Pintura

Colin Campbell Cooper: El impresionista de los rascacielos

noviembre 6, 2017

Clic en la imagen para ver más obras

Colin Campbell Cooper

Nació el 8 de marzo de 1856.
Impresionista al que hicieron famoso sus paisajes urbanos arquitectónicos, sobre todo de rascacielos neoyorquinos, de Filadelfia, y Chicago.

Igualmente realizó numerosas panorámicas naturales, flores y algunos retratos.
Perteneciente a una familia bien acomodada con raíces inglesas e irlandesas. Estuvo casado con Emma Lampert Cooper, una gran y reconocida pintora. Su madre fue pintora de acuarelas.

Comenzó a interesarse por el arte tras visitar la Exposición de Filadelfia de 1876, encontrando el apoyo de sus padres para iniciar su carrera artística.

En 1879 ingresó en la Academia de Pensilvania de Bellas Artes de Filadelfia, donde tuvo como maestro al famoso y polémico realista Thomas Eakins, durante tres años.

En 1886 inició el primero de sus muchos viajes al extranjero, en él visitó los Países Bajos, Bélgica y Bretaña Posteriormente se asentó en París, donde asistió a la Académie Julian en París, entre 1886 a 1890,recibiendo clases de Henri Lucien Doucet, William-Adolphe Bouguereau, y Jules Joseph Lefebvre.

También estudió en la Académie Delécluse y Académie Vitti.
Su producción de este periodo fue sobre todo de paisajes al estilo de la Escuela de Barbizon.

Fue un empedernido viajero durante toda su vida por Estados Unidos, distintos países de Europa, y Asia, de los que trajo innumerables bocetos que transformaría en pinturas a su vuelta, y pintando escenas al natural en acuarelas y óleo.

A su vuelta a Filadelfia, de este primer viaje, impartió clases de acuarela y dibujo arquitectónico en el Instituto de Arte, Ciencia e Industria de Drexel (actualmente Universidad Drexel) de 1895 a 1898.

En 1896 un incendio en las Galerías Filadelfia Hazeltine, destruyó muchas de sus pinturas, por lo que es muy escasa la producción de su primera época que se conserva.

Durante el tiempo que permaneció en Drexel, pasó sus veranos en el extranjero, sobre todo en la colonia de artistas holandeses de Laren y Dordrecht.
Fue en Dordrecht donde conoció a Emma Lampert casándose poco después, en 1897 en Rochester, Nueva York.

En 1898 ambos regresaron a Europa, donde permanecieron unos cuantos años. Durante este periodo, Cooper pintó sus paisajes arquitectónicos, y desarrolló impresionismo que seria definitiva el resto de su carrera.

Él y su mujer expusieron conjuntamente en varias muestras, entre ella, una en 1902 en el Club de Arte de Filadelfia, y otra en 1915 en la Galería de Arte Conmemorativo en Rochester.

En 1904 trasladaron su residencia a Nueva York, hasta 1921, donde continuó su trabajo pictórico de sus famosos rascacielos, que había iniciado en Filadelfia dos años antes.
En 1916 cambiaron su residencia a Los Ángeles, California.

Tras la muerte de su esposa a causa de una tuberculosis en 1920, Cooper se mudó a Santa Bárbara, en enero de 1921; allí pasaría el resto de su vida, aunque mantuvo su estudio en Nueva York diez años más.
Pasó dos años en Túnez y en Europa del norte.

Fue nombrado decano de pintura en la Escuela Comunitaria de Artes de Santa Bárbara.
A mediados de la década de 1920, escribió algunas obras de teatro, varios ensayos, varios libros ilustrados y una autobiografía titulada “In These Old Days” (En estos viejos días).

En 1927 volvió a casarse con Marie Henriette Frehsee, en Arizona.
Siguió viajando y pintando hasta que su vista comenzó a fallarle en sus últimos años.

Murió en Santa Bérbara, el 6 de noviembre de 1937, cuando contaba con 81 años de edad.
En 1938, la Galería Conmemorativa de Arte Faulkner de Santa Barbara le rindió homenaje con una retrospectiva de su obra.

*Entrada actualizada y ampliada el 6 de noviembre de 2017.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario