Poesia

Juan Eduardo Cirlot: Mi canto de descenso

septiembre 10, 2017

“… Cada piedra que sola se levanta
es la estela de un dios que nadie canta…”
JEC

“Mi canto de descenso”

Los ojos de la bestia me contemplan,
los ojos de mi hermano asesinado.

Y voy por esas calles de abandono
donde el agua resuena sordamente,
donde existen las sombras y los gritos
y dulces prostitutas, que gimen como pájaros
en sus blancas ventanas arrugadas.

Hay manchas de sangre en las paredes rotas
y verdes obstáculos de tibia ceniza
que surgen repentinos.

Los ojos de la bestia contemplan mi silencio,
mi desgraciada busca, mis manos destrozadas,
las telas que recubren mi música perdida
y este rumor lejano que cae desde la noche
sobre mi boca muerta.

hay manchas de sangre en los rincones sucios
y un gran lamento en donde el sueño insiste
y en donde insiste el odio y el cambio desolado.

Hay casas quemadas por el llanto
y adolescentes ciegos clavados en sus puertas
que no se cierran nunca y que siempre están cerradas.
Y voy por esas calles que la muerte moja
con mis rosas amargas y sonámbulas.

Juan Eduardo Cirlot

De: “Árbol agónico”, 1945
Recogido en: “El peor de los dragones” (Antología poética 1943-1973). Edición conmemorativa del centenario del nacimiento del poeta.
Editorial Siruela – Libros del Tiempo, 2016©
ISBN: 978-84-16854-03-5

Reseña escrita por Santos Domínguez Ramos de “El peor de los dragones”, en su blog Encuentros de Lecturas: AQUÍ

Juan Eduardo Cirlot Laporta nació en Barcelona, el 9 de abril de 1916.
Poeta, crítico de arte, mitólogo, iconógrafo y músico, se unió en la década de 1940 al Movimiento Surrealista francés y a los Dadá, para más tarde entrar en una fase espiritualista, estudiando la Cábala, el sufismo y otras creencias orientales.
Todo esto le llevó a la construcción de una poesía simbolista que además imbuiría a su producción literaria y a su labor como crítico de arte.
Se mantendría alejado de la corriente que siguió la llamada Poesía de la posguerra a causa de su hermetismo y su oscuridad.
Su obra hasta hace pocos años ha sido escasamente reconocida, pero en la actualidad se han hecho de ella continuas revisiones, reediciones y apariciones de obras inéditas, amén de numerosos homenajes.
Murió en Barcelona, el 11 de mayo de 1973.

También de Juan Eduardo Cirlot en este blog:

“Juan Eduardo Cirlot: Regina Tenebrarum”: AQUÍ

“Juan Eduardo Cirlot: Ángeles”: AQUÍ

“Juan Eduardo Cirlot: Emigrar”: AQUÍ

“Juan Eduardo Cirlot: Dragón de flores rojas”: AQUÍ

“Juan Eduardo Cirlot: Antes del sueño”: AQUÍ

“Juan Eduardo Cirlot: El palacio de plata”: AQUÍ

Bibliografía poética:

Pájaros tristes y otros poemas a Pilar Bayona – 1942
En la llama – 1945
Canto de la Vida muerta – 1946
Donde las lilas crecen – 1946
Cuarto canto de la vida muerta y otros fragmentos – 1961
Regina tenebrarum – 1966
Bronwyn – 1967
Cosmogonía – 1969
Orfeo – 1970
44 sonetos de amor – 1971
Variaciones fonovisuales – 1996
En la llama. Poesía 1943-1959 – 2005

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario