Refranero y Frases.

Albert Camus: Sus mejores frases

noviembre 7, 2017

“La estupidez insiste siempre”
AC

Recordando al escritor humanista francés, y Premio Nobel, en el aniversario de su muerte.

Albert Camus

Algunas de sus frases más conocidas:

Adquirimos la costumbre de vivir antes que la de pensar.

Al principio de las catástrofes, y cuando han terminado, se hace siempre algo de retórica. En el primer caso, aún no se ha perdido la costumbre; en el segundo, se ha recuperado. Es en el mismo momento de la desgracia cuando uno se acostumbra a la verdad.

Algún día habrá de caer la estúpida frontera que separa nuestros dos territorios (Francia e Italia) que, junto con España, forman una nación.

Algunas veces pienso en lo que los historiadores del futuro dirán de nosotros. Una sola frase será suficiente para definir al hombre moderno: fornicaba y leía periódicos.

A pesar de las ilusiones racionalistas, e incluso marxistas, toda la historia del mundo es la historia de la libertad.

Al principio de las catástrofes, y cuando han terminado, se hace siempre algo de retórica. En el primer caso, aún no se ha perdido la costumbre; en el segundo, se ha recuperado. Es en el mismo momento de la desgracia cuando uno se acostumbra a la verdad.

Amo demasiado a mi país para ser nacionalista.

Bendito el corazón que se puede doblar porque nunca se romperá.

Cada vez que un hombre en el mundo es encadenado, nosotros estamos encadenados a él. La libertad debe ser para todos o para nadie.

Califico de estúpido a quien teme gozar.

Comprendo lo que toco, lo que se me resiste.

Cualquier hombre, a la vuelta de cualquier esquina, puede experimentar la sensación del absurdo, porque todo es absurdo.

Cuan duro, cuan amargo es llegar a ser hombre.

Darse no tiene sentido más que si uno se posee.

De los resistentes es la última palabra.

Dos hombres traicionados por la misma mujer son algo parientes.

El artista debe estar siempre con aquellos que padecen la historia, no con los que la hacen.

El buen gusto consiste en no insistir, todo el mundo lo sabe.” (La Peste)

El deber es lo que esperas de los demás.

El encanto es la manera de conseguir la respuesta “si” sin haber realizado una pregunta clara.

El hombre es la única criatura que rechaza ser lo que es.

El éxito es fácil de obtener. Lo difícil es merecerlo.

El hombre tiene dos caras: no puede amar sin amarse.

El gran Cartago lideró tres guerras: después de la primera seguía teniendo poder; después de la segunda seguía siendo habitable; después de la tercera ya no se encuentra en el mapa.

El otoño es una segunda primavera, donde cada hoja es una flor.

El secreto de mi universo es sólo imaginar a Dios sin la inmortalidad del hombre.

Ellos mandan hoy… porque tú obedeces!

En el apego de un hombre a su vida hay algo más fuerte que todas las miserias del mundo.

En el hombre hay más cosas dignas de admiración que de desprecio.

En las profundidades del invierno finalmente aprendí que en mi interior habitaba un verano invencible.

En estos momentos están poniendo bombas en los tranvías de Argel. Mi madre puede estar en uno de esos tranvías. Si la justicia es eso, prefiero a mi madre.

En política son los medios los que deben justificar el fin.

Envejecer es pasar de la pasión a la compasión.

Es un tipo de esnobismo espiritual lo que hace a la gente pensar que pueden ser felices sin dinero.

Esta la belleza y están los humillados. Por difícil que sea la empresa quisiera no ser nunca infiel ni a los segundos ni a la primera.

Feliz y juzgado o bien absuelto y miserable.

Fue en España donde mi generación aprendió que uno puede tener razón y ser derrotado, golpeado, que la fuerza puede destruir el alma, y que a veces el coraje no obtiene recompensa.

Grito que no creo en nada y que todo es absurdo, pero no puedo dudar de mi grito y necesito, al menos, creer en mi protesta. (En “El Hombre Rebelde”)

He comprendido que hay dos verdades, una de las cuales jamás debe ser dicha.

Inocente es quien no necesita explicarse

La amistad puede convertirse en amor. El amor en amistad… Nunca.

La capacidad de atención del hombre es limitada y debe ser constantemente espoleada por la provocación.

La felicidad es la mayor de las conquistas, la que hacemos contra el destino que se nos impone.

La integridad no tiene necesidad de reglas.

La libertad no es nada más que una oportunidad para ser mejor.

La necesidad de ser correcto, la muestra de una mente vulgar

La tiranía totalitaria no se edifica sobre las virtudes de los totalitarios sino sobre las faltas de los demócratas.

La verdadera generosidad, en relación con el futuro, consiste en dárselo todo al presente.

Los artistas piensan según las palabras y, los filósofos, según las ideas.

Los tristes tienen dos motivos para estarlo.

Me decían que eran necesarios unos muertos para llegar a un mundo donde no se mataría.

Nada es más despreciable que el respeto basado en el miedo.

Nadie se da cuenta de que hay alguna gente que gasta excesiva energía simplemente para parecer normal.

Ningún hombre es hipócrita en sus placeres.

No camines delante de mí, puede que no te siga. No camines detrás de mí, puede que no te guíe. Camina junto a mí y sé mi amigo.

No esperes por el juicio final. Se lleva a cabo cada día.

No hay más que un problema filosófico verdaderamente serio: el suicidio.

No puedes adquirir experiencia haciendo experimentos. No puedes crear la experiencia. Debes experimentarla.

No ser amado es una simple desventura. La verdadera desgracia es no saber amar.

Para la mayoría de los hombres la guerra es el fin de la soledad. Para mi es la soledad infinita.

¡Quién necesita piedad, sino aquellos que no tienen compasión de nadie!

¿Quién podría afirmar que una eternidad de dicha puede compensar un instante de dolor humano?

Raramente confiaremos en alguien que es mejor que nosotros.

Si Dios existe, ¿para qué los curas?

Si el hombre fracasa en conciliar la justicia y la libertad, fracasa en todo.

Si el mundo fuera claro, el arte no existiría.

Toda forma de desprecio, si interviene en política, prepara o instaura el fascismo.

Todas las desgracias de los hombres provienen de no hablar claro.

Todas las revoluciones modernas han concluido en un reforzamiento del poder del estado.

Todo cuanto sé con mayor certeza sobre la moral y las obligaciones de los hombres, se lo debo al fútbol.

Un hombre sin ética es una bestia salvaje soltada a este mundo.

Un intelectual es una persona cuya mente se mira a sí misma.

Una prensa libre puede ser buena o mala, pero sin libertad, la prensa nunca será otra cosa que mala.

Uno no puede ponerse del lado de quienes hacen la historia, sino al servicio de quienes la padecen.

Albert Camus nació en Mondovi, Argelia, el 7 de noviembre de 1913.
Nacio en el seno de una familia de pieds-noirs (colonos franceses) que emigró a Argel tras la muerte del padre en 1914. En esta ciudad comienza sus estudios y es allí, en el instituto aún donde se inicia en la lectura de los grandes filósofos, especialmente de F. Nietzsche.
A partir de aquí desarrolla una carrera literaria un humanismo que funda en la conciencia absurda de la condición humana.
En 1957 le es concedido el Premio Nobel de Literatura por el conjunto de una obra que pone de relieve los problemas que se plantean en la conciencia de los hombres de hoy.
No dejó de luchar contra todas las ideologías y las abstracciones que alejan al hombre de lo humano. Lo definió como la Filosofía del absurdo, además de haber sido un convencido anarquista, dedicando parte importante de su libro “El hombre rebelde” a exponer, cuestionar y filosofar sobre sus convicciones, y demostrar lo destructivo de toda ideología que proponga una finalidad en la historia.
Murió el  4 de enero de 1960, en un accidente de coche en Le Petit-Villeblevin, Francia.

* La fotografía de Albert Camus es de Henri Cartier-Bresson

**Entrada publicada en este blog el 4 de enero de 2010. Ha sido actualizada con más frases el 4 de enero de 2017.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

11 Comments

  • Reply Bitacoras.com enero 4, 2010 at 1:22 pm

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Albert Camus nació en Mondovi el 7 de noviembre de 1913.    Nacio en el seno de una familia de pieds-noirs (colonos franceses) que emigra a Argel trás la muerte del padre en 1914. En esta ciudad comienza sus estudios y es all…..

  • Reply Tweets that mention Albert Camus. “Sus mejores frases” | Triana -- Topsy.com enero 4, 2010 at 1:25 pm

    […] This post was mentioned on Twitter by Trianarts, Trianarts. Trianarts said: Albert Camus. “Sus mejores frases” http://goo.gl/fb/chob #efemerides #literatura #refraneroyfrases #frasesdeldía […]

  • Reply Balthus: Figurativismo sin etiquetas | Trianarts agosto 31, 2012 at 8:14 pm

    […] y Man Ray, Antonin Artaud, y los pintores André Derain, Joan Miró y Alberto Giacometti. En 1948, Albert Camus, le encargó los diseños para los decorados y vestuario de su obra “L’État de […]

  • Reply Recordando a André Gide: Sus frases | Trianarts febrero 19, 2014 at 12:25 am

    […] Mundial, y en la década de 1920, se convirtió en fuente de inspiración para escritores como Albert Camus y Jean Paul Sartre. En 1923 publicó un libro sobre Fedor Dostoievski, por el que recibió duras […]

  • Reply Grandes Fotógrafos: Henri Cartier Bresson, El ojo del siglo | Trianarts agosto 22, 2014 at 12:07 am

    […] a numerosos personajes, entre ellos: a Pablo Picasso, Henri Matisse, Marie Curie, Édith Piaf, Albert Camus, Jean Paul Sartre, Fidel Castro y Ernesto “Che” […]

  • Reply Franz Kafka: Buitres | Trianarts octubre 7, 2014 at 11:52 pm

    […] los grandes que fueron influenciados, como decimos por su obra se cuentan escritores de la talla de Albert Camus, Jean-Paul Sartre, Jorge Luis Borges y Gabriel García Márquez se encuentran entre los escritores […]

  • Reply Recordando a Michel Houellebecq: Una vida de nada | Trianarts febrero 26, 2015 at 3:21 pm

    […] del campo de batalla”, llegó a compararse con “El extranjero” de Albert Camus. Se le ha observado la influencia del Marqués de Sade, Aldous Huxley, Howard-Phillips Lovecraft y […]

  • Reply Grandes Fotógrafos: Robert Doisneau » Trianarts abril 1, 2015 at 12:02 am

    […] la vanguardia del arte y la literatura parisina; conoció y entabló amistad con Jean Paul Sartre, Albert Camus y Jean Cocteau entre […]

  • Reply Mi recuerdo a José Ángel Valente: Romance - Trianarts julio 18, 2015 at 2:27 am

    […] – 2002, por Claudio Rodríguez Fer. Tradujo así mismo “El extranjero” de Albert Camus. Obtuvo numerosos e importantes premios y reconocimientos, entre otros “Premio […]

  • Reply José Ángel Valente: Melancolía del destierro - Trianarts diciembre 12, 2015 at 2:35 pm

    […] – 2002, por Claudio Rodríguez Fer. Tradujo así mismo “El extranjero” de Albert Camus. Obtuvo numerosos e importantes premios y reconocimientos, entre otros “Premio […]

  • Reply José Ángel Valente: Los olvidados y la noche - Trianarts diciembre 24, 2015 at 2:57 pm

    […] – 2002, por Claudio Rodríguez Fer. Tradujo así mismo “El extranjero” de Albert Camus. Obtuvo numerosos e importantes premios y reconocimientos, entre otros “Premio […]

  • Deja un comentario