Pintura

Albert Bierstadt y el Oeste norteamericano

enero 7, 2018

Clic en la imagen para ver más obras

Albert Bierstadt

Nació en Solingen, Alemania, el 7 de enero de 1830.
Pintor aunque de nacimiento y origen alemán, con sólo dos años de edad inmigró junto a sus padres a Estados unidos, estableciéndose en New Bedford, Massachusetts, ciudad que en aquel tiempo contaba con una importante ballenera.

Inició su carrera en la pintura de forma autodidacta, practicando también con el daguerrotipo y la fotografía que estaba en sus inicios.

En 1853 que volvió a Europa, su idea inicial era contactar y contar con ser alumno del conocido pintor Joahann Peter Hasenclever, que era pariente lejano suyo, pero a su llegada, este acababa de fallecer.

Unos amigos de éste lograron su ingreso en la Kunstakademie de Düsseldorf, donde estudió pintura paisajística con los profesores Carl Friedrich Lessing y Andreas Aschenbach, de 1853 a 1857.

En este tiempo entró en contacto y entabló amistad con Emanuel Leutze y otros dos pintores estadounidenses, Emanuel Leutze y Worthington Whittredge, que viajaban por Europa en busca de paisajes que pintar.

Con Whittredge viajó por tierras alemanas, suizas e italianas realizando numerosos apuntes y dibujos que más tarde convirtió en lienzos de gran tamaño en su estudio, ya de vuelta en Estados Unidos.

En 1858 expuso en la National Academy of Design, institución de la que poco tiempo después sería miembro honorario.
En 1859 formó parte de la expedición del coronel Frederick W. Lander, que perseguía abrir una nueva ruta hacia el océano Pacífico.

Durante dicha expedición, tomó apuntes de las Montañas Rocosas y realizó fotografías estereoscópicas de los nativos, y aunque no fue el primero en pintar estas montañas, estos cuadros le dieron la fama, inicialmente en New Bedford, y después en Nueva York.

Realizaría un segundo viaje al Oeste en 1863 junto al famoso escritor Fitz Hugh Ludlow, que más tarde publicaría un libro en la que narraba la aventura que corrieron: “El corazón del continente”. Visitaron la costa del Pacífico, el valle de Yosemite y parte del estado de Oregón. De los apuntes que realizó, saldrían sus pinturas más notables y ambiciosas.

Volvió a Europa en 1867 junto a su esposa, exponiendo algunas de sus telas en Londres.
Continuó viajando por los entornos naturales más emblemáticos, como Yellowstone, Alaska, las Montañas Rocosas canadienses e incluso a los trópicos.

Sin embargo al final de su vida, su fama fue disminuyendo ante el avance imparable del impresionismo en Norteamérica, y que hizo que su pintura fuera considerada excesivamente teatral y pasada de moda.

Murió en Nueva York, en el más absoluto de los olvidos, el 18 de febrero de 1902.
En el Museo Thyssen Bornemisza de Madrid podemos ver cuatro de sus obras.

*Entrada actualizada el 7 de enero de 2018.

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply Bitacoras.com enero 13, 2015 at 8:52 pm

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Clic en la imagen para ver más obras Albert Bierstadt Nació el 7 de enero de 1830 en Solingen, Alemania. Pintor aunque de nacimiento y origen alemán, con sólo dos años de edad inmigró junto a sus padres a Estados unidos, esta..…

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.