Pintura

Julian Alden Weir: Impresionismo norteamericano

agosto 30, 2018

Click en la imagen para ver más obras

Julian Alden Weir

Nació en West Point, Nueva York, el 30 de agosto de 1852.
Hijo del también pintor Robert Walter Weir, se crió en West Point, Nueva York, donde su padre impartía clases de dibujo en la citada academia militar, y de la que fue profesor entre otros de James Mcneill Whistler.

Fue miembro de la colonia de artistas de Cos Cob, situada cerca de Greenwich, en Connecticut, y uno de los fundadores del grupo “The Ten”, que reunió a una serie de pintores que se oponía a las organizaciones profesionales que dictaminaban las normas artísticas, y  con las qué estaban descontentos. Expusieron juntos en 1898.

Su formación inicial le llegó de su padre, y la oficial, la comenzó en la Academia Nacional de Diseño de Nueva York en la década de 1870, para posteriormente, en 1873 viajar a París, donde continuó sus estudios en L’École des Beaux-Arts de la capital francesa, en la que tuvo como profesor a Jean-Léon Gérôme, e hizo una gran amistad con Jules Bastien-Lepage.

Así mismo vio las primeras obras impresionistas reaccionando de forma contundente; en una carta enviada a sus padres el 15 de abril 1877, escribía: “Nunca en mi vida vi  cosas más horribles, no respetan ni la forma de dibujo, pero dan una idea de lo que llamamos naturaleza. Fue peor que la Cámara de los horrores”.

Fue apreciado y admirado por sus compañeros contemporáneos, en esta primera etapa de su carrera como academicista y conservador.
Antes de volver a Estados Unidos, viajó a Londres donde coincidió con James McNeill Whistler.
A su regreso a Nueva York, fundó junto a otros, la Sociedad de Artistas de América, y exhibió de forma continuada en la National Academy of Design desde 1875.

Comenzó a vivir holgadamente de su trabajo realizando retratos, dando clases en la Cooper Union Women’s Art School, en la Art Students League, y dando clases privadas.

Su obra más temprana se centró prácticamente en naturalezas muertas y retratos, de estilo realista con alguna influencia de Édouard Manet, Weir iba al parecer perdiendo su aversión hacia el impresionismo francés, como lo prueba el hecho de que comprara en los veranos de 1880 y 1881, dos obras de Manet: “Mujer con un perro” y “Niño con una espada”, para el coleccionista de arte Erwin Davis.

En 1883 tras contraer matrimonio, adquirió una propiedad agrícola en Ridgefield, Connecticut, a la que se trasladan a vivir. En este lugar, se afianzó su amistad con Albert Pinkham Ryder y con John Henry Twachtman. Con este último congeniaría bien, exhibiendo juntos en dos ocasiones, ambos fueron profesores de la Art Students League. En 1889, de nuevo expusieron juntos  y vendieron sus obras en la Galeria Ortgies de Nueva York.

Weir, admiraba las naturalezas muertas de su amigo Emil Carlsen, que pasaba sus veranos en la granja de los Weir, hasta que compró la suya propia cercana a la de sus amigos, en Falls River. El marco rural en el que vivían, fue una influencia decisiva en la vida y la obra de Weir, ya que constituía un escape al bullicio de la ciudad de Nueva York.

Ya en 1891 habían cedido sus dudas y el rechazo al impresionismo, adoptándolo como suyo, una exposición de ese año en La Galería Blakeslee, es una muestra de ello. En sus cuadros de esa época, muestra una tendencia en su paleta de colores pastel más ligeros que las de los impresionistas puros y una pincelada muy parecida a la de estos.

A la muerte de su esposa en 1892,  contrajo nuevamente matrimonio con la hermana de esta en ese mismo año, tras lo que heredó otra granja en Windham, aunque la conocía por haber estado en ella de visita con su primera esposa, le produjo un gran impacto.

