Poesia

Heinrich Heine: Baltasar

diciembre 13, 2016

 photo Andrea Celesti - Feast of Belshazzar-1705-Hermitage-copy_zpsi1g83aj2.jpg

“… Fuiste fiel a mi amor; por mucho tiempo
Interés inspiráronte mis penas,
Y amante, consolaste y asististe
Mi dolor y mi angustia y mis miserias…”

HH

Mi recuerdo al poeta romántico alemán en el aniversario de su nacimiento.

“Baltasar”

Aproxímase ya la media noche;
duerme en paz Babilonia.
En las alturas del augusto alcázar
chispean las antorchas.

Va y viene de la regia servidumbre
la innumerable tropa;
preside Baltasar regio banquete
en su cámara propia.

Los palaciegos, de su dueño en torno,
siéntanse a la redonda;
apuran el licor que centellea
en las fúlgidas copas.

Gritan los bulliciosos comensales;
los vasos entrechocan;
al monarca aburrido, la algazara
deleita y alboroza.

Sus marchitadas, pálidas mejillas
el júbilo arrebola;
el vino, de su ingénita fiereza
los ímpetus provoca.

Crece su audacia; la blasfemia horrible
al labio infame brota;
la cortesana turba la blasfemia
repite, aplaude y loa.

Llama altivo el monarca: un siervo acude
parte, y al punto torna;
y trae, del templo del Señor robados,
los vasos y las joyas.

Con sacrílega diestra un cáliz de oro
el impío rey toma;
lleno está ya del vino del banquete,
tan lleno que rebosa.

Hasta el fondo lo apura, y luego exclama
con palabras de mofa:
«Mira, Dios de Judá, cual te saluda
el rey de Babilonia».

Dice, y al punto en sus entrañas siente
fatídica zozobra;
silencio sepulcral súbito apaga
las carcajadas locas.

¡Mirad! ¡Mirad! Sobre el brillante muro
aparece una sombra;
es una mano que con fuego escribe
palabras misteriosas.

Baltasar en las letras encendidas
clava la vista atónita;
tétrica palidez cubre su rostro
sus rodillas se doblan.

La cortesana grey, despavorida,
queda inmóvil absorta;
vienen los Magos, y las letras miran:
descifrarlas no logran.

Aquella misma noche, antes que el alba
aclarase las sombras,
a manos de los suyos cayó muerto
el rey de Babilonia.

Heinrich Heine

(1814-1920)

Poema original en alemán:

“Belsazar”

Die Mitternacht zog näher schon;
In stummer Ruh lag Babylon.
Nur oben in des Königs Schloss,
Da flackert’s, da lärmt des Königs Tross.

Dort oben in dem Königssaal
Belsazar hielt sein Königsmahl.
Die Knechte sassen in schimmernden Reihn
Und leerten die Becher mit funkelndem Wein.

Es klirrten die Becher, es jauchzten die Knecht;
So klang es dem störrigen Könige recht.
Des Königs Wangen leuchten Glut;
Im Wein erwuchs ihm kecker Mut.

Und blindlings reisst der Mut ihn fort;
Und er lästert die Gottheit mit sündigem Wort.
Und er brüstet sich frech und lästert wild;
Die Knechtenschar ihm Beifall brüllt.

Der König rief mit stolzem Blick;
Der Diener eilt und kehrt zurück.
Er trug viel gülden Gerät auf dem Haupt;
Das war aus dem Tempel Jehovahs geraubt.

Und der König ergriff mit frevler Hand
Einen heiligen Becher, gefüllt bis am Rand.
Und er leert ihn hastig bis auf den Grund
Und ruft laut mit schäumendem Mund:

“Jehovah! dir künd ich auf ewig Hohn –
Ich bin der König von Babylon!”
Doch kaum das grause Wort verklang,
Dem König ward’s heimlich im Busen bang.

Das gellende Lachen verstummte zumal;
Es wurde leichenstill im Saal.
Und sieh! und sieh! an weisser Wand
Das kam’s hervor, wie Menschenhand;

Und schrieb, und schrieb an weisser Wand
Buchstaben von Feuer und schrieb und schwand.
Der König stieren Blicks da sass,
Mit schlotternden Knien und totenblass.

Die Knechtschar sass kalt durchgraut,
Und sass gar still, gab keinen Laut.
Die Magier kamen, doch keiner verstand
Zu deuten die Flammenschrift an der Wand.

Belsazar ward aber in selbiger Nacht
Von seinen Knechten umgebracht.

Heinrich Heine

(1814-1920)

Christian Johann Heinrich Heine, nacío en Düsseldorf, Alemania, el 13 de diciembre de 1797.
Está considerado el último poeta del Romanticismo y al mismo tiempo su vencedor.
Concedió al idioma alemán una elegante sencillez nunca antes conocida; fue en algunas ocasiones querido y a veces temido debido a su comprometida labor como periodista crítico y político, ensayista, escritor satírico y polemista. Debido a su origen judío y a su postura política, fue constantemente excluido y hostigado.
Hoy día pertenece a los más traducidos y mencionados poetas del idioma alemán.
Murió en París, 17 de febrero de 1856.

También de Heinrich Heine en este blog:

“Heinrich Heine: Los tejedores de Silesta”: AQUÍ

“Heinrich Heine: La barca”: AQUÍ

“Heinrich Heine: Las ratas errantes”: AQUÍ

“Heinrich Heine: Mi alma se parece al mar”: AQUÍ

“Heinrich Heine: Insomnio”: AQUÍ

Obra traducida al cstellano:

Atta Troll – El sueño de una noche de verano. Traducción, presentación y glosario de Jesús Munárriz. Hiperión, 2011.
La escuela romántica – Alianza Editorial, 2010.
Sobre la historia de la religión y la filosofía en Alemania.  Alianza Editorial, 2008.
Libro de las canciones. Traducción de José Luis Reina Palazón. Ediciones Linteo, 2009.
Radikal. Antología con 50 poemas críticos, satíricos, rebeldes o revolucionarios. Hiperión, 2008.
Confesiones y memorias. Traducción y notas Isabel Hernández. Alba Editorial, 2006.
Cuadros de viaje, introducción, traducción y notas de Isabel García Adánez, 2003.
Las memorias del señor de Schnabelewopski,  José J. de Olañeta, 2002. Reeditado por Ed, Berenice. 2010.
Alemania. Un cuento de invierno. Versión castellana y notas de Jesús Munárriz. Hiperión, 2001.
Gedichte-Auswahl. Antología poética. Edición bilingüe. Introducción y traducción Berit Balzer. Ediciones de la Torre, 1995.
Relatos – Traducción de Carlos Fortea, Cátedra, 1992.
Los dioses en el exilio – Traducción de Pedro Gálvez, Editorial Bruguera,  1984.

*La imagen es un óleo de Andrea Celesti

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply Bitacoras.com diciembre 13, 2016 at 1:06 am

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: “… Fuiste fiel a mi amor; por mucho tiempo Interés inspiráronte mis penas, Y amante, consolaste y asististe Mi dolor y mi angustia y mis miserias…” HH Mi recuerdo al poeta romántico alemán en el aniversario de su nacimiento. ..…

  • Deja un comentario