Poesia

Mi recuerdo a Manuel Machado: Retrato

enero 19, 2016

“Cádiz, salada claridad. Granada,
agua oculta que llora.
Romana y mora, Córdoba callada.
Málaga cantaora.
Almería, dorada.
Plateado, Jaén. Huelva, la orilla
de las tres carabelas.
Y Sevilla.”

MM

Rcordamos al poeta sevillano en el aniversario de su muerte.

“Retrato”

Esta es mi cara y ésta es mi alma: leed.
Unos ojos de hastío y una boca de sed…
Lo demás, nada… Vida… Cosas… Lo que se sabe…
Calaveradas, amoríos… Nada grave,
Un poco de locura, un algo de poesía,
una gota del vino de la melancolía…
¿Vicios? Todos. Ninguno… Jugador, no lo he sido;
ni gozo lo ganado, ni siento lo perdido.
Bebo, por no negar mi tierra de Sevilla,
media docena de cañas de manzanilla.
Las mujeres… -sin ser un tenorio, ¡eso no!-,
tengo una que me quiere y otra a quien quiero yo.

Me acuso de no amar sino muy vagamente
una porción de cosas que encantan a la gente…
La agilidad, el tino, la gracia, la destreza,
más que la voluntad, la fuerza, la grandeza…
Mi elegancia es buscada, rebuscada. Prefiero,
a olor helénico y puro, lo “chic” y lo torero.
Un destello de sol y una risa oportuna
amo más que las languideces de la luna
Medio gitano y medio parisién -dice el vulgo-,
Con Montmartre y con la Macarena comulgo…
Y antes que un tal poeta, mi deseo primero
hubiera sido ser un buen banderillero.
Es tarde… Voy de prisa por la vida. Y mi risa
es alegre, aunque no niego que llevo prisa.

Manuel Machado

Manuel Machado Ruíz, nació en el número 20 de la calle de San Pedro Mártir Sevilla, el 29 de Agosto de 1874.
Hermano de Antonio Machado fue uno de los más destacados representantes del modernismo español y de trayectorias paralelas.
Al igual que Antonio heredó de su padre el amor por el “autentico carácter popular andaluz” y junto a él y a su familia nació y vio transcurrir su infancia en el Palacio de Dueñas en unas habitaciones que tenían alquiladas a la Casa Ducal de Alba, y aunque en algunas biografías se sostiene que su padre era administrador de dicha casa ducal, no se ha podido demostrar.
Con nueve años de edad, la familia se trasladó a Madrid, al conseguir Antonio Machado Núñez, el abuelo paterno, una cátedra en la Universidad Central.
Inició con sus hermanos sus estudios en la Institución Libre de Enseñanza, dirigida por Francisco Giner de los Ríos, gran amigo del abuelo de Manuel.
Tras estudiar el bachillerato, se licenció en 1897, en Filosofía y Letras.
Muy esporádicamente volvieron a Sevilla, aunque Andalucía fue siempre un referente vivo y nostálgico. Todos los hermanos heredaron de su padre el amor a lo auténtico del carácter popular andaluz.
Murió en Madrid, 19 de Enero de 1947, siendo enterrado en el cementerio de La Almudena.

También de Manuel Machado en este blog:

“Manuel Machado: Adelfos”: AQUÍ

“Manuel Machado Ruíz: La Lola”: AQUÍ

“Manuel Machado: El Querer”: AQUÍ

“Manuel Machado: Dice la fuente…”: AQUÍ

“Manuel Machado: El querer”

“Manuel Machado: Cantares”: AQUÍ

Bibliografía poética:

Tristes y alegres (1894)
Alma (1901).
Caprichos (1902).
Los cantares (1905).
La Fiesta Nacional (1906).
El mal poema (1909).
Apolo (1911).
Cante hondo (1916).
Ars moriendi (1921).
Phoenix (1936).
Horas de oro (1938).
Poesía. Opera omnia Lyrica (1940).
Cadencias de cadencias. Nuevas dedicatorias (1943).
Horario (1947).
La fiesta nacional
Cante hondo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply Bitacoras.com enero 19, 2014 at 4:38 pm

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: “Cádiz, salada claridad. Granada, agua oculta que llora. Romana y mora, Córdoba callada. Málaga cantaora. Almería, dorada. Plateado, Jaén. Huelva, la orilla de las tres carabelas. Y Sevilla.” MM Rcordamos al poeta se…

  • Reply Eugenio Hermoso: El pintor de los colores de Extremadura | Trianarts febrero 26, 2015 at 1:50 am

    […] Doré, donde se reunía una tertulia modernista, a la que asistían entre otros: Jacinto Benavente, Manuel Machado, Antonio Machado, Anselmo Miguel Nieto, Sebastián Miranda, Enrique Gómez Carrillo, y Francisco […]

  • Deja un comentario