Pintura

Mujeres pintoras: La finlandesa Beda Stjernschantz

enero 16, 2020


Clic en la imagen para ver más obras

Beda Stjernschantz

Beda Maria Stjernschantz nació en Porvoo, Finlandia, el 10 de diciembre de 1867.


Perteneció a una noble familia de su país; sus padres fueron el capitán Johan Wilhelm Stjernschantz y Alma Charlotta Sirén, que trabajaba en la Dirección de Transporte de los Ferrocarriles. Su hermano menor fue el curador posterior de la Colección de Arte Ateneum.


Se formó en la Escuela de Dibujo de la Asociación de Arte de Finlandia desde 1885 hasta 1889 y alumna privada del pintor de Gunnar Berndtson, de 1889 a 1891.


Tras la muerte de su padre en 1886, tuvo que ganarse la vida y pagar la mayoría de sus estudios de arte, lo que obstaculizó su carrera.


Con una producción muy escasa, ya que su carrera se vio truncada muy pronto, por problemas económicos y de salud, casi toda ella data de la década de 1890.


Exhibió sus cuadros por primera vez en la Exposición de Artistas Finlandeses en 1891.
En el otoño de 1891, viajó a París junto con Ellen Thesleff, donde estudió en la Académie Colarossi, aunque tuvo que regresar a Finlandia en menos de un año.


Aunque la educación artística de Académie Colaross era tradicional, también recibió en París la influencia de Magnus Enckell.


Enckell y Stjernschantz fueron los primeros artistas finlandeses en adoptar el simbolimo.
Stjernschantz quedó especialmente impresionada con la obra de Pierre Puvis de Chavannes, adoptando la visión teosófica en sus años en París.


En 1897 recibió una beca estatal para viajar a Italia durante el invierno, allí pintó su última obra famosa, Pastoral, con los antiguos personajes Pan, Ekho y Narkissos, inspirados en los poemas de Ovidio y Viktor Rydberg, y el personaje histórico Antinose.


En 1900 regresó a París con una beca de viaje; tras vender sus pinturas en una subasta, viajó a Nueva York, donde vivió de 1903 a 1905, trabajando como empleada de hogar y niñera. En la ciudad norteamericana contrajo una tuberculosis pulmonar, que le obligó a regresar a Finlandia, donde entró en una profunda depresión.


En 1906 estuvo tres meses en el Sanatorio Nummela en Nurmijärvi.
En 1908 pintó algunos cuadros con temas de otoño e invierno, que complementaban la temporada de la pastoral de 1897.


Fue uno de los miembros más importantes del simbolismo finlandés, junto a Akseli Gallen-Kallela, Magnus Enckell, Ellen Thesleff, Väinö Blomstedt y Hugo Simberg.


De entre todos éstos, fue la menos reconocida, pero en la década de 2000 aumentó el interés por su pintura.


Se suicidó en Helsinki, cuando contaba con 42 años de edad, el 28 de mayo de 1910.

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.