Poesia

René Char: La lujuria

noviembre 9, 2013

«La lujuria»

El águila ve como se borran gradualmente las huellas de la memoria helada
La extensión de la soledad hace apenas visible la presa que huye
A través de cada una de las regiones
Donde uno mata donde a uno lo matan libremente
Presa insensible

Proyectada indistintamente
Más acá del deseo y más allá de la muerte

El soñador embalsamado en su camisa de fuerza
Rodeado de utensilios efímeros
Figuras que se desvanecen apenas formadas
Su revolución celebra la apoteosis de la vida que declina
La desaparición progresiva de las partes lamidas
La caída de los torrentes en la opacidad de las tumbas
Los sudores y malestares que anuncian el fuego central
Y finalmente el universo con todo su pecho atlético
Necrópolis fluvial
Después del diluvio de los rabdomantes

Ese fanático de las nubes
Tiene el poder sobrenatural
De desplazar a considerables distancias
Los paisajes habituales
De romper la armonía acumulada
De tomar irreconocibles los lugares fúnebres
Al día siguiente de los homicidios provechosos
Sin que la conciencia originaria
Se cubra con el deslizamiento purificador del suelo.

René Char

De: «El Martillo sin dueño»

Traducciòn de Aldo Pellegrini

Poema original en francés:

«La luxure»

L’aigle voit de plus en plus s’effacer les pistes de la mémoire gelée
L’étendue de solitude rend à peine visible la proie filante
A travers chacune des régions
Où l’on tue où l’on est tué sans contrainte
Proie insensible
Projetée indistinctement
En deçà du désir et au-delà de la mort

Le rêveur embaumé dans sa camisole de force
Entouré d’outils temporaires
Figures aussitôt évanouies que composées
Leur révolution célèbre l’apothéose de la vie declinante
La disparition progressive des parties léchées
La chute des torrents dans l’opacité des tombeaux
Les sueurs et les malaises annonciateurs du feu central
L’univers enfin de toute sa poitrine athlétique
Nécropole fluviale
Après le déluge des sourciers

Ce fanatique des nuages
A le pouvoir surnaturel
De déplacer sur des distances considérables
Les paysages habituels
De rompre l’harmonie agglomérée
De rendre méconnaissables les lieux funèbres
Au lendemain des meurtres productifs
Sans que la conscience originelle
Se couvre du purificateur glisse.

René Char

René Char nació en L’Isle-sur-Sorgue, Vaucluse, Francia, el 14 de junio de 1907.
Murió en París, el 19 de febrero de 1988.

*La imagen es el óleo de Bartholomeus Spranger «Jupiter and Antiope», de 1590.

También de René Char en este blog:

«René Char: Alta fuente, de Cantos de la Balandrane»: AQUÍ

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Recordando a René Char: Desherencia | Trianarts junio 14, 2013 at 11:42 am

    […] “René Char: La lujuria”: AQUÍ […]

  • Reply René Char: El juicio de octubre | Trianarts octubre 6, 2013 at 7:33 pm

    […] “René Char: La lujuria”: AQUÍ […]

  • Reply René Char: Yo habito un dolor | Trianarts junio 13, 2014 at 11:35 pm

    […] “René Char: La lujuria”: AQUÍ […]

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.