Pintura

Franciabigio: El Renacimiento en Florencia

febrero 28, 2018

Click en la imagen para ver más obras

Franciabigio

Francesco di Cristofano Bigi, conocido como Franciabigio, nació en Florencia, Italia, en 1482.
Heredero de las características del estilo de la pintura del Quatroccento italiano, no supo salvar este corsé a pesar de compartir taller y amistad con Andrea del Sarto.

Comenzó su aprendizaje, al parecer trabajando como ayudante de Mariotto Albertinelli, del que aprendió el estilo florentino que comenzaba a despuntar. Más tarde siguió los pasos de la temprana obra de Rafael Sanzio, sin abandonar por ello la influencia que ya había absorbido de Leonardo da Vinci, asimilando así en resumen el estilo de del Sarto, aunque como se apunta más arriba, de forma más simple, menos arriesgado.

Sobre 1511, viajó a Roma, con el fin de estudiar las últimas obras de Rafael, hecho que le ayudaría de alguna forma a pulir su técnica, logrando dar mayor expresión y movimiento a sus figuras, aunque sin lograr nunca el equilibrio de las del de Urbino.

Sustituyó a Andrea del Sarto en la decoración del claustro del Scalzo, cuando este viajó a Francia, realizando las figuras más recargadas de la pintura florentina de aquella época.

Alrededor de 1520, se cree que viajó de nuevo a Roma, logrando esta vez asimilar algunos detalles del clasicismo que se practicaba en ese momento en la capital italiana. Como prueba, posiblemente lo mejor de toda su obra, los frescos que pintó para la decoración de Villa Medicci en Poggio a Caiano: “El triunfo de Cicerón”, de 1521.

En su etapa más madura, el pintor parece dejar a un lado sus influencias romanas y vuelve a la tradición de la Escuela de Florencia, son pinturas estas más preciosistas, pero adolecen de la fuerza y la emoción de lo mejor de su obra, seguramente “David y Betsabé”, de 1523. En ese momento los pintores más importantes, los que se habían colocado al frente de la pintura en Florencia eran Jacopo Pontormo y Rosso Fiorentino.

Giorgio Vasari, en su biografía de Franciabigio, relata una anécdota que muestra el carácter impetuoso y del celo que ponía en su trabajo. Al parecer, los frailes de la Santisima Annunziata de Florencia, decidieron descubrir sus frescos antes de estar terminados. Por la mañana recibió la noticia y preso de rabia, salió de forma precipitada hasta el lugar de su obra, se subió al andamio y con una llana, destrozó parte de la pintura, en concreto la cabeza de la Virgen y totalmente un desnudo.

Actualmente se observan aún los desperfectos que provocó su ira. Al parecer, y siempre según Vasari, los monjes quisieron resarcirle pagándole el doble por reparar los desperfectos, pero él se negó a hacerlo. Por respeto, sus compañeros a los que se les pidió igualmente la reparación se negaron a efectuarla.
Murió con sólo 43 años, víctima de la peste, el 24 de enero de 1525.

*Entrada publicada el 24 de julio de 2013. Ha sidi actualizada y ampliada el 28 de febrero de 2018

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.