Poesia

Salvatore Quasimodo: Elegía

agosto 20, 2015

«… el oscuro sortilegio de la tierra,
donde incluso entre las tumbas de escombros
brota la flor de la maligna hierba»

SQ

Mi recuerdo al Premio Nobel italiano en el aniversario de su nacimiento.

«Elegía»

Gélida mensajera de la noche,
clara has regresado a los balcones
de casas destruidas, e iluminas
ignotas tumbas, desvalidos restos
de tierra humeante. Aquí reposa
nuestro ensueño. Y vuelves solitaria
hacia el norte, donde todo transcurre
sin luz hacia la muerte, y perseveras.

Salvatore Quasimodo

De: «Día tras día»
Traducción de Antonio Colinas
Incluido en “Poesía Completa” – Premio Nacional de Traducción 2005  – Edición bilingüe.
Ed. Linteo Poesía 1ª Edición: 2004 – 2ª Edición 2007.
ISBN: 978-84-96067-05-9

Poema original en italiano:

«Elegia»

Gelida messaggera della notte,
sei ritornata limpida ai balconi
delle case distrutte, a illuminare
le tombe ignote, i derelitti resti
della terra fumante. Qui riposa
il nostro sogno. E soliraria volgi
verso il nord, dove ogni cosa corre
senza luce alla morte, e tu ressisti.

Salvatore Quasimodo

De: «Giorno dopo giorno»

Salvatore Quasimodo nació en Modica, Sicilia, Italia, el 20 de agosto de 1901.
Fue poeta y periodista, miembro del movimiento hermético italiano.
Se pueden diferenciar claramente dos etapas en la obra de Salvatore Quasimodo, una primera la de su poesía publicada en la antología: «Y de repente la noche», y la publicada hasta el final de la Segunda Guerra Mundial, en la que utilizó una forma escueta, casi minimalista, y de contenidos con un gran componente simbolista, con un estilo al que se denominó hermetismo, y que compartió otros poetas italianos de ese momento, entre ellos: Giuseppe Ungaretti, Alfonso Gatto y Mario Luzi, todos habían recibido fuertemente la influencia de los franceses Paul Valéry y Stéphane Mallarmé, y con los que terminaría formando la conocida como Escuela Hermética italiana.
Tras finalizar la guerra, y con ello, la censura, Quasimodo se volcó con su obra en los temas sociales, imbricando de forma muy hábil lasanalogía que se dan entre las esclavitudes humanas actuales y los mitos griegos.
Abandonó y ejecutó una poesía más clara y llena de vitalidad.
Le fue concedido el Premio Nobel de Literatura en 1959.
Murió en Amalfi, 14 de junio, de 1968.

También de Salvatore Quasimodo en este blog:

«Salvatore Quasimodo: Hombre de mi tiempo»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: Concédeme mi día»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: Caminar»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: Los muertos»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: La noche de invierno»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: Auschwitz»: AQUÍ

«Salvatores Quasimodo: Iscariote»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: De mi olor de hombre»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: A mí peregrino»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: Limosna»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: Canto de Apolo»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: Dolor de cosas que ignoro»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: En el preciso tiempo humano»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: Vestir a Jesús»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: Élegos para la bailarina Cumani»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: El muro, de La tierra incomparable»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: Otoño»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: Refugio de aves nocturnas»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: Canto de Apolo»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: Aún se oye el mar, de Día tras día»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: Lamento por el sur»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: Ciudad muerta»:AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: No he perdido nada»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: A mi tierra, de Y de pronto anochece»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: La reunión de los mendigos, de Nocturnos del rey silencioso»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: El alto velero»: AQUÍ

Bibliografía:

Aguas y tierras – 1930
Oboe sumergido – 1932
Erato y Apolión – 1936
Y de repente la noche – 1942
La vida no es sueño – 1949
La tierra incomparable – 1958
El poeta y el político – 1960
Dar y tener – 1966

*La imagen es de Louise Fryer

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Salvatore Quasimodo: Canto de Apolo | Trianarts julio 7, 2013 at 2:07 am

    […] “Recordando a Salvatore Quasimodo: Elegía, de Día tras día”: AQUÍ […]

  • Reply Salvatore Quasimodo: Otoño | Trianarts septiembre 25, 2013 at 12:49 am

    […] “Recordando a Salvatore Quasimodo: Elegía, de Día tras día”: AQUÍ […]

  • Reply Salvatore Quasimodo: En el preciso tiempo humano | Trianarts noviembre 26, 2013 at 11:20 pm

    […] “Recordando a Salvatore Quasimodo: Elegía, de Día tras día”: AQUÍ […]

  • Reply Salvatore Quasimodo: Vestir a Jesús | Trianarts julio 17, 2014 at 2:55 am

    […] “Recordando a Salvatore Quasimodo: Elegía, de Día tras día”: AQUÍ […]

  • Reply Mi recuerdo a Salvatore Quasimodo: Concédeme mi día » Trianarts junio 14, 2015 at 8:13 pm

    […] “Salvatore Quasimodo: Elegía, de Día tras día”: AQUÍ […]

  • Reply Salvatore Quasimodo: Hombre de mi tiempo - Trianarts julio 18, 2015 at 9:27 pm

    […] “Salvatore Quasimodo: Elegía, de Día tras día”: AQUÍ […]

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.