Historia

Juana I de Castilla: Locura de amor

noviembre 6, 2018

Si tuviera que elegir un personaje histórico femenino de la antigua Historia de España, sin dudarlo sería Juana de Aragón y de Castilla, fue injustamente llamada y tomada por loca, aunque esta demencia lógicamente fuera consecuencia de su encierro que duró más de cuarenta años, donde fue incluso maltratada por orden, primero de su padre y después de su hijo. Por otra parte siempre manifestó, algo que su madre, la reina Isabel, trató de ocultar, fue su indiferencia a la religión.
Sin duda fue una mujer de gran inteligencia que, aunque rebelde e inconformista, sobrepuso siempre su lealtad a su padre y a su hijo antes que sus propios intereses. 

Nació un día como hoy…

Juana I de Castilla

Nació en Toledo, el 6 de noviembre de 1479. Miembro de la casa de Trastámara, fue la tercera hija de Fernando III de Aragón e Isabel I de Castilla.
Por nacimiento, fue infanta de Castilla y Aragón.

Fue reina de Castilla desde la muerte de su madre, en 1504 hasta 1555, y de Aragón y Navarra, desde 1516, fecha en la que murió el rey Fernando, hasta 1555.

Si bien es cierto que desde 1506 no ejerció ningún poder efectivo y desde 1509, primero por orden de su padre Fernando el Católico y después por la de su hijo el rey Carlos I, vivió encerrada en el castillo de Tordesillas.

Desde joven mostró signos de, cuanto menos, indiferencia religiosa, que su madre trató de mantener en secreto.

En 1496 se casó con Felipe de Austria, apodado «El Hermoso», archiduque de Austria, duque de Borgoña y Brabante y conde de Flandes; con él tuvo seis hijos. Tras la muerte de sus hermanos Juan e Isabel y de su sobrino Miguel de la Paz, se convirtió en heredera de las coronas de Castilla y de Aragón.

A la muerte de su madre, Isabel I, en 1504 fue proclamada reina de Castilla junto a su esposo; y a la de su padre, Fernando III de Aragón, en 1516 pasó a ser nominalmente reina de Navarra y soberana de la corona de Aragón.

Es por eso que el 25 de enero de 1516, fue teóricamente la primera reina de las coronas que conformaron la actual España.

No obstante desde 1506 su poder sólo fue nominal, siendo su hijo Carlos el rey efectivo de Castilla y de Aragón.

El levantamiento comunero de 1520 la sacó de su cárcel, y le pidió que encabezara la revuelta para restituirle el poder que por derecho debía ostentar, pero ella se negó a ponerse en contra de su hijo, y cuando éste derrotó y mandó ejecutar a los cabecillas, Bravo, Padilla y Maldonado, volvió a encerrarla, ordenando incluso que la torturasen si se negaba a cumplir los sacramentos católicos.

Fue apodada, como decíamos injustamente apodada «la Loca», por una supuesta enfermedad mental ocasionada por los celos hacia su marido y el dolor que sintió tras su muerte, argumento que «fue utilizado» por su padre primero y por su hijo después para mantenerla fuera del poder encerrada en el lúgubre castillo castellano de Tordesillas el resto de su vida, sólo se le permitía abandonarlo para visitar la tumba de su esposo, a escasa distancia del castillo, durante un tiempo, antes del  traslado definitivo de los restos de éste a la catedral de Granada, en 1525.

Murió en el castillo, el 12 de abril de 1555, tras 46 años de reclusión, obligada a vestir siempre de negro, con la única compañía de su última hija, Catalina, hasta que ésta salió en 1525, para casarse con Juan III de Portugal.
Tanto ella como su hija fueron ninguneadas y maltratadas física y psicológicamente por sus guardianes.

Este romance popular dedicado a ella lo aprendí de mi abuela hace más de 50 años… leyenda y romanticismo muy lejos de la realidad y el drama que vivió la reina Juana.

«Locura de amor»

De Isabel tuvo la sangre poderosa,
Y el sentir de su buen padre, Don Fernando,
La belleza de Granada fue en sus ojos,
Talismán de un corazón enamorado,
Burgos clama por su reina,
Valladolid le da un Palio
y un mesón que hay en Tudela,
acecha al enamorado,

A los pies del rey hermoso,
Sin descanso noche y día,
La nobleza de Castilla,
Suplicante le pedía,

Celos de la luz y el viento, que tormento,
Celos de la mar y el aire,
Doña Juana está rendida, que fatiga,
Que no se lo diga nadie,
Reina Juana por qué lloras
Si es tu pena la mejor
Por que no fue mal cariño,
Que fue locura de amor.

Encerrada entre paredes de un castillo,
La esperanza de su amor se le desboca,
Y en la sombra de los largos corredores
Las doncellas rezan por su reina loca,
Burgos, llora su locura,
Valladolid se lamenta,
Tordesillas la recoge,
De celos, ya, medio muerta.
En Granada Don Felipe
Sueño de mármol reposa,
Y en Castilla vive presa,
La locura de su esposa,

Celos de la luz y el viento, que tormento,
Celos de la mar y el aire,
Don Felipe se ha dormido, su cariño,
Que no lo despierte, nadie
Reina Juana por que lloras
Si es tu pena la mejor
Por que no fue mal cariño,
Que fue locura de amor.

Romance popular

Romance de la Reina Juana:

**Esta entrada fue publicada en este blog el 11 de abril de 2010.  Ha sido actualizada y ampliada el 6 de noviembre de 2018.

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply Bitacoras.com abril 11, 2010 at 12:08 am

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Juana I de Castilla. Toledo, 6 de noviembre de 1479- Tordesillas (Valladolid), 12 de abril de 1555. Si tuviera que elegir un personaje histórico femenino de la Historia de España, sin dudarlo sería Juana de Castilla y de A……

  • Reply Tweets that mention Juana I de Castilla. “Locura de amor” | Triana -- Topsy.com abril 11, 2010 at 12:20 am

    […] This post was mentioned on Twitter by Trianarts, Trianarts and senovilla, Tony. Tony said: RT @Trianarts: Juana I de Castilla. “Locura de amor” http://bit.ly/adLY5D […]

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.