Pintura

Felice Casorati: Simbolismo y return to order

septiembre 17, 2015

Click en la imagen para ver más obras

Felice Casorati

Nació en Novara, Italia el 4 diciembre 1886.
Pintor escultor y grabador, se inició en la pintura a los dieciocho años, una enfermedad le obligó a abandonar sus estudios de música y a pasar un tiempo en el campo, para distraerse aquellos días su padre le había regalado una caja de pinturas. Comenzó realizando retratos a su madre y hermanas a lápiz y pastel de estilo expresionista.

Para acceder a los deseos de su madre, se matriculó en la Facultad de Derecho de Padua, en la que estudió hasta 1906.
Sin embargo, él ya había decidido dedicarse a la pintura, cuando en 1907, un cuadro suyo fue expuesto en la Bienal de Venecia.

Sus primeras obras fueron naturalistas, pero cayó en la influencia de los simbolistas a partir de 1910, especialmente en la obra de Gustav Klimt, aunque este con tenía un enfoque más visionario.

En 1915 expuso de forma individual en la Secesión de Roma III, muestra en la que además de pinturas, presentó algunas esculturas en terracota. Este mismo año fue llamado para participar en la I Guerra Mundial, en la que luchó hasta recibir la licencia en 1917, tras la muerte de su padre.

En 1918 se instaló junto a su madre y sus hermanas en Turin atraído por su atmósfera decadente y sus vistas siniestras. En las obras que realizó en la década de 1920 acentuó su énfasis en la geometría y la claridad formal, el “return to order”* que se impuso en las artes en toda Europa, como una reacción a la guerra.

Muchos críticos de arte, han catalogado la obra de Casorati como fría, cerebral, muy academicista, sin embargo, es reconocido a nivel internacional como uno de los máximos exponentes de este movimiento.

Su inspiración, según manifestó él mismo, le llegaba de los grandes maestros renacentistas, especialmente de Piero della Francesca, ejemplo de ello es una de sus obras más conocidas: el retrato “Silvana Cenni” de 1922; en ella, el cuidado minucioso de los volúmenes se traduce paradójicamente en una sensación de irrealidad, dato característico de su arte.

En 1925 Raffaello Giolli decía de estos aspectos desconcertantes del pintor: “Los volúmenes de Casorati, no tienen ningún peso, ni ellos, ni los colores, no hay cuerpo; todo es ficticio… Incluso la falta de toda la vitalidad. El sol parece ser la luna … nada es fijo o definido”, y sostuvo que “estas cualidades dan a su obra su originalidad, y lo conectan con los pintores metafísicos.”

El propio Casorati manifestó: “: “En los inicios de mi carrera, en contra de mí mismo, la vieja polémica del clasicismo y el romanticismo, el orden intelectualizado y escolar, acusaron a mi arte de no ser sincero, y deliberadamente académico, en una palabra, de ser neoclásica… mi arte nace, por así decirlo, desde dentro, y no tiene su origen en el cambio de “impresiones”, es muy natural porqué las formas estáticas, y las imágenes no fluyen de la pasión, y eso se refleja en mis obras “.

En 1923, tras sumarse a un grupo antifascista, fue detenido, enemistándose con el régimen de su país. Ese mismo año, abrió su estudio de Turín a jóvenes estudiantes.
A partir de 1930, se suaviza e ilumina el tono de su paleta y continuó trabajando y exponiendo con regularidad, logrando importantes premios, entre ellos el Primer Premio en la “Bienal de Venecia” de 1938.

La mayor parte de sus obras están en importantes colecciones italianas, públicas y privadas, entre las que se incluyen las del Museo de Arte Moderno de Revoltella, en Trieste y la Galleria Nazionale d’Arte Moderna .
Murió en Turín, el 1 de marzo de 1963.

*El “return to order” (retorno al orden) fue un movimiento artístico europeo que siguió a la Primera Guerra Mundial, como rechazo a la extrema vanguardia del arte de los últimos años hasta 1918, tomando su inspiración en el arte tradicional en lugar de aquel. Dicho movimiento fue una reacción a la guerra, el cubismo fue abandonado incluso por sus creadores, Braque y Picasso, y el futurismo, que había elogiado la maquinaria, la violencia y la guerra, fue rechazada por la mayoría de sus seguidores. El restablecimiento del orden se asoció con un renacimiento del clasicismo y la pintura realista.
Este cambio de dirección se refleja y se siente alentado por la revista “Valori Plastici” publicada en italiano y francés desde 1918 hasta 1922. El término “return to order”, se utilizaba para describir este renovado interés por la tradición y se dice que deriva de “Le rappel l’ordre”, un libro de ensayos del poeta y artista Jean Cocteau publicado en 1916.
(Wikipedia)

*Entrada publicada en este blog el 16 de septiembre de 2011. Actualizada y ampliada el 17 de septiembre de 2015.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

4 Comments

  • Reply Bitacoras.com septiembre 16, 2012 at 12:13 pm

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Click en la imagen para ver más obras Felice Casorati Nació en Novara, Italia el 4 diciembre 1886. Pintor escultor y grabador, se inició en la pintura a los dieciocho años, una enfermedad le obligó a abandonar sus estudi……

  • Reply Pere Pruna: Figurativismo y Escuela de París | Trianarts enero 17, 2014 at 2:25 am

    […] recomendación de Sebastián Sunyer, Picasso le acoge como alumno en su época clasicista, la del “return to order” (vuelta al […]

  • Reply Károly Patko: El Novecento y la Escuela Romana en Hungría | Trianarts septiembre 16, 2014 at 9:46 pm

    […] Carrà, uno de los exponentes de la pintura metafísica, y a otros artistas como Massimo Campigli, Felice Casorati, Marino Marini, Arturo Marini y Arturo Tosi. El Novecento dominó el panorama artística italiano […]

  • Reply Fausto Pirandello: Neorrealismo, abstracción y cubismo | Trianarts noviembre 4, 2014 at 4:05 pm

    […] fuertemente influenciado en los primeros años de su carrera por Armando Carena Spadini y Felice, con él que hizo una gran amistad, y por Paul Gauguin, Oskar Kokoschka y Vincent Van […]

  • Deja un comentario