Pintura

Vittore Carpaccio: El Quatroccento veneciano

agosto 29, 2013

Click en la imagen para ver más obras

Vittore Carpaccio

Nacido Vittore Scarpazza, cambió el apellido de su padre Piero Scarpazza por el de Carpaccio, hacía 1460, en Venecia.
Considerado uno de los mejores pintores del quatroccento italiano y uno de los más destacados de entre los venecianos de la transición entre el siglo XV y el XVI. Desarrolló un estilo totalmente personal, fácilmente distinguible, manteniéndose al margen de las corrientes de la época.

Es muy poca la información de la que se dispone sobre su formación como pintor ni de sus primeras obras, aunque si se da por seguro, que realizó su aprendizaje en Venecia, y que tradicionalmente se ha situado en el entorno de los Bellini, aunque algunos estudios recientes apuntan que fue alumno de Lazzaro Bastiani.
Abrió un prestigioso taller en el que trabajaron sus hijos Pietro y Benedetto, que fueron también pintores.

La mayor parte de su obra reconocida datan del periodo que va de 1490 a 1519. La primera mención que encontramos de él, es en el testamento de un tío suyo, Fra Ilario.
Fue influenciado por algunos pintores venecianos, como Antonello da Messina, Gentile Bellini, algunos de la Escuela Flamenca, de Andrea Mantegna y de Piero della Francesca.

Su temática fundamental fueron laboriosas representaciones con multitud de figuras y edificaciones, todo ello en el marco del ambiente de Venecia. Todas ellas recreaban el mundo exquisito de la que era en aquellos momentos lo que se llegó a llamar la “Serenísima República en el Renacimiento“. Algunos historiadores de arte apuntan que pudo viajar a Oriente por el sinfín de detalles que recuerdan a esa parte del mundo, pero nada hay que lo pueda certificar.

Se atribuyen a su primera época sus obras “Salvator Mundi”, actualmente en una colección de Florencia, y “La Pietá”, actualmente en el Palazo Pitti. De entre 1490-1495 es la tabla “Dos damas venecianas”, hoy en el Museo Correr de Venecia, tablas a las que le falta la parte superior que se encuentra en Museo Getty de Los Ángeles: “Caza”, interpretando así la obra conjuntamente: las dos damas esperaban a los hombres que estaban de cacería.

Entre 1490 y 1496, hay datados nueve lienzos con representaciones de la vida de Santa Úrsula que evocan su historia.
En 1494 pintó para la cofradía de San Juan Evangelista una serie deobras con historias de la Cruz.
Entre 1501 y 1507, trabajó en el Palacio del Dux, junto con Giovanni Bellini (Giambellino), en la decoración de la Sala del Maggior Consiglio; obras que se perdieron por completo en un incendio en 1577.

Para la cofradía de San Giorgio degli Schiavoni, realiza una serie de escenas de los tres santos dálmatas: San Jerónimo, San Trifone y San Jorge, en estos, al contrario que en las escenas de la vida de Santa Úrsula, sus composiciones se centran en un único episodio, todas ellas con una extraordinaria minuciosidad en los detalles, en los que incluye temas fantásticos.
De 1504 a 1508 con la ayuda de pintores de su taller, pinto un ciclo de seis escenas de la vida de la Virgen para la Cofradía de Santa María de los Albaneses: “La Natividad de María”, hoy en la Academia Carrara de Bérgamo; la “Presentación de María en el templo” y el “Milagro de la vara florida”, en la Pinacoteca de Brera de Milán: la “Anunciación”, la “Visitación” y la “Muerte de la Virgen”, en la Ca’ d’Oro de Venecia.


De 1510 son las tablas “Lamentaciones sobre Cristo muerto”, en el Staatliche Museen de Berlín; la “Meditación sobre la pasión de Cristo” en el Metropolitan Museum de Nueva York. Y de ese mismo año el “Caballero”, actuamente en el Museo Thyssen Bornemisza de Madrid, y que esta considerado el primer retrato de cuerpo entero pintado en toda Europa; y la “Presentación en el templo” en la Academia de Venecia.

Igualmente alcanzaron un gran prestigio sus retratos, traspasando las fronteras venecianas, lo que le llevó a recibir encargos de las más importantes familias de Italia.
Entre 1511 y 1520 pintó cinco tablas para la Cofradía de San Esteban, con escenas de la vida de su santo titular.
Murió en Venecia entre 1525 y 1526.

*Esta entrada fue publicada en este blog el 18 de agosto de 2012. Ha sido actualizada y ampliada el 29 de agosto de 2013.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

6 Comments

  • Reply Bitacoras.com agosto 16, 2012 at 8:29 pm

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Click en la imagen para ver más obras Vittore Carpaccio Nacido Vittore Scarpazza, cambió el apellido de su padre Piero Scarpazza por el de Carpaccio, hacía 1460. Considerado uno de los mejores pintores del quatroccento ita……

  • Reply Max Liebermann: El impresionismo alemán » Trianarts | Trianarts febrero 1, 2013 at 4:09 pm

    […] 1878, viaja a Italia por primera vez, en Venecia conoce la pintura de Vittore Carpaccio y Gentile Bellini, en las que encuentra una nueva fuente de inspiración, se relaciona con un grupo […]

  • Reply Gustave Moreau: El precursor del símbolismo | Trianarts abril 6, 2014 at 12:00 am

    […] Italia en 1857 y 1859 haciendo copias de las obras de Miguel Ángel, Rafael, Veronés, Correggio y Carpaccio y durante los años que siguieron, su éxito sin ser brillante le permitió avanzar en su carrera, […]

  • Reply El Perugino: El Alto Renacimiento | Trianarts septiembre 8, 2014 at 12:16 am

    […] viaje a Venecia en el año 1494 le permitió admirar el apogeo de la escuela local con las obras de Vittore Carpaccio y Giovanni Bellini, que influyeron en su producción […]

  • Reply Cima da Conegliano: El Renacimiento en la Escuela de Venecia | Trianarts octubre 5, 2014 at 11:43 pm

    […] pieza claves del despegue de la escuela veneciana en el Renacimiento, junto a Giovanni Bellini y Vittore Carpaccio. Está considerado como el maestro de la generación que le continuó: Lorenzo Lotto, Tiziano y […]

  • Reply Maurice Prendergast: Postimpresionismo de Los Ocho » Trianarts mayo 17, 2015 at 12:08 am

    […] pinturas, sobre todo, escenas urbanas, casi todas de Venecia, y admiró las escenas de género de Vittore Carpaccio, obras que mostró en la Macbeth Gallery de Nueva York en 1900, que constituyó un gran éxito de […]

  • Deja un comentario