Pintura

Mujeres pintoras: La impresionista Jane Peterson

agosto 15, 2020


Clic en la imagen para ver más obras

Jane Peterson:

Jane Peterson nació Elgin, Illinois, Estados Unidos, el 12 de noviembre de 1876.
Su primera formación artística, aunque dibujaba y pintaba de forma intuitiva desde que era muy pequeña, hasta que en 1938 tras asistir a la Exposición Colombina de Chicago, logró ingresar en el Instituto Pratt, una escuela técnica bastante nueva de Brooklyn, en 1895.


En 1901 se graduó y comenzó a asistir, para estudiar óleo y acuarela en la Art Students League de Nueva York con Frank, donde tuvo como maestro a Frank DuMond.


En 1907 viajó a Europa, en una gira en la que visitó Inglaterra, Holanda, Francia e Italia, y en donde fue adquiriendo conocimientos especializados en técnicas de pintura y composición sobre el fauvismo, el expresionismo, el impresionismo y el comienzo del cubismo. En París, Pablo Picasso ya era un innovador en cuánto a las técnicas vanguardistas


En este tiempo estudió con el artista galés Frank Brangwyn en Venecia y Londres; con Joaquin Sorolla en Madrid, con el pintor francés Jacques Blanche y escultor Andre L’Hote en París. Bajo sus direcciones, obtuvo amplios conocimientos sobre técnicas y composición.
En 1908 expuso de forma individual en la Société des Artistes Français, muestra que tuvo una muy buena crítica, lo que permitió que al año siguiente realizar una exposición en el club St. Botolph en Boston. Expuso también en Massachusetts, en la Galería Knoedler en la ciudad de Nueva York y en la Galería de Arte Bendann en Baltimore, Maryland.


De 1910 a 1914, realizó sus propias exposiciones en el Instituto de Arte de Chicago, Illinois. También participó en muchas colectivas, como la American Watercolour Society y la New York Society of Painters, en la ciudad de Nueva York y en el Baltimore Watercolour Club en Maryland.


En 1909, viajó de nuevo a Europa, para estudiar con Joaquín Sorolla y Bastida en Madrid, de todos sus maestros y mentores, Sorolla fue el que más influyó sobre su estilo artístico, de hecho, después de 1909, sus pinturas son más osadas en el uso del color, con capas de pinceladas sueltas que representan el brillo de la luz de verano en el sur de Europa, tan características del pintor valenciano.


Fue Sorolla quien persuadió a Peterson para que lo siguiera a Nueva York, donde le habían encargado hacer un retrato de Louis Comfort Tiffany, el fundador de Tiffany & Co. Por invitación de Tiffany, se unió al círculo artístico de éste, en Laurelton, su finca de verano en Oyster Bay, Long Island.


A partir de este momento, formó un buen vínculo con Tiffany, diseñador de vidrieras y joyas y jefe de la famosa firma Tiffany Studios . Sus muchos viajes juntos inspiraron las obras de Peterson. De hecho, en 1916, celebraron juntos una exposición de pintura transcontinental en su vagón de ferrocarril privado, en un recorrido que les llevó de expedición por Alaska y el noroeste canadiense.


El estilo de Peterson, es difícil de encuadrar, sus obras nos muestran una mezcla de varios estilos devanguardia de principios del siglo XX influenciado por su formación artística tanto de América como de toda Europa: impresionismo, neoimpresionismo y postimpresionismo, Art Nouveau, Nabi y el fauvismo, habitualmente de pinceladas sueltas y colores llamativos.


Desde 1910 hasta 1916, se relacionó cada vez más a nivel estilístico con su compañero estadounidense, Maurice Prendergast. Ambos compartían intereses similares en el tema y habían viajado y estudiado en Europa. Peterson y Prendergast tenían habilidades técnicas comparables en cuanto a la observación y gustaban del colorido, pero el movimiento lineal de Peterson fluye más agresivamente que el de Prendergast.


En 1912, regresó a París, donde se unió a la American Art Association, que tenía entre sus miembros al pintor a Frederick Carl Frieseke. Se inició su interés por la acuarela.


A su regreso a los Estados Unidos en 1913, comenzó una docencia por seis años en la Art Students League de Nueva York como instructora de pintura de acuarela,​ y se convirtió en Supervisora de Dibujo de las Escuelas Públicas de Brooklyn.


Viajó mucho pintando, desde Maine hasta Florida y el norte de la Columbia Británica, pintó personas, eventos y escenarios que resultaban de mucha actualidad en esos momentos cuando muchas mujeres preferían pintar escenas de la vida doméstica.


Por ejemplo, durante la Primera Guerra Mundial, se unió al refuerzo de la guerra pintando retratos militares y escenas patrióticas de mujeres enrollando vendas y mantas plegables en el Centro de la Cruz Roja.


En 1910 exhibió durante un viaje que realizó sola a Egipto y Argel, en el norte de África, un acto extremadamente audaz para una mujer a principios del siglo XX; y durante su estancia de seis meses en Turquía en 1924, pintó escenas de calles en las ciudades islámicas de Constantinopla y Broosa.


Dos de las famosas obras de Peterson forman parte de la colección del Museo Metropolitano de Arte (MET): «El desfile» y «Fuente turca con jardín, de Louis C. Tiffany Estate, Oyster Bay, de en 1910. «Marché aux Fleurs», pintado en París en 1908, forma parte de la Colección de la Fundación Terra The Floats, fue tasado en el Antiques Roadshow de PBS en octubre de 2014. Su pintura de 1930 «Manglares de Florida», se encuentra en la colección permanente del Museo de Arte Norton en West Palm Beach, Florida.


Fue seleccionada como la persona más destacada del año por sus méritos artísticos, por la American Historical Society, en 1938. Durante la Segunda Guerra Mundial realizó cuatro retratos que representan a mujeres en cada rama del ejército. Estos retratos fueron subastados por 211,000 dólares para construir un monumento de guerra.


Realizó más de 80 exposiciones individuales hasta su muerte en Leawood, Kansas, el 14 de agosto de 1965.

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.