Pintura

Fra Angelico: El Quattrocento italiano

febrero 18, 2018

Click en la imagen para ver más obras

Fra Angelico

Guido di Pietro da Mugello, conocido como Fra Angelico, nació en Vicchio, en la región de Toscana, Italia, el 24 de junio de 1390.

Pintor de los principios del Renacimiento,durante el quatrocento italiano, que supo combinar su vida monástica con la de pintor excelente y consumado.

En 1418 ingresó en un convento dominico en Fiésole, y alrededor de 1425 se convirtió en fraile de la orden con el nombre de Giovanni da Fiesole, siendo apodado Angelico por la temática religiosa en su obra y por ser extremadamente devoto. Fue beatificado por Juan Pablo II en 1982 pasando a ser el Beato Fra Angelico.

Se desconoce su escuela pictórica, pero se cree que comenzó ilustrando misales y libros religiosos para más tarde decorar murales y tablas.

Giorgio Vasari en su obra «Vida de los mejores, pintores, escultores y arquitectos» habla del pintor como Fra Giovanni Angelico, poseedor de un «raro y perfecto talento» y menciona que «nunca levantó el pincel sin decir una oración ni pintó el crucifijo sin que las lágrimas resbalaran por sus mejillas».

De entre sus obras más importantes se pueden destacar: » La Madonna de la estrella», » Cristo en la Gloria rodeado de santos y de ángeles» , en la National Galllery de Londres, «La Madonna dei Linaioli» «: La Anunciación» en Museo del Prado de Madrid  y numerosos frescos y retablos, (Catedral de Orvieto, en el Vaticano para decorar la capilla del Papa Nicolás V).

La madurez de su estilo se aprecia por primera vez en la «Madonna dei Linaioli», de 1433, en la iglesia de San Marcos de Florencia, en la que pintó una serie de doce ángeles tocando instrumentos musicales.

En 1436, los dominicos de Fiésole se trasladaron al convento de San Marcos de Florencia que acababa de ser reconstruido por Michelozzo.

Fra Angelico, ayudado de varios aprendices, pintó numerosos frescos en el claustro, la sala capitular y las entradas a las veinte celdas de los frailes de los corredores superiores. Los más impresionantes son «La crucifixión», «Cristo peregrino» y «La transfiguración».

El retablo que hizo para San Marcos, hacia 1439, es una de las primeras representaciones de lo que se conoce como «Sacra conversación»: la Virgen acompañada de ángeles y santos que parecen compartir un espacio común. Pintó así mismo un tema que repitió incontables veces una «Anunciación».

En 1445 fue llamado a Roma por el papa Eugenio IV para pintar unos frescos en la capilla del Sacramento del Vaticano, hoy desaparecida.
En 1447, pintó los frescos de la catedral de Orvieto junto con su discípulo Benozzo Gozzoli.

Sus últimas obras importantes, los frescos realizados en el Vaticano para decorar la capilla del papa Nicolás V, en ellos representó distintos episodios de las vidas de San Lorenzo y de San Esteban, entre 1447 y 1449,  probablemente fueron ejecutados por ayudantes a partir de diseños de Fra Angelico.
Desde 1449 hasta 1452,  fue el prior de su convento de Fiesole.

Fra Angelico combinó la elegancia decorativa del gótico internacional de Gentile da Fabriano, con el estilo más realista de otros maestros del renacimiento como el pintor Masaccio y los escultores Ghiberti y Donatello, que trabajaban en Florencia, y aplicó también las teorías sobre la perspectiva de León Battista Alberti.

Su maestría en la creación de figuras monumentales, en la representación del movimiento y en la capacidad para crear planos de profundidad a través de la perspectiva lineal, especialmente en los frescos realizados en Roma,  confirman que fue  uno de los pintores más importantes del primer Renacimiento.

El Museo del Prado de Madrid, como decíamos, alberga  una de sus obras más representativas: «La Anunciación», de  1430-1432, realizada para el convento dominico de Fiesole.

El Museo Thyssen-Bornemisza posee «La Virgen de la humildad».

Así mismo la Casa de Alba albergaba «La Virgen de la granada», en el Palacio de Liria, adquirida por el Duque de Alba en Florencia hacia 1816 y que ha sido vendida recientemente por la Casa Ducal al Museo del Prado.
Murió en el convento dominico de Roma el 18 de febrero de 1455.

*Entrada publicada en este blog el 18 de febrero de 2010. Ha sido actualizada y ampliada el 18 de febrero de 2018.

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply Bitacoras.com febrero 18, 2010 at 12:52 am

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com:   Hacer click en la imagen para ver álbum. Fra Angelico. (Guido di Pietro) Nació en  en Vicchio, Toscana en el año 1400     Pintor de los principios del Renacimiento, supo combinar su vida monástica con la de pintor excelente…..

  • Reply Fra Bartolommeo: El Renacimiento en la Escuela de Florencia » Trianarts marzo 30, 2015 at 12:12 am

    […] el convento se convirtió en director del taller de pintura, cargo que años antes había ostentado Fra Angélico. Cuatro años más tarde volvería a retomar los pinceles al aceptar un encargo de Bernardo de […]

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.