Poesia

Robert Browning: El ángel guardián

mayo 7, 2018

“….Ocurre que a este mundo y a todo el mal que causa
Le pueden dar la espalda, seguros en la gloria,
Miguel y Rafael, en torno a cuyas obras
Pululáis y zumbáis, ¡gentes de poco seso!…”

RB

Mi recuerdo al poeta inglés en el aniversario de su nacimiento.

“El ángel guardián”

Pintura de Guercino en Fano.

I

QUERIDO y gran ángel, ¡si tan solo dejaras
A ese niño conmigo, apenas hayas finalizado!
Déjame sentarme aquí todo el día, y cuando la noche
Te encuentre con tu misión cumplida
Y sea la hora de la partida, tú, suspendiendo
Tu vuelo, veas a otro niño que has de atender,
Uno más, para calmar y recobrar.

II

Entonces te percibiré paso a paso, no más,
Desde donde estás ahora, hacia donde miro
-Y de súbito por encima me cubrirás la cabeza
Con esas alas, la blancura sobre el niño que reza
Ahora en esa tumba-, y te sentiré protegiéndome
A mí de todo este mundo; por mí, dejando allá
En el cielo el hogar que aguarda, abiertas sus puertas.

V

¡Cuán pronto sería reparado todo mal mundano!
Pienso en cómo debería ver la tierra, los cielos
Y el mar, cuando de nuevo tenga mi sien despejada
Luego de tu cura, con tan nuevos ojos.
¡Oh mundo, tal como Dios lo ha hecho!
Todo es belleza:
Y saber esto es amor, y el amor, deber.
¿Qué más se puede afirmar o pretender?

Robert Browning

Poema original en inglés:

“The Guardian Angel”

A Picture by Guercino at Fano

DEAR and great Angel, wouldst thou only leave
That child, when thou hast done with him, for me!
Let me sit all the day here, that when eve
Shall find performed thy special ministry,
And time come for departure, thou, suspending
Thy flight, may’st see another child for tending,
Another still to quiet and retrieve.

Then I shall feel thee step one step, no more,
From where thou standest now, to where I gaze.
—And suddenly my head is covered o’er 10
With those wings, white above the child who prays
Now on that tomb—and I shall feel thee guarding
Me, out of all the world; for me discarding
Yon heaven thy home, that waits and opes its door.

I would not look up thither past thy head
Because the door opes, like that child, I know,
For I should have thy gracious face instead,
Thou bird of God! And wilt thou bend me low
Like him, and lay, like his, my hands together,
And lift them up to pray, and gently tether
Me, as thy lamb there, with thy garment’s spread?

If this was ever granted, I would rest
My head beneath thine, while thy healing hands
Close-covered both my eyes beside thy breast,
Pressing the brain, which too much thought expands,
Back to its proper size again, and smoothing
Distortion down till every nerve had soothing,
And all lay quiet, happy and suppressed.

How soon all worldly wrong would be repaired!
I think how I should view the earth and skies
And sea, when once again my brow was bared
After thy healing, with such different eyes.
O world, as God has made it! All is beauty:
And knowing this is love, and love is duty.
What further may be sought for or declared?

Robert Browning

Robert Browning nació en Camberwell, Surrey, Reino Unido, el 7 de mayo de 1812.
Poeta y dramaturgo, que debe su fama, sobre todo, a una colección de prosa poética de una innovadora forma poética, el monólogo dramático, género que fue creado por el Ulysses de Tennyson en 1842, y que él llevó a su perfección.
Ejerció una importante influencia sobre poetas posteriores como T. S. Eliot, Ezra Pound y otros poetas de habla no inglesa.
Murió en Venecia, el 12 de diciembre de 1889, y está enterrado en el Rincón del Poeta de la Abadía de Westminster de Londres.

También de Robert Browning en este blog:

“Robert Browning: Encuentro nocturno”: AQUÍ

*La imagen es una obra de Il Guercino que se encuentra en Fano, ciudad costera de Italia, ubicada en la provincia de Pesaro y Urbino: “El Ángel Guardián”, en cuya pintura se inspiró Browning para este poema.

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Bitacoras.com agosto 2, 2014 at 6:02 pm

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: “….Ocurre que a este mundo y a todo el mal que causa Le pueden dar la espalda, seguros en la gloria, Miguel y Rafael, en torno a cuyas obras Pululáis y zumbáis, ¡gentes de poco seso!…” RB “El ángel guardián” …

  • Reply Recordando a Robert Browning: Encuentro nocturno » Trianarts junio 29, 2015 at 9:15 pm

    […] “Robert Browning: El ángel guardián”: AQUÍ […]

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.