Pintura

Renato Guttuso: Expresionismo y compromiso

diciembre 26, 2018

Click en la imagen para ver más obras

Renato Guttuso

Nació en Bagheria, Italia, el 26 de diciembre de 1911.
Su partida de nacimiento está fechado el 2 de enero de 1912, en Palermo,  por problemas administrativos en su localidad natal, debido a las ideas liberales de sus padres.

Fue uno de los pintores sicilianos más importante del siglo XIX.
Comenzó a pintar muy joven, influenciado por la pasión de su padre que era pintor aficionado de acuarelas; hay obras suyas firmadas y datadas cuando contaba  sólo con trece años de edad.

Sus primeras influencias fueron de los paisajistas italianos del siglo XIX, de Jean Fraçoise Millet y de su contemporáneo Carlo Carrá.
Durante su adolescencia asistió al taller del pintor futurista Pippo Rizzo, en Palermo, y en 1928, exhibió su pintura por primera vez en una muestra colectiva en Palermo.

Representó en su pintura la crisis siciliana del período de la posguerra. En Palermo asistió a la total ruina de la nobleza, y de las espléndidas mansiones del Settecento, que fueron objeto de una verdadero desastre urbanístico propiciado por las luchas políticas, algo que se refleja en sus pinturas, en las que se puede apreciar un ensombrecimiento estilístico.

Así mismo su familia pasó enormes dificultades económicas debido a la abierta hostilidad de los representantes eclesiásticos, y de los fascistas hacia su padre. Aún así, logró continuar sus estudios en la Escuela Secundaria de Palermo, y más tarde en la Facultad de Bellas Artes, donde su formación se vio totalmente influida por las corrientes figurativas europeas, sobre todo por Gustave Courbet, Vincent Van Gogh y Pablo Picasso.

Logró pronto triunfar con su pintura primero en Milán y después en toda Europa.
En su expresionismo la naturaleza esplendorosa  es un elemento casi omnipresente en su obra, en la plasma frecuentemente limoneros y olivos encuadrados en un ambiente que discurre entre el mito y la soledad de su isla.

A principios de la década de 1930 abrió un estudio en Palermo junto a otros pintores: Lia Pasqualino, y Barbera y Nino Franchina, con los que formó el “Gruppo dei Quattro”, que rechazó todo canon académico, las figuras de sus cuadros flotan libres en el espacio y exploran el sentido puro del color.

Posteriormente fundó el movimiento “Corrente”, desde el que se opuso a la cultura oficial, desempeñando además una fuerte oposición al fascismo, que es patente ya desde los años de la Guerra Civil Española, la que sería el preludio de la Segunda Guerra Mundial.

Toda su carrera utilizó el arte como arma social, que reveló como compromiso moral y político, se puede ver en pinturas como “Fucilazione in Campagna”, de 1938, en honor a Federico García Lorca y “Huida desde el Etna”.

Se trasladó a Roma, donde abrió un estudio en vía Margutta, frecuentando en la capital italiana el círculo de artistas más significativos de Italia: Mario Mafai, Corrado Cagli, Antonello Trombadori, a la vez que mantuvo contactos con el grupo de Milán de Treccani, Giacomo Manzù, Aligi Sassu.
La obra con la que logra la cima de su fama hasta ese momento: “Crucifixión”, en la que denuncia los horrores de la guerra utilizando un elemento religioso, recibe como era de esperar el rechazo de la Iglesia. El pintor anota en su diario respecto al cuadro: “… es el símbolo de todos los que soportan ultraje, cárcel y tortura por sus ideales”.

Continuó pintando durante el transcurso de la Segunda Guerra Mundial, realizando en este tiempo naturalezas muertas de elementos propios de las humildes casas de su tierra. De esta época es también la colección de dibujos “Massacri”, en los que denuncia las matanzas de los nazis y los fascistas, como “La masacre de las Fosas Ardeatinas”.

Al finalizar la contienda, pinta en 1945, “Albañiles en reposo”, tinta china y acuarela, que es como un nuevo aliento de esperanza en sus obras, un símbolo de nueva vida del cual Pier Paolo Pasolini escribio en 1962:

“Las figuras de diez obreros
emergen blancas sobre ladrillos blancos
el mediodía es el de un verano.
Pero las carnes humilladas
hacen sombra: y el orden desarreglado
de los blancos es fielmente seguido
por el color negro. El mediodía es de paz”.

En 1950  se unió al proyecto de la colección Verzocchi (actualmente en la Pinacoteca cívica de Forlì), al que envió un autorretrato y la obra “Trabajador siciliano”.

Fascinado por la obra de Dante, realizó en 1961 una serie de dibujos en color, entre ellos: “Il Dante di Guttuso”, en los que representó personajes del “Infierno” de La Divina Comedia, como ejemplos de la historia humana.

En 1970 ejecutó un ciclo dedicado a la figura femenina, por otra parte, dominante en su pintura tanto como en su vida, como “Mujeres, habitaciones, paisajes, objetos” de 1967 y una serie de retratos de Marta Marzotto, musa inspiradora y su modelo preferido durante muchos años.
Su pintura sobre Palermo más famosa es “La Vucciria”, de un crudo y sangriento realismo, caracteriza uno de los muchos elementos propios de la capital siciliana.

Tras la muerte de su esposa, se acercó poco a poco a la fe cristiana, de la cual supo seguramente defender a su manera los valores humanos y de misericordia para los oprimidos.
Donó a su pueblo natal Bagheria, en Sicilia, una parte importante de su obra que actualmente se alberga en el Museo de Villa Católica.
Murió en Roma, el 18 de enero de 1987.

*Entrada publicada el 7 de enero de 2013. Ha sido actualizada y ampliada el 26 de diciembre de 2017.

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply Bitacoras.com enero 8, 2013 at 12:48 am

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Click en la imagen para ver más obras Renato Guttuso Nació en Bagheria, el 26 de diciembre de 1911. Su partida de nacimiento está fechado el 2 de enero de 2012 en Palermo por problemas administrativos en su localidad natal, d…..

  • Reply Balthus: Figurativismo sin etiquetas - Trianarts octubre 26, 2015 at 11:50 pm

    […] En 1961 marchó a Roma para presidir la la Académie de France, en Villa Médicis, en Roma, puesto para el que había sido nombrado por André Malraux. En la ciudad eterna conoció y entabló una gran amistad con Federico Fellini y el pintor Renato Guttuso. […]

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.