Pintura

Georges de La Tour: El tenebrismo francés

marzo 13, 2018

Clic en la imagen para ver más obras

Georges de La Tour

Nació en Vic-sur-Seille, cerca de Nancy, región de Lorena, el 13 de marzo de 1593.
Se formó en Nancy, capital de Lorena, y es el más famoso de los tenebristas franceses, es claro que fue influenciado por Caravaggio y debió conocer igualmente la obra de Carlo Saraceni y Orazio Gentileschi.

Sin embargo se le relaciona más con los tenebristas holandeses de la escuela de Utrecht, sobre todo con Gerard van Honthorst. En sus cuadros, el origen de la luz es concreto: una vela, una bujía, una antorcha u otra forma de luz artificial, mientras que en las obras de Caravaggio, la luz emanaba de un origen impreciso.

Practicó un estilo muy personal, con composiciones equilibradas y rigurosas, casi geométricas.
Realizó sobre todo temas religiosos y escenas de género, todos ellos con un mismo estilo, tanto así que en algunos cuadros no es fácil distinguir si se trata de uno u otro, sirva como ejemplo “El recién nacido”, que no se sabe si representa en realidad La Natividad.

Entre los temas religiosos, pintó con preferencia santos asociados a la peste, especialistas en prevenir el contagio, de ahí sus varias representaciones de San Sebastián. No se le conocen retratos, prefirió representar a la gente humilde, sobre todo figuras femeninas serias, contenidas, piadosas, mujeres que curan heridos, jóvenes madres con niños, y varias versiones de la Magdalena.

No está claro si pasó toda su vida en su tierra natal o viajó a Italia y los Países Bajos, hecho que en cualquier caso no está documentado, o conoció la obra de los tenebristas que circualaron por Europa.
En caso de haber viajado a estos lugares se dan como fechas posibles los periodos que van de 1610 a 1615 a Roma, y entre 1615 y 1620 a Utrecht.

En cualquier caso, en 1616. año en que regresó a Vic, era ya un pintor formado. Contrajo matrimonio y en 1620 se instaló en en Lunéville, donde abrió un taller.
En 1623 tuvo varios encargos del duque Enrique II.

Entre 1625 y 1630 pasó un periodo de prosperidad, con abundante demanda de su trabajo, y numerosos aprendices.
Sin embargo al iniciarse la década de 1630, las guerras que se sucedían entre la región de Lorena con Francia y Austria, hasta el punto que el ejército imperial francés devastaron su tierra en varias ocasiones.

Entre 1631 y 1635 padecieron los efectos de la Guerra de los Treinta Años, que dieron lugar a una época convulsa y dramática, con revueltas, rapiñas de los milicianos, rebeliones, un pavoroso incendio en Lunéville, en 1638 y varias epidemias, entre ellas, la peste.

Sobre 1639 es probable que viajara a París, ya que en un documento de la época es mencionado como “pintor oficial del rey” Luis XIII.
En 1643, regresó a Lunéville; desde ese año y hasta su muerte pintó un cuadro cada año en nombre de la ciudad de Lunéville para el gobernador de la Lorena, el mariscal de La Ferté.

Otros coleccionistas célebres, como el cardenal Richelieu, el superintendente de finanzas Claude de Bullion, el arquitecto Le Nôtre e incluso Luis XIII, compraron obras suyas.

Con ocasión de la epidemia de peste, en 1652 murieron el artista y su esposa, así como un criado de la casa. De sus diez hijos solo le sobrevivieron tres.
Su trabajo fue muy solicitado en vida, pero cayó en el olvido tras su muerte. Fue recuperado entre finales del siglo XIX y principios del XX por los estudios de varios investigadores, particularmente por en particular por Hermann Voss, en 1915.

A partir de la exposición Pintores de la realidad, realizada en 1934, recobró un lugar eminente en la pintura francesa, hecho que fue confirmado por la adquisición, en 1960, de la “Echadora de la buenaventura” por el Metropolitan Museum of Art de Nueva York, y por dos exposiciones monográficas, en 1972 y en 1997, ambas en París.

Se le atribuyen unas 80 obras, aunque los historiadores más exigentes las reducen a la mitad y consideran el resto como copias. Sólo dos de sus cuadros llevan fecha, “Las lágrimas de San Pedro”, de 1645, y “La negación de San Pedro”, de 1650, actualmente en el Musée des Beaux-Arts de Nantes, por lo cual la cronología de su obra sigue siendo muy discutida.

Murió en Lunéville, el 30 de enero de 1652.
El Museo del Prado de Madrid alberga una de sus escasas obras: “Ciego tocando la zanfonía”, además desde 2005, exhibe un magnifico “San Jerónimo leyendo una carta”, un cuadro inédito hasta que fue localizado en la sede central de Instituto Cervantes de Madrid.

*Entrada actualizada y ampliada el 13 de marzo de 2018.

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply Bitacoras.com abril 29, 2015 at 11:53 pm

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Clic en la imagen para ver más obras Georges de La Tour Nació en Vic-sur-Seille, cerca de Nancy, región de Lorena, el 13 de marzo de 1593. Se formó en Nancy, capital de Lorena, y es el más famoso de los tenebristas franceses,..…

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.