Pintura

Pietro Paolini, il Lucchese: Pintura de género caravaggista

junio 3, 2018

Clic en la imagen para ver más obras

Pietro Paolini, il Lucchese

Pietro Paolini, conocido como “il Lucchese”, nació en Lucca, el 3 de junio de 1603.
Pintor del barroco italiano, fue seguidor de Caravaggio.

En 1619 fue enviado a Roma por su padre, para estudiar con el caravaggista y célebre falsificador Angelo Caroselli.

En el taller de éste, conoció la pintura de Caravaggio y sus inmediatos seguidores, siendo influido, sobre todo por Bartolomeo Manfredi.

Más tarde estudió en otras escuelas, entre ellas Bolonia y Florencia.
En 1628 viajó a Venecia para aprender la pintura vedutista, ciudad en la que permaneció dos años, pero la muerte de su padre le obligó a volver a su Lucca natal, donde en la epidemia de la peste de 1630 murió también su madre.

Se estableció definitivamente en Lucca porque necesitaba apoyar a sus muchos hermanos.

Abrió un exitoso taller especializándose en pequeñas obras de género, temas alegóricos o musicales y naturalezas muertas, temas que introdujo en la ciudad.

Recibió múltiples encargos de instituciones religiosas en Lucca, así como ciudadanos locales prominentes.

Sobre 1652, fundó la Academia de Pintura y Dibujo de Lucca, en la que se impartía el estudio y representación de la naturaleza, a la que asistieron pintores como Antonio Franchi, Girolamo Scaglia, Giovanni Coli y Filippo Gherardi.

Pronto abandonó casi por completo la pintura para dedicarse a la enseñanza.

Su obra rica y variada, estuvo fuertemente influida, aunque de forma muy personal, en sus lienzos del periodo romano, por los tenebristas o seguidores de Caravaggio como se puede ver en la “Alegoría de los cinco sentidos”, actualmente en el Walters Art Museum,​ el “Concierto báquico”, en el Dallas Museum of Art​.

De todas ellas, posiblemente la más notable es la “Alegoría de la Muerte” del Museo Cerralbo de Madrid; ésta última estuvo antiguamente al propio Caravaggio.

De hecho su obra más notable y la más popular es la de su época tenebrista, con la temática habitual de Caravaggio: en esencia, representaciones de personas de clase baja como estafadores, charlatanes, vendedores ambulantes, prostitutas y músicos.

Tras pasar por Venecia, se sintió especialmente atraído por el Veronés, que le llevó a buscar como introducir efectos atmosféricos en su pintura.

Este cambio se puede observar en algunas de sus obras posteriores, la mayor parte religiosas, como los “Desposorios místicos de santa Catalina de Alejandría” de la Galleria Nazionale d’Arte Antica de Roma.

Sin embargo nunca renunció al naturalismo que se observa en el “Nacimiento del Bautista” de Villa Guinigi, Lucca, o en varios pequeños cuadros de gabinete con temas como “El pollero” conservado en su Lucca natal.

Pintó así mismo algunos retratos, con frecuencia con un significado alegórico y representando personas comprometidas en una determinada profesión o actividad. Estas obras se datan todas entre 1630 y 1640, sirva como ejemplo ” Una joven con una brújula”.

Su “Hombre sosteniendo una máscara” , a pesar de sus alusiones emblemáticas, nos muestra a un joven cuyas facciones se presentan como las de una persona real.

Realizó algunos retratos de actores, entre los que hay dos del actor Tiberio Fiorilli caracterizado como Scaramouche .
Murió en su ciudad natal, el 12 de abril de 1681.

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.