Su fama se fue acrecentando, tanto así que la American Art Association, agrupó sus obras junto a las de Twachtman en una muestra comparativa con obras de Claude Monet y Paul Besnard, exposición que ponía de manifiesto que el mundo del arte comenzaba a tener en cuenta a los impresionistas americanos.

El resto de su vida pintó fundamentalmente paisajes impresionistas y escenas con figuras, que la mayor parte de las veces plasmaban rincones de sus granjas en Branchville y Windham.
Hay notables variaciones en su estilo de forma intermitente, que van desde el más vibrante impresionismo a un más tenue y sombrío tonalismo.

A partir de 1900 renovó su interés por el academicismo, pintando obras en las que hace mayor énfasis en el dibujo y el diseño.
En 1912 fue nombrado primer Presidente de la Asociación de Pintores y Escultores de América, cargo al que renunció al año siguiente para patrocinar el Modernist Armory Show, y poco más tarde sería presidente de la Academia Nacional de Diseño.

De su legado artístico cabe destacar la considerada su obra maestra: “Puente Rojo”, de 1895.
Sus obras están presentes en colecciones del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York; en la Colección Phillips de Washington, DC; en el Smithsonian American Art Museum de Washington, DC; en la Brigham Young University ‘s Museo de Arte, de Provo, Utah, y en el Wadsworth Atheneum, de Hartford, Connecticut.

La Granja Weir y el estudio en Branchville están protegidos como Sitio Histórico Nacional, la familia Weir sigue poseyendo la titularidad de la finca Windham.
Murió el 8 de diciembre de 1919.

*Esta entrada fue publicada en este blog el 21 de octubre de 2012. Ha sido actualizada y ampliada el 30 de agosto de 2018.

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Bitacoras.com octubre 21, 2012 at 2:46 pm

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Click en la imagen para ver más obras Julian Alden Weir Nació el 30 de agosto de 1852. Hijo del también pintor Robert Walter Weir, se crió en West Point, Nueva York, donde su padre impartía clases de dibujo en la citada ……

  • Reply Maestros del paisaje: Ernest Lawson, el pintor del invierno » Trianarts | Trianarts abril 13, 2013 at 10:32 pm

    […] continuó sus estudios con John Henry Twachtman en Cos Cob, Connecticut, siendo ambos alumnos de J. Alden Weir en su escuela de arte, durante el verano de […]

  • Reply Daniel Garber: El impresionismo de la Escuela Hope | Trianarts mayo 19, 2013 at 11:36 pm

    […] Bellas Artes en Filadelfia, en la que tuvo como maestros a William Merritt Chase, Thomas Anschutz, Julian  Alden Weir, y Cecilia […]

  • Reply Maestros del paisaje: El impresionista John Henry Twachtman | Trianarts junio 1, 2013 at 12:16 am

    […] y se establece en Greenwich, Connecticut, inicialmente en casa de su amigo, el también pintor Julian Alden Weir, y más tarde en la granja que compraría cercana a la de este. Ambos amigos solían pintar y […]

  • Reply El realismo de John Singer Sargent | Trianarts octubre 31, 2013 at 10:05 pm

    […] se convirtió en el estudiante estrella. Julian Alden Weir, que conoció a Sargent en 1874, dijo de él que era “uno de los compañeros con más talento […]

  • Reply Albert Pinkham Ryder: Modernista y romántico | Trianarts abril 30, 2014 at 9:09 pm

    […] su primera obra en 1873,  en una exposición en la que coincidió con Julian Alden Weir, que se convertiría en su gran amigo toda la vida. En 1878, se unió a la “Sociedad de […]

  • Reply Theodore Earl Butler: Impresionismo americano en Giverny » Trianarts abril 11, 2015 at 11:43 pm

    […] ingresó en la Art Students League, donde estudió con James Carroll Beckwith, Kenyon Cox y Julian Alden Weir, y tuvo como maestros a William Merritt Chase de 1884 a […]

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.