Poesia

María Beneyto: Balada del pan amarillo

marzo 15, 2016

“… No tengo miedo, y por lograr ahora
la paz, me voy sin él…”
MB

Recordando a la poeta valenciana en el quinto aniversario de su muerte.

“Balada del pan amarillo”

(postguerra)

En el pan de maíz, el sol queda
a sufrir con nosotros, amarillo.
Toda la población de la mazorca
nos acompaña así, nos edifica.

Por él acerca el campo su palabra
caída entre los muertos y el otoño,
su balada perdida, sin garganta
que dé salida al canto de la tierra.

En él late la yema de la vida
llena de avispas ciegas, desnortadas,
y bulle un zumo de limón caliente
en el lugar donde la sangre canta.

En el pan de maíz hay una rosa
amarilla de azufre y tristeza;
un acorde, una música de hierro,
quizá una fuerza de astros extinguidos.

Hay un calor dormido junto a un niño,
un fuego a medio hacer con hielo cerca,
una remota fiebre de azafranes
diluidos en mares de ceniza.

Perros hambrientos tienden sus aullidos
debajo de los árboles dorados,
y un aserrín de cálida madera
trepa al silencio en espirales mudas.

Por el pan de maíz, toda la vida
se nos quedó amarilla, pero erecta,
se nos quedó oxidada, pero firme,
y el pan aquél ya es carne, hueso nuestro.

Invisibles canarios que venían
inmiscuyendo su ternura inquieta
en el redondo pan de la amargura
nos daban alas, plumas, voces rubias…

Con el dolor del miedo nos saciaban.
Con su lívido frío. Y nos alzamos
en terca voluntad de crecimiento:
nos quisimos quedar a ver la vida.

Como una flor de liquen, arraigada
en tejado pobrísimo, sin tierra
ni apenas otra cosa que la nube,
así creció y se fue la dura infancia.

(¿Adónde? ¿Con qué escolta ilimitada
de estrellas y nenúfares? ¿Qué signos
sin descifrar dejaba? ¿Qué simientes?
¿En dónde están sus leves huesecillos…?)

Con amarillo pan hemos nutrido
la adolescencia débil y espigada,
el amor primero, lo inefable
de la esperanza: cuanto no tuvimos.

Y si crecimos, si hasta aquí llegamos
con el pan de maíz en las arterias,
fue porque el sol tribal de la naranja
se escondió con tristeza. Y nos sostuvo.

María Beneyto

Publicado en “Poesía social española contemporánea – Leopoldo Luis” – 1965 – Premio Nacional de Literatura.
Reedición en 2000 por Biblioteca Nueva©
ISBN: 978-84-703080-31
Edic. Júcar, 1982.
Recogido en “María Beneyto -Poesía completa” – 1947-2007
Ed. Ayuntamiento de Valencia
ISBN: 978-84-84842-54-5

María Beneyto i Cuñat nació en Valencia el 14 de mayo de 1925.
Obtuvo el Premio de las Letras de la Generalitat en 1992.
Murió en Valencia el 15 de marzo de 2011.

También de María Beneyto:

“María Beneyto: Duro tiempo”: AQUÍ

“María Beneyto: Punto final”: AQUÍ

“María Beneyto: Sonámbula”: AQUÍ

Bibliografía:

Canción olvidada – 1947
Eva en el tiempo – 1952
Otra voz – 1952
Criatura múltiple – 1954
Rayas al aire – 1956
La prometida (novela) – 1958
La gente que vive al mundo (novela) – 1966 (Reeditada en 1977)
La mujer fuerte (novela) – 1967
Vidrio herido de sangre – 1977
Antología poética – 1993
Tras sepulta la ternura – 1993
Poemas de las cuatro estaciones – 1993
Archipiélago (poesía inédita 1975-1993)
Nocturnidad y alevosía – 1993
Hojas para algún día de noviembre – 1993
Antología poética – 1993
Para desconocer la primavera – 1994
Antología Poesía – (1952-1993)
Elegías de la piedra quebradiza – 1997
Bressoleig al insomnio de la ira – 2003

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply Bitacoras.com marzo 15, 2016 at 10:19 pm

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: “… No tengo miedo, y por lograr ahora la paz, me voy sin él…” MB Recordando a la poeta valenciana en el quinto aniversario de su muerte. “Balada del pan amarillo” (postguerra) En el pan de maíz, el sol queda a sufrir con noso..…

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.