la Exposición Nacional de Bellas Artes
En 1906 viajó a París, donde pudo conocer entre otros, a Pablo Picasso, Georges Braque, Amedeo Modigliani y Max Jacob, de los que asimiló de alguna forma el vanguardismo que se practicaba en esos momentos en la capital francesa.

Inspirado de alguna forma por la pincelada pintura de Paul Cezanne, unida al planteamiento geométrico de planos del cubismo maduró un estilo propio.

En 1908 Participó en el Salón de Independientes, y participó en una muestra con Pablo Picasso en la Galería Rue Trouché. Ese mismo año viajó a Sevilla, exponiendo junto a Pablo Picasso y Juan Gris, entre otros.

 photo 780 Daniel Vaacutezquez Diacuteaz - 6 Noche sobre el Bidasoa 1918_zpsrqblounv.jpg

En 1909 conoció a la que sería su musa, la escultora danesa Eva Preetsman Aggerholm, que posaría como modelo para numerosas obras, y con la que se casó en 1911.

Fue una época rica en relaciones con el círculo cultural parisino, haría amistad con Rubén Darío, Manuel Machado y Amado Nervo.
Con toda esta experiencia volvió a Madrid en 1918, donde tras abrir un taller comenzó a impartir clases, para posteriormente seguir en la docencia, después de ganar una oposición en 1932, desde la cátedra de Pintura Mural de la Escuela de Bellas Artes de San Fernando.
En 1918 había expuesto en Madrid en el Salón Lacoste, siendo criticado por los clásicos que le acusaban de su formación fuera de España.

Pronto fue uno de los artistas más reconocidos, influyentes y demandados en ese tiempo en España, como artista y como un gran docente.

Desde su cátedra difundió el cubismo de manera formal, que le era de gran ayuda para sus paisajes de gran monumentalidad arquitectónica, siendo además una figura puente a los artistas jóvenes, fundamentalmente los de la posguerra y los vanguardistas europeos.
Tuvo numerosos alumnos destacados, entre ellos: José Caballero, Juan Manuel Díaz-Caneja.

 photo 780 Daniel Vaacutezquez Diacuteaz - 2 El mar 1908_zpsbmzq7yif.jpg

Además de sus magníficos paisajes y retratos, es destacable su incursión en el mundo de la ilustración, y así mismo fue un notable muralista, de esta última faceta, su obra más conocida y sobresaliente son los murales alegóricos, que realizó en el Monasterio de La Rábida, en Palos de la Frontera, Huelva, entre 1927 y 1930, y que contribuyeron a su consagración.

En 1948 fundó la Escuela de Paisajes en la Universidad Hispanoamericana, y en 1949 fue nombrado académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.
En 1962 expuso en la Sala Quixote y realizó su último lienzo.

 photo 780 Daniel Vaacutezquez Diacuteaz - 7 Boats in the Bidasoa 1924_zps8f3uobng.jpg

En los últimos años de su vida fue nombrado Hijo Adoptivo de Madrid, desde 1929 ya lo era de Fuenterrabía; fue nombrado Vicepresidente del patronato del Museo del Prado y Caballero Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica.

Murió en Madrid, el 17 de marzo de 1969.
Su obra está representada en numerosos museos españoles,extranjeros e importantes colecciones públicas y privadas, entre ellos, el Museo Reina Sofía de Madrid, El Museo de Bellas Artes de Sevilla y el Museo de Bellas Artes de Bilbao.

*Entrada actualizada y ampliada el 17 de enero de 2017.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply Eugenio Hermoso: El pintor de los colores de Extremadura - Trianarts Febrero 2, 2016 at 1:07 am

    […] asidua el Ateneo y el Círculo de Bellas Artes, donde conoció y entabló amistad entre otros con Daniel Vázquez Díaz, Julio Romero de Torres, Antonio Ortiz Echagüe y José Gutierrez Solana; fue elogiado por […]

  • Deja un comentario