Poesia

Kostís Palamás: La muerte de los antiguos

enero 13, 2020


«… Y la poesía esa
es el refugio que odiamos con ardor.»
KP

Mi recuerdo al poeta griego en el aniversario de su nacimiento.

«La muerte de los antiguos»

Están encerrados aquí, entre las tumbas.
Están ocultos entre los manuscritos.
─¡Que la creación no llore por ellos como si hubiesen muerto!─
¡Oh las fuentes diáfanas del Pensamiento,
los cielos clarísimos del Arte,
los Inmortales y los Hermosos!

Son los maestros de la Verdad,
los seguidores de la intacta Belleza,
ancianos, ilesos, completamente jóvenes
y soles que se te entregan para que goces
siempre de ellos en la frescura de un abril.
Los Inmortales y los Hermosos.

Desde las playas de Jonia
y desde el cielo de Atenas que todo
lo convierte en espíritu cuando respira,
y desde la tierra inmaculada de Grecia,
la Sabiduría, la Palabra, el Ritmo.
Los Inmortales y los Hermosos.

Son los Platón y, tras ellos,
los filósofos, héroes de la Idea,
y la Virtud con ellos va diciendo: «Soy la valentía».
Son los Horneros y, tras ellos,
todos los cantores y los creadores de los Olimpos.
¡Los Inmortales y los Hermosos!

Abandonan su última patria
impulsados por un soplo en verdad impetuoso.
Se convierten en gitanos y hebreos,
pero siempre son vencedores, aunque sin casas.
Y se convierten en ciudadanos del mundo,
los Inmortales y los Hermosos.

Kostís Palamás

De: «El dodecálogo del gitano», 1907
Recogido en: Antología de la poesía neohelénica. Desde mediados del siglo XI hasta nuestros días.
Traducción, selección y prólogo de J. Antonio Moreno Jurado.
Ediciones Clásicas, Madrid, 1997
ISBN: 978-84-78823-10-9

Poema original en griego:

«Ο θάνατος των αρχαίων «

«Είν’ εδώ κλειστοί μες στα κιβούρια,
μες στα τυλιγάδια είναι κρυμμένοι,
—για νεκρούς η πλάση ας μην τους κλαίει!—
ω οι πηγές οι αθόλωτες της Σκέψης,
οι ασυγνέφιαστοι της Τέχνης ουρανοί,
οι Αθάνατοι κι οι Ωραίοι.

Κι είναι της Αλήθειας οι διδάχοι,
της ακέριας Ομορφάδας οι πιστοί,
γεροί, απείραχτοι, όλο νέοι,
και ήλιοι που σου δίνονται να τους χαρείς
πάντα μες στο δρόσος κάποιου Απρίλη·
οι Αθάνατοι κι οι Ωραίοι.

Από τους γιαλούς της Ιωνίας
κι από της Αθήνας τον αέρα
που όλα πνέματα τα κάνει καθώς πνέει,
κι από της Ελλάδας τ’ αγνά χώματα,
η Σοφία, ο Λόγος, ο Ρυθμός·
οι Αθάνατοι κι οι Ωραίοι

Κι είναι οι Πλάτωνες, και πίσω τους,
της Ιδέας ήρωες, οι φιλόσοφοι,
κι η Αρετή μ’ αυτούς «η λεβεντιά είμαι!» λέει·
κι είναι οι Όμηροι, και πίσω τους
όλοι οι ψάλτες και των Όλυμπων οι πλάστες·
οι Αθάνατοι κι οι Ωραίοι.

Τη στερνή πατρίδα τους την παρατάν
από φύσημα διωγμένοι ορμητικότατο,
γύφτοι γίνονται κι Εβραίοι,
όμως πάντα, κι ερμοσπίτες, νικητές·
και του κόσμου γίνονται πολίτες,
οι Αθάνατοι κι οι Ωραίοι!»

Κωστής Παλαμάς

Kostís Palamás (Κωστής Παλαμάς) nació en Patras, Grecia, el 13 de enero de 1859.
Poeta y dramaturgo, fue el autor de la letra del himno Olímpico.
Comenzó a escribir poesía con nueve años de edad.
En 1875 marchó a Atenas para estudiar Derecho, carrera que pronto para dedicarse a la literatura.
En 1897 fue nombrado secretario de la Universidad de Atenas, cargo que mantuvo hasta su jubilación en 1928.
En su primer libro, Las canciones de mi patria, celebra la belleza de las canciones tradicionales griegas y el valor estético de la lengua popular. Su Himno a Atenea, compuesto en decapentasílabos, supone una celebración del paganismo como base de la civilización griega y expresión del culto a la naturaleza y a luz que ama el poeta. Los ojos de mi alma toma su título de un verso de Dionisos Solomós y supone un giro hacia el intimismo y la poética simbolista. La tumba es una elegía por la muerte de uno de sus hijos y un lamento por la situación del país.
El dodecálogo del gitano se han comparado con La leyenda de los siglos de Victor Hugo: se trata de una epopeya cuyo protagonista colectivo es el pueblo gitano, de destino incierto. Tras la muerte de todas las religiones, los dioses resucitan gracias al poder creador de la música.
El caramillo del rey evoca la grandeza de Bizancio, que renueva la civilización clásica y sirve de base al helenismo moderno.
En Palamás se manifiesta una tentación constante de caer en la desesperación superada por una fidelidad irracional, casi mística, a la “desnudez inmortal de Grecia”:
Murió en Atenas, el 27 de febrero de 1943.

También de Kostís Palamás en este blog

«Kostís Palamás: La tumba»: AQUÍ

Bibiografía:

as canciones de mi patria (1886)
Himno a Atenea (1889)
Los ojos de mi alma (1892)
Yambos y anapestos (1897)
La tumba (1898)
Los saludos de la nacida de sol (1900)
La vida inquebrantable (1904)
El dodecálogo del gitano (1907)
El caramillo del rey (1910)
Las penas de la laguna (1912)
Altares (1915)
Contratiempos (1919)
Versos cobardes y duros (1928)
Pasos y saludos (1931)
Las noches de Fimios (1935)

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.