Pintura

Pietro Longhi: Pintura de género veneciana

mayo 8, 2018

Clic en la imagen para ver más obras

Pietro Longhi

Pietro Falca, que era su nombre real, nació en Venecia, el 5 de noviembre de 1701.
Pintor y grabador conocido por sus escenas costumbristas e interiores, fue el preferido de la burguesía veneciana durante el segundo tercio del siglo XVIII.

No se sabe muy bien por qué ni en qué momento cambió su apellido por el de Longhi, ya que no existe ningún documento relativo a él anterior a 1732, año en el que contrajo matrimonio en Venecia.
Se formó al parecer, según su hijo, asistiendo durante varios años al taller de Antonio Balestra, seguidor de Carlo Maratta.

Algunos historiadores de arte, sostienen que es posible que en algún momento recibiría clases de Giuseppe Maria Crespi.
Sus pinturas iniciales fueron de temas históricos, que abandonó hacia 1737, para comenzar a realizar escenas de género en pequeño formato, al parecer por influjo de Crespi.

Siguiendo los pasos de Antoine Watteau y sus seguidores, logró crear una visión muy personal del cuadro-conversación, en el que, mediante fina ironía, supo refleja las costumbres de la sociedad veneciana.

Logró suplir en sus composiciones, gracias a la agudeza de observación y la originalidad de los temas, la falta de grandes dotes artísticas.
Ese mismo año se inscribió por primera vez en la fraglia de Venecia, el gremio de pintores.

Es muy difícil no obstante hacer una relación cronológica de su obra, ya que no firmaba sus cuadros, aunque si se sabe que sus primeras composiciones eran escenas de la vida cotidiana, entre ellas: “La Polenta” y escenas de bailes o tabernas, como “El borracho”, o “La pareja feliz”.

En 1741 pintó una de sus mejores obras: “El concierto”, albergado en la Galleria dell’Accademia de Venecia, una escena de pequeño formato realizada con una suave paleta de colores en el interior de una residencia noble de Venecia.
Este tipo de escenas que fueron una constante durante toda su carrera, le dieron fama y éxito y adornaron las mansiones de las más importantes  familias venecianas.

En 1751 se expuso en Venecia “El rinoceronte llamado Clara”, que había podido admirarse anteriormente en Núremberg, Stuttgart y Estrasburgo, actualmente albergado en la National Gallery de Londres.

En el citado lienzo podemos ver una escena en la que unos unos curiosos que ven el espectáculo desde la tribuna de madera, delante de la cual se encuentra el rinoceronte que sin inmutarse come con el forraje, mientras que ninguno de los espectadores observe directamente al animal.

La elegante dama con el tricornio y la capucha de encaje mira al espectador del cuadro; su enigmático acompañante enmascarado, al igual que el lacayo a su derecha, tiene la mirada puesta en el vacío; el hombre de la pipa de barro, en el borde derecho del cuadro, medita absorto en sus pensamientos; la mujer de la pañoleta verde mira al otro lado y su vecina observa inmóvil a través de un antifaz negro. Ni siquiera la niña muestra interés. Todos están rígidos en su aparente viveza, irreales tras la máscara o la fisonomía.

Delante de esta indiferencia silenciosa, el rinoceronte: pesado, apático, simple, pintado con una cierta ingenuidad; el cartel lo identifica como “Vero Ritratto di un Rinocerotto”, el verdadero retrato de un animal que, en su exotismo, es lo único real. Por el contrario, el mundo cotidiano veneciano se ha convertido en lo realmente extraño, pues no es más que máscara, disfraz, antifaz, sombras de la realidad, a la que no puede devolver ni siquiera la sorpresa.

En 1756 fue elegido miembro de la Academia de Venecia de Pintura y Escultura, que en ese momento presidia Giovanni Battista Tiepolo.
Ejercería como profesor en la citada Academia de 1758 a 1780.

Desde 1763 dirigió la Academia de Dibujo y Grabado, hasta 1765, que la institución cerró sus puertas en tras la repentina muerte de Almoró Pisasni, primogénito de la familia fundadora de la misma.
A partir de 1765, aumentó su producción como retratista, ya que su hijo Alessandro, ya colaboraba con él.
En 1779 participó en la elección a la Academia del joven escultor Antonio Canova.
En abril de 1785 cayó enfermo de gravedad, muriendo diez días más tarde, el día 8 de mayo.

*Entrada actualizada y ampliada el 8 de mayo de 2018.

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.