Poesia

Diego Jesús Jiménez: Escombros de la luz

agosto 10, 2016

“… Destilaba la razón en matraces, calentaba sus pétalos
en busca del aroma que las palabras dejan en el aire al nombrarlas…”

DJJ

“Escombros de la luz”

La mugre de la Historia
depositando sus opacos barnices en la policromía,
rescoldo ahora de su propio esplendor.
El tesón con que el tiempo restaura
la grandeza de un arte en sí mismo perverso, embriagado de joyas
y concilios, dueño
del corazón de las ciudades.
En el coro las sombras
iluminan los cuerpos de desnudas novicias
carbonizados por los siglos, la lujuria tallada en la erección del sexo
con la que el confesor escucha, complacido, el triunfo de la carne.
Imágenes, todas ellas, que excitan
la piedad en los fieles y el temor al infierno. Erizadas maderas
por ángeles caídos y fantásticas bestias. Lo mismo que el gran falo
advierte del castigo convertido en serpiente, labrado sobre el pubis un racimo de víboras indica la impureza de una joven doncella
cuyo rostro termina en un pico de ave. Victoriosos demonios ofrecen
el abrasado aroma del deseo a la noche.

Las vidrieras tapizan
con sombríos morados y azules invernales las bóvedas; oscurecidos verdes
sin floración ni savia, púrpuras en brasas, geometrías yacentes
en escombros de luz, callados ocres
cuyas ruinas descienden la pared iluminando un cielo
fantasmal y sagrado. La desnudez redonda de los ángeles
torturados de gloria en retablos y pórticos, los fantasmas
del mármol, el aliento del aire
inundando de seres invisibles la infancia. Se oxidan
en un incendio de resinas y ceras, la destreza del orden
con que el poder se une a su enferma liturgia, la sensación de eternidad
de todo cuanto ofrece su fulgor a la nada.
Este lugar
que intenta ser el reino de los cielos, nos muestra
en sus formas absortas, el exiguo valor
de la vida en la tierra. Mas, el creador, qué poco
debe a la libertad; acaso
los helados ropajes y el enorme vacío
con que el arte disfraza sus épocas de tedio.

En la breve capilla
una luz femenina envejece a la santa que concede favores.
Milagros disecados en la pared, conforman
el museo de cera; lirios envenenados de silencio los hábitos,
en cuyos pliegues duerme, para siempre, la luz;
amortajada la blancura en los trajes de novia: exvotos
que el delicado carnaval de la muerte devora.
Superstición y magia
son origen del arte. Así en el fresco llameante en la bóveda,
utilizadas sin piedad, estas formas ensayan con torpeza
la imitación de un ámbito sagrado. Más
desde la eternidad, la belleza no existe; el creador recorre
el camino contrario.
La eternidad
sólo vive en lo efímero.

Diego Jesús Jiménez

De: “Itinerario para náufragos”
Ed. Visor Libros – 1996©
ISBN: 978-84-75223-51-3

Diego Jesús Jiménez nació en Madrid, el 24 de diciembre de 1942.
Poeta, pintor y periodista, encuadrado entre la generación del 50′ y los Novísimos, sin embargo su obra se independiza de estos modelos. Posee un cierto carácter visionario, aunque legible, que algunos críticos han definido como neorromanticismo cívico.
En la década de 1970 fundó la colección de poesía Alfa de Editora Nacional, de la que fue despedido en 1977 a causa de su defensa de las libertad durante la transición democrática.
Después de una intensa militancia política, a partir de 1982 se dedicó en exclusiva a la pintura y a la poesía.
Expuso por primera vez en junio de 1991 en la Galería Kreisler de Madrid.
Obtuvo entre otros muchos galardones:
El Premio Adonais por “La ciudad”, en 1964.
El Premio Fray Luis de León de Poesía y el Premio Nacional de Poesía en 1997 por “Itinerario para náufragos”.
Como pintor realizó su primera exposición pública en junio de 1991 en la galería Kreisler de Madrid.
Murió en Madrid, el 13 de septiembre de 2009.

También de Diego Jesús Jiménez en este blog:

“Diego Jesús Jiménez: El demonio”: AQUÍ

“Diego Jesús Jímenez: 11 de marzo”: AQUÍ

“Diego Jesús Jiménez: Ronda del hombre II”: AQUÍ

“Diego Jesús Jiménez: Ronda de la noche (I)”: AQUÍ

“Diego Jesús Jiménez: Ronda del hombre (I)”: AQUÍ

“Diego Jesús Jiménez: Color solo”: AQUÍ

“Diego Jesús Jiménez: Espacio para un sueño”: AQUÍ

“Diego Jesús Jiménez: Arcángel de ceniza”: AQUÍ

“Diego Jesús Jiménez: Ángel de la oscuridad”: AQUÍ

“Diego Jesús Jiménez: Coro de Ánimas”: AQUÍ

Bibliografía poética:

Grito con carne y lluvia, Cuenca, Imp. Minerva – 1961. Premio del Club Internacional de Poesía de Jerez de la Frontera, Cádiz.
Ámbitos de entonces, Palencia, Rocamador, 1963. Finalista del premio “Eduardo Alonso” – 1973
La valija, Bilbao, Alrededor de la mesa – 1963
La ciudad, M., Col. Adonais – 1965 (Premio Adonais 1964) – Reeditado en 2015 por Bartleby Editores
Coro de ánimas, M., Biblioteca Nueva, 1968 (Premio Nacional de Literatura)
Fiesta en la oscuridad, M. Dagur – 1976. Premio Bienal de Zamora
Sangre en el bajorrelieve, Premio Internacional El Olivo de Jaén – 1979
Bajorrelieve, Huelva, Diputación – 1990 (Premio Juan Ramón Jiménez 1990)
Poesía (1960-1990) – 1990
Interminable imagen – 1995, Premio de Poesía de Villafranca del Bierzo
Itinerario para náufragos, – Visor, 1996 – Premio Internacional de Poesía Jaime Gil de Biedma de 1996, Premio de la Crítica 1997, y Premio Nacional de Literatura 1997.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario