Poesia

Salvatore Quasimodo: Vestir a Jesús

junio 11, 2016

«…Tú hombre, que sigues el camino del sol,
llegas y te pierdes en la sombra más cerrada.»

SQ

«Vestir a Jesús»

Todas las tardes, cuando los borrachos
como harapos helados por la lluvia,
parece que se cuelguen de los muros
y razonen de cosas muy graves,
un golpe de tos, roto,
como algo que los demás
no gustan de oír, nos hiela en el callejón.

No te reconozco, pequeño muchacho,
pero en todos los caminos te he encontrado,
y tú también lo has visto, y has llorado
pensándote su madre, pálida mercenaria,
caminante del dolor.

Y has rogado conmigo
que fuese dulce la noche
como una casa al sol:
–Oh primavera que, en el barranco agreste,
nublas las desnudas ramas del melocotonero,
dame un poco de azul para la ropa
de un niño, y dos estrellas para bordarlas.

Salvatore Quasimodo

De: «Nocturnos del rey silencioso» – 1958

Traducción de Antonio Colinas
Recogido en “Poesía Completa”
Ed. Linteo Poesía – 1ª Edición 2004©
ISBN de la 2ª Edición: 978-84-9607-05-9

Poema original en italiano

«Vestire Gesú»

Tutte le sere, quando gli ubriachi
come stracci invetriti dalla pioggia,
pare s’appendano ai muri
e ragionano di cose molto gravi,
un colpo di tosse, rotto,
come qualcosa che gli altri
non amino d’udire, gela nel vicolo.

Non ti conosco, piccolo fanciullo;
ma su tutte le strade t’ho incontrato,
e pure tu l’hai visto, e hai pianto
pensandoti sua madre, pallida mercenaria,
camminatrice di dolore.

E hai pregato con me
che dolce fosse la notte
come una casa al sole:
– O primavera che, alla balza agreste,
annuvoli del pesco i nudi rami,
dammi un poco d’azzurro per la veste
d’un bambino, e due stelle per ricami.

Salvatore Quasimodo

De: «Noctturni del re silenzioso» – 1958

Salvatore Quasimodo nació en Modica, Sicilia, Italia, el 20 de agosto de 1901.
Fue poeta y periodista, miembro del movimiento hermético italiano.
Se pueden diferenciar claramente dos etapas en la obra de Salvatore Quasimodo, una primera la de su poesía publicada en la antología: «Y de repente la noche», y la publicada hasta el final de la Segunda Guerra Mundial, en la que utilizó una forma escueta, casi minimalista, y de contenidos con un gran componente simbolista, con un estilo al que se denominó hermetismo, y que compartió otros poetas italianos de ese momento, entre ellos: Giuseppe Ungaretti, Alfonso Gatto y Mario Luzi, todos habían recibido fuertemente la influencia de los franceses Paul Valéry y Stéphane Mallarmé, y con los que terminaría formando la conocida como Escuela Hermética italiana.
Tras finalizar la guerra, y con ello, la censura, Quasimodo se volcó con su obra en los temas sociales, imbricando de forma muy hábil lasanalogía que se dan entre las esclavitudes humanas actuales y los mitos griegos.
Abandonó y ejecutó una poesía más clara y llena de vitalidad.
Le fue concedido el Premio Nobel de Literatura en 1959.
Murió en Amalfi, 14 de junio, de 1968.

También de Salvatore Quasimodo en este blog:

«Salvatore Quasimodo: Las muertas guitarras»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: Día tras día»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: Hombre de mi tiempo»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: Concédeme mi día»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: Caminar»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: Los muertos»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: La noche de invierno»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: Auschwitz»: AQUÍ

«Salvatores Quasimodo: Iscariote»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: De mi olor de hombre»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: A mí peregrino»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: Limosna»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: Canto de Apolo»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: Dolor de cosas que ignoro»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: Elegía, de Día tras día»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: En el preciso tiempo humano»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: Vestir a Jesús»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: Élegos para la bailarina Cumani»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: El muro, de La tierra incomparable»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: Otoño»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: Refugio de aves nocturnas»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: Canto de Apolo»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: Aún se oye el mar, de Día tras día»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: Lamento por el sur»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: Ciudad muerta»:AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: No he perdido nada»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: A mi tierra, de Y de pronto anochece»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: La reunión de los mendigos, de Nocturnos del rey silencioso»: AQUÍ

«Salvatore Quasimodo: El alto velero»: AQUÍ

Bibliografía poética:

Aguas y tierras – 1930
Oboe sumergido – 1932
Erato y Apolión – 1936
Y de pronto anochece – 1942
Dia tras día – 1947
La vida no es un sueño – 1948
El falso y verdadero verde – 1949-55
La tierra incomparable – 1955-1958
Debe y haber – 1959-63
El poeta y el político – 1960
Dar y tener – 1966
Besa el umbral de tu casa – 2004 (póstumo)
Nocturno del rey silencioso – 2004 (póstumo)

*Los dos últimos libros incluidos en su Poesía Completa, estaban inéditos, obra por cuya traducción Antonio Colinas y editada por Ed. Linteo Poesía, obtuvo el Premio del Ministerio de Asuntos Exteriores de Italia.

*La fotografía es de Balamutka.

You Might Also Like

6 Comments

  • Reply Bitacoras.com diciembre 7, 2013 at 5:22 pm

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: “…Tú hombre, que sigues el camino del sol, llegas y te pierdes en la sombra más cerrada.” SQ “Vestir a Jesús” Todas las tardes, cuando los borrachos como harapos helados por la lluvia, parece que se cuelguen de l…

  • Reply Salvatore Quasimodo: El alto velero | Trianarts enero 21, 2014 at 11:47 pm

    […] “Salvatore Quasimodo: Vestir a Jesús”: AQUÍ […]

  • Reply Salvatore Quasimodo: Auschwitz | Trianarts enero 27, 2014 at 10:59 pm

    […] “Salvatore Quasimodo: Vestir a Jesús”: AQUÍ […]

  • Reply Salvatore Quasimodo: Canto de Apolo | Trianarts agosto 20, 2014 at 6:13 pm

    […] “Salvatore Quasimodo: Vestir a Jesús”: AQUÍ […]

  • Reply Salvatores Quasimodo: Iscariote | Trianarts marzo 2, 2015 at 11:17 pm

    […] “Salvatore Quasimodo: Vestir a Jesús”: AQUÍ […]

  • Reply Salvatore Quasimodo: La danzarina del alba - Trianarts marzo 11, 2016 at 3:30 am

    […] “Salvatore Quasimodo: Vestir a Jesús”: AQUÍ […]

  • Responder a Salvatore Quasimodo: Auschwitz | Trianarts Cancelar respuesta

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.