Pintura

Cima da Conegliano: El Renacimiento en la Escuela de Venecia

noviembre 24, 2017

Click en la imagen para ver más obras

Cima da Conegliano

Giovanni Battista Cima, más conocido por su apodo Cima da Conegliano, nació en Conegliano, Treviso, Italia, en 1459.
Sus inicios como artista fueron en Vicenza, para en 1492 estableciéndose en Venecia, donde permaneció hasta 1516 que regresó a Conegliano.

Pintor renacentista muy poco conocido fuera de Italia, a pesar de ser uno de los más apreciados por críticos e historiadores de arte. Contemporáneo de Leonardo da Vinci, es una de las pieza claves del despegue de la escuela veneciana en el Renacimiento, junto a Giovanni Bellini y Vittore Carpaccio.

Está considerado como el maestro de la generación que le continuó: Lorenzo Lotto, Tiziano y Sebastiano del Piombo. Ejerció una notable influencia en Giorgione.

Su primera obra ciertamente documentada, es “Virgen del Emparrado” de 1489, que recuerda a la pintura de Bartolomeo Montagna (1450 – 1523), hecho que hace suponer que Cima fuera su díscipulo, Montagna había vivido en Vicenza desde 1480.

La obra más temprana de Cima da Conegliano, muestra un hieratismo que la caracteriza, para posteriormente,ser influenciado fuertemente por el considerado mayor pintor veneciano de esa época: Bellini, convirtiéndose en uno de sus más aventajados y capacitados seguidores.

Sus primeras figuras, algo rudas, gradualmente fueron perdiendo severidad, ganando gracia, aunque conservaron cierto envaramiento.

Cima fue uno de los precursores de entre los pintores italianos en darle mucha importancia al paisaje y en el cuidadoso empleo de luces y sombras, que posibilitaron crear atmósfera de sus pinturas. Sirva de ejemplo claro su “Bautismo de Cristo” de 1492 (Iglesia de San Juan Bautista de Venecia).

El artista se vale de una paleta rica y de bellos colores, con tonos plateados que le caracterizan y que sustituye por el dorado en sus obras más maduras.

Sin embargo en ninguna de sus composiciones dramáticas, hay interacción entre los personajes que la forman, claros ejemplos: “Incredulidad de Santo Tomás”, actualmente en la National Gallery de Londres; y su “Natividad”.

Casi todas sus Madonnas, aparecen entronizadas, acompañadas de santos, que coloca de forma simétrica, emanando una enorme paz silenciosa, pero estáticas.

Algunas de las mejores: “La Virgen con cuatro santos” de 1511; una magnifica: “La Virgen Montinini” de 1507, en el Museo de Parma, y la “Virgen entronizada con San Juan Bautista y la Magdalena” de 1513, actualmente en el Museo del Louvre.

Su San Sebastián, es otra de sus grande obras, una auténtica escultura pintada. Así mismo las figuras de su “Poliptico Olera”, son de una gran belleza.
Murió en 1517.

*Entrada publicada en este blog el 9 de septiembre de 2012. Ha sido actualizada y ampliada el 24 de noviembre de 2017.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario