Poesia

Heinrich Heine: Borrasca

febrero 17, 2022


«… Las olas espumantes
rodaban y mugían altaneras;
el sol con arreboles deslumbrantes
teñía las riberas.»

HH

Recordando al poeta romántico alemán, en el aniversario de su muerte.

«Borrasca»

Ruge la negra borrasca;
ruge con terrible cólera;
latigazos de los vientos
encabritan a las olas;
y como grandes montañas
pasan en carrera loca.
El mísero barquichuelo
bríos busca, fuerzas toma,
sube a la líquida cumbre,
y apenas la cumbre dobla,
abre la mar negro abismo,
y en él se hunde y se desploma.

¡Pérfida mar! ¡fiera madre
de la deidad más hermosa,
la que entre rizos de espumas
nació en tus entrañas hondas!
¡Abuela del Amor-niño!
bien tu condición denotas.
Ya con alas palpitantes,
vuela siniestra gaviota;
ya el sangriento pico aguza
en el mástil codiciosa;
ya husmea voraz la presa,
y esa presa ¡mar traidora!
es mi corazón, que llena
de tu bella hija la gloria,
y tu nieto, el rapazuelo,
por juguete pueril toma.

¡Toda súplica es inútill
¡Toda plegaria es ociosa!
Olas y vientos en guerra
mi voz apagan y ahogan,
y como tropel de orates
silban, rugen y alborotan.
Pero ¿qué vago murmurio
llega al alma soñadora?
Es la vibración del arpa,
es voz dulce y melancólica,
canto que el alma desgarra,
canto que el alma transporta,
y de esa voz y ese canto
conozco todas las notas.

En la escocesa ribera
álzanse cortadas rocas,
y en las rocas una torre,
de mar y playa señora.
Hay en la soberbia torre
ventana de estrecha bóveda,
hay en la estrecha ventana,
dama pálida y hermosa.
Soberana es su hermosura
y es su palidez marmórea;
y canta y el arpa pulsa,
y las brisas bulliciosas
sus blondos bucles agitan,
y sus cantares arrojan
a la inmensidad sombría
de las turbulentas olas.

Heinrich Heine

De: Libro de las canciones, 1827 – El Mar del Norte, (1825-1826)
Prólogo y traducción de Teodoro Llorente
Publicación: Alicante: Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, 1999

Christian Johann Heinrich Heine, nació en Düsseldorf, Alemania, el 13 de diciembre de 1797.
Está considerado el último poeta del Romanticismo y al mismo tiempo su enterrador. Heine conjura el mundo romántico —y todas las figuras e imágenes de su repertorio— para destruirlo. Tras el enorme éxito cosechado por su temprano Libro de Canciones (1827), que conoció doce ediciones en vida del autor, da por agotada «la lírica sentimental y arcaizante, y se abre paso a un lenguaje más preciso y sencillo, más realista».
Concedió al idioma alemán una elegante sencillez nunca antes conocida; fue en algunas ocasiones querido y a veces temido debido a su comprometida labor como periodista crítico y político, ensayista, escritor satírico y polemista. Debido a su origen judío y a su postura política, fue constantemente excluido y hostigado.
Hoy día pertenece a los más traducidos y mencionados poetas en idioma alemán.
Murió en París, el 17 de febrero de 1856.

También de Heinrich Heine en este blog:

«Heinrich Heine: Los tejedores de Silesta»: AQUÍ

«Heinrich Heine: La barca»: AQUÍ

«Heinrich Heine: Las ratas errantes»: AQUÍ

«Heinrich Heine: Mi alma se parece al mar»: AQUÍ

«Heinrich Heine: Insomnio»: AQUÍ

Obra traducida al castellano:

Atta Troll – El sueño de una noche de verano. Traducción, presentación y glosario de Jesús Munárriz. Hiperión, 2011.
La escuela romántica – Alianza Editorial, 2010.
Sobre la historia de la religión y la filosofía en Alemania.  Alianza Editorial, 2008.
Libro de las canciones. Traducción de José Luis Reina Palazón. Ediciones Linteo, 2009.
Radikal. Antología con 50 poemas críticos, satíricos, rebeldes o revolucionarios. Hiperión, 2008.
Confesiones y memorias. Traducción y notas Isabel Hernández. Alba Editorial, 2006.
Cuadros de viaje, introducción, traducción y notas de Isabel García Adánez, 2003.
Las memorias del señor de Schnabelewopski,  José J. de Olañeta, 2002. Reeditado por Ed, Berenice. 2010.
Alemania. Un cuento de invierno. Versión castellana y notas de Jesús Munárriz. Hiperión, 2001.
Gedichte-Auswahl. Antología poética. Edición bilingüe. Introducción y traducción Berit Balzer. Ediciones de la Torre, 1995.
Relatos – Traducción de Carlos Fortea, Cátedra, 1992.
Los dioses en el exilio – Traducción de Pedro Gálvez, Editorial Bruguera,  1984.

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.