Pintura

Maestros del paisaje: Cirilo Martínez Novillo y la Escuela de Madrid

Mayo 2, 2016

Clic en la imagen para ver más obras

Cirilo Martínez Novillo

Nació en Vallecas, Madrid, el 9 de julio de 1921.
Perteneciente a una familia humilde oriunda de Cuenca, desde muy niño comienza a sentirse atraído por la pintura, posiblemente porque en su casa vivía como realquilada una pintora a la que contemplaba trabajar durante horas.

Le inició en el dibujo un maestro de su colegio; tras terminar sus estudios básicos trabajó en diversos oficios que compaginó con visitas al Museo del Prado, tanto para estudiar a los grandes maestros como para observar a los copistas.

Asistió mientras tanto a las clases nocturnas de la Escuela de Arte y Oficios de Madrid.
Enmarcado plenamente en la conocida como Escuela de Madrid, no participó en la muestra que dicho grupo realizó.

Fue un paisajista innovador, influido en gran parte por Benjamín Palencia.
Una de sus obras más conocidas, “Paisaje con casas”, lo pintó tras una visita a París en 1964, viaje que le dio un giro radical a su pintura.

Permaneció en Madrid durante el transcurso de la Guerra Civil, tiempo en el que asistió a las clases del Ateneo Libertario del pueblo de Vallecas y más tarde a la Escuela Superior de Pintura y Escultura y Grabado del entonces Museo de Arte Moderno de la Biblioteca Nacional de Madrid.

Uno de sus maestros, profesor en este tiempo de la Escuela, es Daniel Vázquez Díaz, coincidió con Luis García-Ochoa Ibáñez, Álvaro Delgado Ramos, Francisco San José y Gregorio del Olmo, con todos ellos entablaría una amistad que duró toda la vida.

En 1938, tras un accidente, durante el que debió guardar reposo, leyó mucho, incluso hizo sus pinitos escribiendo, aunque abandonó esta actividad para dedicarse por completo a la pintura.

Al finalizar la contienda española, es detenido y encarcelado en Yeserías, no se le reconocieron los estudios realizados y no pudo continuar estos de forma oficial, por lo que a partir de entonces su formación fue autodidacta, alternándolos con la pintura industrial para ganarse la vida.

En los inicios de le década de 1940, comienzó a acudir a las tertulias del café del Lion d’Or, donde entró en contacto con el crítico de arte Ramón Faraldo y con el pintor Rafael Zabaleta. Junto a sus antiguos compañeros entabló relación con Benjamín Palencia, es el inicio de lo que sería la Escuela de Vallecas.

Sin embargo dicha escuela era un círculo muy cerrado en el que no es del todo admitido, a pesar de eso, es muy fuerte la influencia que sobre Martinez Novillo ejerció Palencia.

Expuso por primera vez en 1946, en una colectiva en la Galería Buchholz de Madrid, de la emergería la Escuela de Madrid.
A finales de esa década, su pintura empieza a conocerse y a exponer por toda España.

En los inicios de la década de 1950, expuso en la Galería Biosca junto a varios amigos, entre ellos Álvaro Delgado Ramos, Luis García-Ochoa Ibáñez, Agustín Redondela, Menchu Gal y Juan Guillermo, tras lo que definitivamente se constituyó la Escuela de Madrid.

Obtuvo una beca del Instituto Francés en Madrid, gracias a lo que pudo viajar a París, donde se interesaría sobre todo por la pintura de Paul Cézanne, Vincent Van Gogh, Pablo Picasso y Georges Braque.

Volvería a la capital francesa dos veces más gracias bolsas de viaje de la Delegación de Cultura en 1953, y de la Fundación Juan March en 1961.
A finales de la década de 1960 viajó por varios países de Europa, Suiza, Alemania, Holanda y Bélgica, tiempo en el que se interesó por la obra de Johannes Vermeer y de Constant Permeke.

Tras este viaje, su pintura sufrió un cambio notable, sus paisajes son más suaves, usando la luz como elemento poético.
Compró una casa en Cullera, Valencia, donde realizó varios cuadros con paisajes de playas, muy ricos en la gama de colores que utilizó, posiblemente lo más importante de toda su carrera, pinturas que contrastan fuertemente con sus anteriores paisajes castellanos.

En los últimos años de la década de 1990, aún su obra evolucionó, aunque es poco reconocida de forma oficial.
Continuó trabajando hasta los últimos años de su vida y realizó su última exposición en la Galería Juan Gris, en 2006.
Ya muy enfermo, nunca dejó de pintar, hasta el extremo de dejar un cuadro inacabado; es ingresado en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid, donde murió con 87 años de edad,  el 15 de julio de 2008.

 *Entrada publicada el 15 de mayo de 2013. Ha sido actualizada y ampliada el 2 de mayo de 2016.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

No Comments

  • Reply etoro como funcion Julio 31, 2014 at 12:17 am

    simplemente fenomenal, de lo mejor que se puede encontrar en la web

  • Deja un comentario