Pintura

Manolo Millares: El Arte Contemporáneo español

agosto 14, 2017

Clic en la imagen para ver más obras

Manolo Millares

Manuel Millares Sall, más conocido en el mundo del arte como Manolo Millares, nació en Las Palmas de Gran Canaria, el 17 de enero de 1926.
Fue el sexto hijo de Juan Millares Carló, poeta, dibujante y catedrático, y de la pianista Dolores Sall.
La familia residía en Arrecife, Isla de Lanzarote, donde realizó sus primeros dibujos directamente del natural.

Pintor y grabador, fue cofundador del conocido Grupo El Paso, en 1957, año crucial en el arte contemporáneo español.
En los inicios de su carrera practicó sobre todo el paisaje, retratos, la mayoría autorretratos que recuerdan los de Vincent van Gogh, y composiciones figurativas.
Desde el final de la década de 1940 su pintura evolucionó a la abstracción.

Para realizar sus composiciones utilizó todo tipo de materiales, como arpilleras, sacos agujereados y cuerdas, a los que añadía restos de objetos de bisutería que recogía de la basura.
Una vez completada la composición la cubría con gruesas capas de pintura que dejaba chorrear.

En 1942 conoció a Ventura Doreste y participó con él en algunas exposiciones colectivas, en el Gabinete Literario y en el Club P.A.L.A., de Las Palmas de Gran Canaria.

En 1945 expuso por primera vez en solitario en Las Palmas de Gran Canaria, con una serie de acuarelas, en el Círculo Mercantil.
En 1948, una nueva exhibición individual en el Museo Canario, fue un punto de arranque definitivo de su carrera.

En esos momentos estaba pasando por una etapa con influencias del surrealismo, y detalles que recuerdan a la obra de Salvador Dalí, en su “Exposición Superrealista” del Museo Canario.

En las obras de esta época a veces incluyó poemas de sus hermanos Agustín y José María Millares Sall y de Ventura Doreste, e ilustró varias publicaciones.
En 1952 se celebró la IV Exposición de Arte Contemporáneo, que LADAC, organiza en el Museo Canario.
Viajó por primera vez a la península en 1953, para asistir al Congreso de Arte Abstracto de Santander.

En los inicios de la década de 1950 influido por la cultura de su tierra, experimentó con el constructivismo,  impulsó la creación del grupo LADAC (Los Arqueros del Arte Contemporáneo), y dirigió la colección de monografías de arte “Los Arqueros”, que llegaría a publicar cuatro números.

La I Bienal Hispanoamericana de Arte, celebrada en Madrid en el otoño de 1951, fue el espaldarazo definitivo para su encuentro con el mundo del arte a nivel nacional.

En este mismo año 1951, expuso por primera vez en la península, en las Galerías Jardín de Barcelona, con sus obras más constructivistas.
En 1954 se realizó una exposición de su obra en la Galería Buchholz de Madrid, catalogada por Juan Antonio Gaya Nuño.

A la vez participó en la II Bienal Hispanoamericana de Arte, en mayo de este año en La Habana, en la que presentó tres obras de su ciclo de Pictografías: “Aborigen de los Guayres”, de 1951, “Aborigen de Balos”, de 1953 y “Pintura Canaria”, de 1953.
En 1955  se trasladó de forma definitiva a la península junto a Martín Chirino, Manuel Padorno y Alejandro Reino, y ese mismo año viajó por primera vez a París.

Su serie Muros, realizada entre 1955 y 1956, forma gran parte de su producción de esos dos años, momento en que perfora algunos de sus lienzos, que dan lugar a espacios vacíos que serían el inicio de sus trabajos de arpillera de la década de 1960 y en los que aparecen diálogos construcción-destrucción, que es fundamental en su producción.

Además de la arpillera realizó dibujos, escenografías, diseño de alfombras, cerámica, grabados y libros ilustrados. Los colores blanco, negro y rojo se convirtieron en esenciales en su obra.

En 1959 contactó con los que serían sus galeristas habituales, Daniel Cordier, que mostró de forma habitual su producción, en París en 1961, en Fráncfort en 1960, y Pierre Matisse en 1960, 1965, 1974 y 1987, en Nueva York.
En 1963 colabora, junto a otros cinco artistas: Cesar Manrique, Rivera, Rueda, Sempere y Pablo Serrano, en la realización de un escaparate en los grandes almacenes de El Corte Inglés, en la calle Preciados de Madrid, en el que se podía ver un espacio repleto de bidones de alquitrán vacíos y alpargatas.

En 1964 es uno de los primeros pintores que adquiere una casa en Cuenca, donde entró en contacto y entabló amistad con Fernando Zóbel, y asistió a la inauguración del Museo de Arte Abstracto Español de esta ciudad, el 30 de junio de 1966.
A partir de 1964 colaboró en todos los números de la revista Millares, junto a sus hermanos los poetas José María y Agustín y la pintora Jane Millares Sall, en ella se publicó por primera vez su poema “Cuadro sin número”.

En 1965 murió su padre, hecho que le produjo una honda conmoción; para él realizó la carpeta de serigrafías “Mutilados de paz”, en la que se incluye un poema de Rafael Alberti y la dedicatoria: “A mi padre, primer mutilado de paz que conocí”.
Esa década las exposiciones se suceden; entre otras destacan, la celebrada en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires en 1964, y en el Museu de Arte Moderna de Rio de Janeiro un año después. En España y hasta su fallecimiento en 1972, su obra se pudo ver en varias ocasiones expuesta en Madrid, en 1962, 1963, 1967 y 1970, en Santander, en 1967, en Sevilla, en 1968, y en Valencia, en 1970.

Los últimos cuadros de su producción se verían en su última exposición en vida, en le Musée d’Art Moderne de la Ville de Paris, entre el 23 de noviembre de 1971 y el 9 de enero de 1972.
Murió en Madrid, el 14 de agosto de 1972.

Tras su muerte se realizaron varias retrospectivas. Entre las que destacan, una en Madrid en 1973 y otra en 1992, en Bielefeld, en 1992, en Las Palmas de Gran Canaria, en 1992, y en Santiago de Compostela, en 1998.
En 2004 la Fundación Azcona, junto con el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, donde se alberga una importante muestra de sus trabajos, publicó el catálogo razonado, realizado por Alfonso de la Torre, en el que está documentada la mayor parte de sus obras.

*Entrada actualizad y ampliada el 14 de agosto de 2017.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply La pintura abstracta de Fernando Zóbel - Trianarts agosto 27, 2015 at 1:29 pm

    […] 1963 descubrió la ciudad Cuenca a la que le llevó su buen amigo Gustavo Torner, y junto con este, Manolo Millares y Gerardo Rueda fundaron el Museo de Arte Abstracto Español en las Casas Colgadas, siendo […]

  • Reply Mi recuerdo a Agustín Millares Sall: No vale - Trianarts marzo 6, 2016 at 12:00 am

    […] muy comprometida con la cultura; era hijo del poeta Juan Millares Carló y hermano de los pintores Manolo Millares y Eduardo Millares, del poeta José María Millares Sall, del timplista Totoyo Millares y de la […]

  • Deja un comentario