Poesia

Ivo Serge: Obrero del salitre

diciembre 21, 2018

» Herrumbre, ruinas y escombros.
Y la soledad y el silencio
aullando a través del espejismo…»
IS

El 21 Diciembre 1907, se perpetró la masacre en la Escuela Santa María de Iquique**, en recuerdo de todos aquellos obreros:

«Obrero del salitre»

En ti ruge la sangre como un río
donde el sol restregara su cabeza.
Tu puño es una flor de fortaleza.
Da a las piedras tu pecho el señorío.

El espejismo eras con tu brío y
del viento recoges tu destreza.

Si quisiese la tierra otra corteza
Sólo tu piel sirviera a su albedrío.
Establece tu espalda nueva rampa:
allá la luz su médula difunde,
y te penetra y dora el esqueleto.

Un rajo fecundo, ávido y secreto
te prolonga la frente y la confunde con
la huella más tibia de la pampa.

Ivo Serge

Antonio Rendic Ivanovic, conocido como Ivo Serge, nació el 21 de diciembre de 1896, en Isla de Brac,  Croacia.
Médico y poeta, nacido croata pero nacionalizado en Chile, fue conocido como «El médico de los pobres» y «Apóstol de los humildes», ya que se dedicaba a estos, viendo, tratando y ayudando de forma gratuita a decenas de personas cada día.
Murió en Antofagasta, Chile, el 13 de febrero de 1993

*La fotografía nos muestra a un grupo de obreros del salitre en Chile a principios del siglo XX:
**»A principios del siglo XX, cientos de obreros, dejaron sus vidas, trabajando en el desierto para las compañías extranjeras propietarias de las Oficinas en las que se extraía y procesaba la sal que se iba para el mundo desarrollado.

La masacre de la Escuela Santa María de Iquique fue una matanza de trabajadores del salitre cometida en Chile el 21 de diciembre de 1907. Oficialmente se registraron 126 personas muertas de diversas nacionalidades que se encontraban en huelga general fueron asesinadas por el Ejército mientras se alojaban en la Escuela Domingo Santa María del puerto de Iquique. Otras versiones hablan de 700 y de 3600.
La tragedia acaeció en la época del auge de la producción salitrera en Antofagasta y Tarapacá, bajo los gobiernos parlamentarios. La huelga, provocada por las míseras condiciones de trabajo y la explotación de los obreros, fue reprimida por medio del indiscriminado uso de la fuerza armada por parte del gobierno del presidente Pedro Montt.
El general Roberto Silva Renard —al mando de las unidades militares bajo instrucciones del ministro del interior Rafael Sotomayor Gaete— ordenó reprimir las protestas. Las tropas acabaron con la vida de los trabajadores junto con sus familias y dieron un trato especialmente duro a los sobrevivientes.
Algunos afirman que, en cambio, fueron asesinadas 2200 a 3600 personas y estiman que un alto número no determinado eran peruanos y bolivianos, quienes, a pesar del pedido de sus cónsules, se negaron a abandonar el movimiento.
En la actualidad, muchas de éstas verdaderas ciudades abandonadas en el desierto son «Patrimonio de la Humanidad», Humberstone, Santa Laura, Chacabuco, entre ellas, sitios de enorme belleza y trágico recuerdo.

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Bitacoras.com enero 21, 2012 at 12:56 am

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: ” Herrumbre, ruinas y escombros. Y la soledad y el silencio aullando a través del espejismo. Y ahí están sus maestranzas inactivas, las bateas sedientas, los cachuchos destrozados y las canchas con sus vientres vacíos b……

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.