Pintura

Mijaíl Vrúbel: Simbolismo fantástico

diciembre 7, 2017

Click en la imagen para ver más obras

Mijaíl Vrúbel

Mikhail Aleksandrovich Vrubel nació en Omsk, Rusia el 17 de marzo 1856.
De padre polaco y madre danesa, estudió y se graduó en Derecho en 1880 en la Universidad de San Petersburgo.

Había mostrado desde muy pequeño su talento para el dibujo, siendo fomentada esta aptitud por su padre que le puso algunos tutores privados.

Tras graduarse en la Facultad de Derecho, ingresó en la Academia Imperial de las Artes, en la que tuvo como maestro a Pavel Chistyakov.

Aunque encuadrado por los críticos e historiadores de arte en el simbolismo, él siempre se quiso mantener al margen de las diversas tendencias y movimientos artísticos de su época, es por eso que las fuentes de su pintura, sus influencias más fuertes, habría que adjudicárselas al Renacimiento más tardío y al arte bizantino más temprano.

Sus primeras obras ya mostraban su peculiar estilo y un dominio magnifico del dibujo. En su obra más madura sin embargo, sus composiciones serían en muchos casos de pincelada inacabada, “toques sin terminar”.

En 1884 recibe el encargo de reemplazar por otros nuevos, los murales perdidos del siglo XII en la iglesia de San Cirilo de Kiev. Fue durante la realización de estos trabajos donde asomaron las líneas que serían características en su obra: el dolor y un sufrimiento sin límite.

Para documentarse y preparar esta obra, viajó a Venecia con el fin de estudiar a los maestros medievales, durante su estancia en Italia, su paleta adquiere tonos fuertes y saturados que quieren simular el brillo iridiscente de las gemas.

Casi toda su obra italiana se perdió, el artista no puso demasiado interés en ellas, al parecer su objetivo fundamental era madurar desarrollar su técnica y estilo.

Volvió a Kiev en 1886 donde realizó algunos diseños para la que sería la nueva catedral de San Volodymir, diseños que fueron rechazados. En esos mismos años, hizo algunas ilustraciones para sendas publicaciones de “Hamlet” y “Anna Karenina”, ilustraciones muy distantes en forma y estilo de las que posteriormente haría, su “Demonio” y los temas para “El Profeta” de Alexander Pushkin.

La fuerza en la expresión de su pintura, hechizó al público ruso, que quedaba impactado con sus imágenes, por el colorido algunas veces excesivo y la fantasía extravagante que rodeaba a sus figuras.

Participó en los primeros años del siglo XX, en una serie de exposiciones internacionales de la sociedad “Mundo del arte”, que le darían fama en toda Europa.

Llevó a cabo en 1905, la creación de una serie de mosaicos para el famoso Hotel Metropol de Moscú, entre ellos, el que ocupa la fachada central: “Princess Gryoza” (Princesa de sueño).

Las ilustraciones para “El Demonio”, el largo poema romántico escrito por Mikhail Lermontov, las realizó en Kiev, todas ellas realizadas en acuarela.

Es en ese período, cuando Vrubel desarrolla un enorme interés por las artes orientales, sobre todo por las alfombras persas, lo que le llevó a tratar de imitar la textura de ellas con su pintura.

A partir de 1890 que Vrubel reside en Moscú, ciudad a la que se había trasladado para seguir las las nuevas tendencias del mundo del arte, se acerca al Art Nouveau y al modernismo.

De 1890 es “Demon”, obra que le llevó a la fama, fue tachada por los críticos como de una “fealdad salvaje”, aunque por otra parte, el mecenas Savva Mamontov dijo al respecto: “son las sinfonías fascinantes de un genio”, y le encargó la decoración de su ópera privada, y trabajar para grandes mansiones de algunos de sus amigos. Lamentablemente al igual que otras de sus obras, no puede estudiarse como realizó la técnica, tras la pintura, Vrubel añadía bronce en polvo a sus óleos con el propósito de darle a estos efectos luminosos brillantes.

En 1896 se casó con la cantante de ópera Nadezhda Zabela: durante un tiempo, realizó los diseños para la escenografía de algunas obras y del vestuario de su mujer.

Así mismo ilustró algunos cuentos rusos, que fueron de sus obras más aclamadas, entre ellas: “Pan”, “La princesa y el cisne” y “Lilacs”.

A partir de 1901, volvió a sus temas demoníacos y pintó su óleo de gran tamaño “Demon Downcast “, tema que repitió una y otra vez. Quizá todo esto le llevó tener un severo brote psicótico, aunque desde hacía tiempo venía padeciendo desórdenes mentales,  por lo que hubo de ser ingresado en un manicomio, que se agravó con un estadio avanzado de la sífilis que padecía, y que le atacó sobre todo a la vista.

Durante su estancia en el hospital mental, pintó su “Perla de Ostra” y algunas obras inspiradas en el poema de Alexander Pushkin, “El Poeta”.

Poco a poco su salud mental se fue deteriorando cada vez más, se quedó ciego y dejó de pintar.

Murió San Petersburgo, el 14 abril 1910.
De él dijo el gran artista K.Petrov-Vodkin: “Vrúbel fue nuestra época”.

*Entrada publicada en este blog el 21 de agosto de 2012. Ha sido actualizada y ampliada el 7 de diciembre de 2017.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Bitacoras.com agosto 22, 2012 at 1:28 pm

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Hacer click en la imagen para ver más obras Mikhail Vrube Mikhail Aleksandrovich Vrubel nació en Omsk, Rusia el 17 de marzo 1856. De padre polaco y madre danesa, estudió y se graduó en Derecho en 1880 en la Universidad de……

  • Reply Maestros del retrato: El ruso Valentín Seróv | Trianarts noviembre 19, 2014 at 11:54 pm

    […] maestros que pudo contemplar en los museos de Rusia y el resto de Europa del Este, y de sus amigos, Mijaíl Vrúbel y con Konstantín Korovin, junto a la atmósfera creativa de la Colonia de Abrámtsevo, a la cual […]

  • Deja un comentario