Historia

Miguel de Mañara y el Hospital de la Caridad

mayo 9, 2019

Clic en la imagen para ver más obras

Miguel de Mañara y el Hospital de la Caridad

Miguel de Mañara Vicentelo de Leca, nació en Sevilla, el 3 de marzo de 1627.
Encarna a la perfección el espíritu brillante, terrible y contradictorio que el siglo XVII tenía Sevilla.

Como contraste con la miseria que padecía la ciudad, se levantaban palacios suntuosos donde la nobleza decadente, la clase mercantil que con la riqueza que provenía del  Comercio de Indias, se intentaba incorporar al carro de la nobleza y el poder social.

Mañara, conoció el máximo esplendor artístico de Sevilla, sobre todo en los temas religiosos, con representantes como Francisco de Zurbarán, Juan Valdés Leal, Bartolomé Esteban Murillo, y Juan Martínez Montañés, entre otros, pero también el de la pobreza y la miseria más extrema.

Miguel proveniente de una noble y rica familia, vivía por tanto inmerso en la religiosidad, pero sobre todo le temía a la muerte.
Cuando cuenta 22 años de edad, en 1649, se desató una epidemia de cólera que iba a matar a 50.000 sevillanos, casi la mitad de la población total de la ciudad en ese momento, murió su esposa y él decidió ingresar en la Hermandad de la Caridad, un año después fue nombrado Hermano Mayor, y desde entonces dedicó el resto de su vida a la causa de los pobres.

Llevó a cabo una gran obra en cuanto creó el Hospicio primero, que más tarde transformaría en el hoy conocido Hospital de la Santa Caridad, construyendo un amplio edificio y la iglesia anexa.

Según su primer biógrafo, el padre Juan de Cárdenas, paseaba Miguel Mañara a caballo por las orillas del río Guadalquivir en una calurosa tarde del verano de 1662, cuando fue a encontrarse en las proximidades del actual emplazamiento de la iglesia del Señor San Jorge con un grupo de hombres, a cuyo frente se hallaba el entonces hermano mayor de la Hermandad de la Santa Caridad, don Diego de Mirafuentes, con quien entabló un diálogo que le llevaría a su ingreso como hermano en la misma. La corporación se dedicaba a enterrar a los ahogados que devolvía el río, los muertos que aparecían por las calles y a los ajusticiados.

Aunque no hay ningún testimonio contemporáneo de tal actitud en él, el nombre de Mañara ha pasado a ser sinónimo de seductor, como recogen los versos de Antonio Machado: em>»Retrato» de «Campos de Castilla», en los que lo compara con el valleinclanesco Marqués de Bradomín.
«…Ni un seductor Mañara ni un Bradomín he sido
ya conocéis mi torpe aliño indumentario…»

La razón de esto proviene de una campaña difamatoria que se suscitó como consecuencia del proceso de beatificación a comienzos del siglo XIX, explicable por el anticlericalismo de los ambientes liberales, que se cebaron en la barroca confesión que representa el testimonio del propio Miguel de Mañara, que no deja de ser una autoflagelación tópica, y no necesariamente una descripción de comportamientos concretos.

Machado así mismo retomó el tema en «Don Guido»:
«… Gran pagano,
se hizo hermano
de una santa cofradía;
el Jueves Santo salía,
llevando un cirio en la mano
—¡aquel trueno!—,
vestido de nazareno…»

Murió en Sevilla, el 9 de mayo de 1679.

*Entrada publicada el 28 de Octubre de 2010. Ha sido actualizada y ampliada el 9 de mayo de 2018.

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Bitacoras.com octubre 28, 2010 at 10:22 am

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Miguel de Mañara Vicentelo de Leca, nació en Sevilla, el 3 de marzo de 1627.  Encarna a la perfección el espíritu brillante, terrible y contradictorio que el siglo XVII tenía Sevilla. Como contraste con la miseria que p……

  • Reply Tweets that mention Miguel de Mañara y el Hospital de la Caridad” | Trianarts -- Topsy.com octubre 28, 2010 at 10:39 am

    […] This post was mentioned on Twitter by Trianarts and Pilar, Club Bloggers. Club Bloggers said: #Post Miguel de Mañara y el Hospital de la Caridad” http://bit.ly/9EiPbG (vía @Trianarts) […]

  • Reply Juan de Valdés Leal: Maestro del Barroco Sevillano » Trianarts | Trianarts enero 2, 2013 at 6:12 pm

    […] “El fin de las glorias mundanas” y “In ictu oculti” que realizó para el Hospital de la Santa Caridad de Sevilla en 1672 y que aún se conservan en el […]

  • Reply Gioacchino Assereto: Los inicios del barroco genovés | Trianarts julio 2, 2014 at 3:43 pm

    […] de la posterior obra de Bartolomé Esteban Murillo sobre el mismo tema que se puede ver en el Hospital de la Caridad de la ciudad hispalense, obra que en un principio se atribuyó a Juan de Roelas, hasta que Roberto […]

  • Responder a Gioacchino Assereto: Los inicios del barroco genovés | Trianarts Cancelar respuesta

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.