Poesia

Jorge Teillier: Despedida

abril 22, 2023


[…] Y la niebla borra la cara de los relojes en los campanarios.
JT

Mi recuerdo al poeta chileno en el aniversario de su muerte

«Despedida»

…el caso no ofrece
ningún adorno para la diadema de las Musas.
Ezra Pound

Me despido de mi mano
que pudo mostrar el paso del rayo
o la quietud de las piedras
bajo las nieves de antaño.

Para que vuelvan a ser bosques y arenas
me despido del papel blanco y de la tinta azul
de donde surgían ríos perezosos,
cerdos en las calles, molinos vacíos.

Me despido de los amigos
en quienes más he confiado:
los conejos y las polillas,
las nubes harapientas del verano,
mi sombra que solía hablarme en voz baja.

Me despido de las virtudes y de las gracias del planeta:
los fracasados, las cajas de música,
los murciélagos que al atardecer se deshojan
de los bosques de casas de madera.

Me despido de los amigos silenciosos
a los que sólo les importa saber
dónde se puede beber algo de vino
y para los cuales todos los días
no son sino un pretexto
para entonar canciones pasadas de moda.

Me despido de una muchacha
que sin preguntarme si la amaba o no la amaba
camino conmigo y se acostó conmigo
cualquiera tarde de esas en que las calles se llenan
de humaredas de hojas quemándose en las acequias.
Me despido de una muchacha
cuya cara suelo ver en sueños
iluminada por la triste mirada de linternas
de trenes que parten bajo la lluvia.

Me despido de la memoria
y me despido de la nostalgia
─la sal y el agua
de mis días sin objeto-─

y me despido de estos poemas:
palabras, palabras ─un poco de aire
movido por los labios─ palabras
para ocultar quizás lo único verdadero:
que respiramos y dejamos de respirar.

Jorge Teillier

De: El árbol de la memoria, 1961

Jorge Teillier Sandoval nació en Lautaro, Chile, el 24 de junio de 1935.
Destacado poeta de la llamada generación literaria de 1950.
Fue el creador de la poesía lárica o de los lares, que corresponde a la ética y estética del poeta chileno, y que transmitió durante toda su vida.
Recibió la influencia de los poetas del modernismo hispanoamericano, Vicente Huidobro y de la tradición universal de Jorge Manrique, Rainer María Rilke y Francois Villon. Se le vincula también con Friedrich Hölderlin y George Trakl. Para Teillier, lo importante en la poesía no fue lo estético, sino la creación del mito y de un espacio o tiempo que trascendieran lo cotidiano, utilizando lo cotidiano. Según Teillier, el poeta no debe significar sino ser. Postuló un tiempo de arraigo frente a la generación de los años 50′, partidaria del éxodo hacia las ciudades.
Murió en Viña del Mar, el 22 de abril de 1996.

También de Jorge Teillier en este blog:

«Jorge Teillier: La tierra de la noche»: AQUÍ

«Jorge Teillier: En la secreta casa de la noche»: AQUÍ

«Jorge Teillier: A un niño en un árbol»: AQUÍ

«Jorge Teillier: Bajo un viejo techo»: AQUÍ

«Jorge Teillier: Despedida, de El árbol de la memoria»: AQUÍ

Bibliografía poética:

Para ángeles y gorriones – 1956 (Reeditado en 1995)
El cielo cae con las hojas – 1958
El árbol de la memoria – 1961
Los trenes de la noche y otros poemas – 1961
Poemas del País de Nunca Jamás – 1963
Poemas secretos – 1965
Crónica del forastero – 1968
Muertes y maravillas (Antología) – 1971 (reeditado: 2005 y en 2011)
Para un pueblo fantasma – 1978 (Reeditado en 2005)
La isla del tesoro (escrito junto a el poeta peruano Juan Cristóbal – 1982 (Reeditado y aunmentado en 2013)
Cartas para reinas de otras primaveras – 1985
El molino y la higuera – 1993
Hotel Nube – 1996
En el mudo corazón del bosque – 1997

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.