Pintura

Ben Shahn: Realismo social y compromiso

Junio 13, 2014

Clic en la imagen para ver más obras

Ben Shahn

Nació el 12 de septiembre de 1898 en Kaunas, Lituania.
Fue un artista polifacético, pintor, ilustrador, artista gráfico, fotógrafo y escritor que desarrolló toda su carrera en los Estados Unidos.
En cuanto a la pintura, alcanzó la fama con sus obras de realismo social, desde su punto de vista de ideología de izquierdas, al igual que con sus discursos y publicaciones en “The Shape of Content”.
En el momento que nació se estaba produciendo la ocupación de su país por parte del Imperio Ruso, en el seno de una familia judía.

En 1902 su padre, sospechoso de ser activista revolucionario, fue deportado a Siberia, Shahn, su madre y sus dos hermanos más jóvenes se trasladaron a Vilkomir, en Ukmergė.
En 1906, después de que el padre hubiera logrado escapar de Siberia, la familia se reúne en Estados Unidos donde ya se encontraba Hessel. Fijan su residencia en el barrio de Williamsburg en Brooklyn, Nueva York.

Shahn interesado por el dibujo desde que era un niño, inició su formación trabajando como aprendiz de litógrafo. Esta experiencia es visible en su obra posterior, en las que con frecuencia unió imágenes y textos. Utilizó sobre todo en su técnica la tempera al huevo, algo que era frecuente entre los artistas que practicaban el realismo social.

Comenzó a estudiar Biología en Nueva York en 1919, carrera que abandona en 1921 para dedicarse al arte. Comienza a asistir al City College inicialmente y posteriormente logra ingresar en la National Academy of Design.
Tras su matrimonio con Tillie Goldstein, ambos viajan al Norte de África y después a Europa, visitando los centros neurálgicos del arte en aquellos años vanguardistas, recorrido que hacían que la mayor parte de los artistas de todo el mundo en esa época.

Estudió a los grandes artistas europeos, interesándose especialmente por las obras de Henri Matisse, Raoul Dufy, Georges Rouault, Pablo Picasso y Paul Klee. Además de estos fue influenciado por algunos de sus contemporáneos, como Walker Evans, Diego Rivera y Jean Charlot.
Sin embargo las obras que surgieron de la inspiración de estos viajes, nunca le gustaron, decía que adolecían de originalidad.
Es por esto que desistió de practicar basándose en el arte europeo, para madurar y desarrollar su estilo definitivo dentro del realismo social.

De esta época es su serie sobre los juicios a Sacco y Vanzetti, fueron 23 pinturas al gouache, en las que expresó los avatares políticos de aquellos años y apartándose de forma definitiva del academicismo; “La pasión de Sacco y Vanzetti”, fue expuesta en 1932, recibiendo una elogiosa crítica y gran aceptación entre el público. Con estas pinturas, se afianzó definitivamente su estilo.

A continuación realizó su serie sobre el líder entre los trabajadores de California, Tom Mooney, lo que le supuso el reconocimiento y admiración de Diego Rivera, cuando este trabajaba en el mural del Rockefeller Center.
En 1935, gracias a la recomendación de Walker Evans, gran amigo y antiguo compañero de habitación, llegó hasta Roy Stryke, uniéndose al al grupo de fotógrafos en la “Farm Security Administration” (FSA), viajando y fotografiando el deprimido, su modo de vida y las condiciones de trabajo del sur norteamericano, junto a Walker Evans y Dorothea Lange, ( En una próxima entrada en este blog, hablaremos y mostraremos una muestra de sus magnificas fotografías.), auténticos documentos sociales.

En 1939, junto a su segunda esposa, realizaron trece murales inspirados en el poema de Walt Whitman “I See America Working”.
Durante los años de la II Guerra Mundial, trabajó para la Oficina de Información de Guerra (OWI), pero tachadas como exentas de patriotismo, los preferidos en ese momento, fueron desechados casi en su totalidad, sólo dos de sus carteles fueron publicados.

De su producción durante la guerra destacan sus cuadros contra la guerra, dotadas de un sentimiento en el que encontró otras formas de expresión, como “Death on the Beach”, en el que representa la desolación y la soledad de la guerra.
En 1945 pintó la “Liberación de París”, en el que vemos a unos niños jugando entre en los escombros.
A pesar de su creciente fama, sólo aceptó trabajos en los que pudiera plasmar algún valor personal o social.

Ya encumbrado como un gran artista, fue enviado, junto con Willem de Kooning , para representar a Estados Unidos en la Bienal de Venecia de 1954.
De 1961 a 1967, trabajó en las realización de las vidrieras del templo Beth Sión, un Buffalo, sinagoga de Nueva York diseñada por Harrison y Abramovitz.

Fue elegido miembro de la Academia Americana de las Artes y las Ciencias, del Instituto Nacional de Artes y Letras y de la Academia dell ‘Arte e del Disegno de Florencia.
Fue reconocido por El Art Directors Club de Salón de la Fama como “uno de los grandes maestros del siglo XX.

Estuvo enormemente activo como académico en las dos últimas décadas de su vida. Recibió doctorados honorarios de la Universidad de Princeton y la Universidad de Harvard, de esta última ejerció como profesor.
Sus escritos publicados, incluyendo la “Biografía de la pintura” de 1956 y “The Shape of Content” de 1960, son obras de gran influencia en el mundo del arte.
Murió el 14 de marzo de 1969.

*Entrada publicada el 17 de enero de 2013. Actualizada y ampliada el 13 de junio de 2014.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Grandes Fotógrafos: Ben Shahn y La gran depresión | Trianarts Diciembre 5, 2013 at 11:38 pm

    […] En una entrada anterior de este blog podéis leer su biografía y una muestra de su obra pictórica: “Ben Shahn: Realismo social y compromiso”: AQUÍ . […]

  • Deja un comentario