Pintura

Mujeres pintoras: La impresionista Berthe Morisot

Enero 14, 2017

Click en la imagen para ver más obras

Berthe Morisot

Nació el 14 de enero de 1841, en Bourges, Francia.
Perteneciente a una familia de la alta burguesía, vivió en su casa y fue educada en el gusto por las artes y por la música. Su alta capacidad creativa la llevaron a interesarse por la pintura, al igual que su hermana Edma, recibió sus primeras clases de los pintores Geoffroy-Alphonse Chocarne y Joseph-Benoît Guichard, este último que exponía regularmente en el Salón de París, las animó a visitar el Museo del Louvre y copiar esculturas.


En 1858 ambas hermanas entraron como copistas en el Louvre donde conocieron a Henri Fantin-Latour y a Félix Bracquemond. Fue gracias estos contactos comenzaron a recibir clases de Achille Oudinot, enseñanza que impartía  saliendo a a pintar al aire libre. A su vez a Oudinot les presentó a Camille Corot, que junto a los pintores de la Escuela de Barbizon influyeron en ellas de forma determinante el resto de su carrera.

Berthe pintaba tomando apuntes al aire libre de obras que finalizaba en su estudio. Su primera exhibición en el Salón de París, fue en 1864, lo siguió haciendo hasta 1874 de forma ininterrumpida, hasta que se celebró la primera exhibición de impresionistas en la que expuso “La Cuna”, una de sus obras más famosas.

En 1869 Edma abandonó su carrera tras su matrimonio, por lo que Berthe continuó en solitario su actividad en la pintura.
En su temática, predominaron siempre escenas desarrolladas en ambientes domésticos, centrándose más en escenas con sus hermanas e hijos como protagonistas.

En 1868 hizo amistad con Edouard Manet y a través de él, conoció a su hermano Eugéne, con el que se casó en 1874, fue ella la que atrajo a Manet al mundo de los impresionistas, aunque este, nunca se consideró como tal, de hecho nunca expuso en el grupo de estos.

Posó en “El balcón”, actualmente en el Museo d’Orsay de París, obra que fue presentada en el Salón de París del año siguiente. Desde entonces Manet y Morisot mantuvieron una estrecha relación artística durante el resto de sus vidas, que aumentó tras el matrimonio de Berthe con Eugène.

Berthe, junto a Camille Pisarro, fueron los dos pintores que expusieron en todas las exhibiciones impresionistas. Sólo una dolencia de su única hija provocó su ausencia en la exposición de 1879.

Al igual que le pasó a otras muchas grandes del impresionismo, como Mary Cassatt o Marie Bracquemond, por su condición de ser mujeres, se las relegó a la categoría de “mujeres artistas”, debido a que en la temática de sus cuadros, primaban las escenas de la vida doméstica, deportes en el campo y niños, el mundo masculino, les estaba vetado socialmente, sin embargo, sus pinturas tenían muchas cosas en común con los pintores masculinos, Degas, burgués como ella, pintaba bailarinas, carreras de caballos… , Monet, jardines y a sus hijos.

Por todo esto, aunque actualmente sus cuadros se cotizan de forma elevada, en el mundo del arte, cualquiera de sus cuadros en la actualidad están valorados en más de cuatro millones de dólares, Morisot tuvo que sufrir la discriminación por ser mujer, que era una realidad en la sociedad machista que aún era muy fuerte a finales del siglo XIX y que infravaloraba su obra.

A partir de 1880, cuando su pintura había evolucionado hacía un impresionismo más claro en cuanto a su pincelada, se sintió muy influenciada por Pierre Auguste Renoir, influencia que se refleja claramente en sus obras de esa época. La frescura luminosa de su paleta, la factura libre y vigorosa, así como, la atmósfera poética de sus lienzos, son reconocidas y admiradas.
Su relación con los pintores impresionistas fue estrecha y frecuentes las reuniones que organizaba en su casa con artistas e intelectuales de la época.

Su vida fue muy dolorosa en su madurez, en 1883 muere Edouard Manet, en 1892 su esposo Eugéne y su hermana. Se encontró muy sola para criar a su hija Julie.

Tras la muerte de Édouard en 1883, organizó una exposición en su honor con la ayuda de Claude Monet, Émile Zola y otros artistas
Murió en París, con sólo cincuenta y cuatro años, el 2 de marzo de 1895 , está enterrada en el cementerio de Passy de París.
En España podemos ver dos de sus obras en el Museo Thyssen Bornemisza de Madrid.

*Esta entrada fue publicada en este blog el 30 de agosto de 2011. Ha sido actualizada y ampliada con más de 50 nuevas obras, el 14 de enero de 2017.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

5 Comments

  • Reply Bitacoras.com Agosto 30, 2011 at 4:10 pm

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Click en la imagen para ver más obras Berthe Morisot nació el 14 de enero de 1841 en Bourges, Francia Junto a su hermana y desde muy pequeña tomó lecciones de pintura, para tener a partir de los 20 años a Camille Corot, ……

  • Reply Jean-Baptiste Camille Corot: El romanticismo francés | Trianarts Julio 20, 2012 at 10:24 pm

    […] influencia fue decisiva en los primeros pasos de Monet, Renoir y Berthe Morisot, así como en toda la obra de Camille Pissarro, aunque no vio con simpatía al impresionismo como […]

  • Reply Mujeres Pintoras: Mara Schasteenm | Trianarts Marzo 2, 2015 at 2:47 pm

    […] a Europa y pudo descubrir el impresionismo y sus increibles representantes: Berthe Morisot, Claude Monet, Pierre-Auguste Renoir, Alfred Sisley, Edouard Manet… Posteriormente […]

  • Reply Mujeres Pintoras: La impresionista Eva Gonzalès » Trianarts Abril 19, 2015 at 3:17 pm

    […] El maestro pintó un retrato de Eva en 1870, en el que la pintora aparece sentada pintando una naturaleza muerta. A su llegada al taller de Manet, se provocaría una tensa relación con la también pintora, alumna y modelo de Manet, Berthe Morisot. […]

  • Reply Mary Cassatt: La pintora de niños y mujeres » Trianarts Junio 14, 2015 at 6:02 pm

    […] En 1875 tras de ver una obra al pastel de Edgar Degas en el escaparate de una galería de arte, llegó a la conclusión de que no estaba sola en su rebelión, en una carta a un amigo podemos leer: “Solía aplastar mi nariz contra las ventanas para absorber todo lo que podía de su arte… Cambió mi vida, desde entonces pude ver al arte del modo que siempre quise verlo”. Además de Degas hizo una gran amistad con  Pierre-Auguste Renoir y Berthe Morisot. […]

  • Deja un comentario