Pintura

John Martin: Románticismo, paisaje y grabado

julio 19, 2017

Clic en la imagen para ver más obras

John Martin

Nació en Haydon Bridge, Reino Unido, el 19 de Julio de 1789.
Vino al mundo en una casa de un solo cuarto, cerca de Hexham en Northumberland, siendo el cuarto hijo de Fenwick Martin.

En 1806, se trasladó junto a su familia a Londres, donde se casó con diecinueve años de edad. Para subsistir, dio clases de dibujo y acuarela, y diseños para decorar porcelana, un vaso y un plato, son las únicas piezas supervivientes, estando actualmente en una colección privada en Inglaterra.

En esos años comenzó a apasionarse por el estudio de la perspectiva y de la arquitectura.
En su tiempo fue uno de los más influyentes artistas, al que hicieron famoso sus impresionantes paisajes naturales, en los que fue influenciado por la corriente estética de lo sublime de Kant.

De igual forma fueron magníficos sus grabados e ilustraciones del Antiguo y Nuevo Testamento.
Alcanzó la cima de su fama en 1821, el tema bíblico, “El festín de Baltasar”.

Otras de sus impresionantes obras, es “El paraíso perdido”, estampas que sirvieron para ilustrar el poema del mismo nombre, del poeta John Milton.

Envió su primera pintura al óleo de la Real Academia en 1810, pero no fue admitida.
Expuso por primera vez en 1812 en la Royal Academy, con su obra: “Sadak en busca de las aguas del olvido”, que vendió por cincuenta guineas. En la escena se representa un pasaje de los “Cuentos de dos genios”.

Le siguieron: “La expulsión” y “Adán la primera vista de Eva”, de 1813; “Clytie”, de 1814 “Joshua mandando al sol se detuviera en Gabaón”, de 1816, y “La Caída de Babilonia”, de 1819.

En 1820 expuso su “Festa de Belsasar”, que recibió críticas muy favorables, pero también algunas hostiles; por ella fue galardonado con un premio de 200 libras esterlinas del Instituto Británico.

Más tarde llegaron “La destrucción de Pompeya y Herculano”, de 1822, “La Creación”, de 1824, “La víspera del Diluvio”, de 1840, y una serie de otros temas bíblicos e imaginarios.
En “Las Llanuras del Cielo” se cree por algunos que refleja sus recuerdos del Allendale de su juventud.

Sus pinturas, la mayor parte de ellas de gran formato, estaban estrechamente vinculados con dioramas o panorámicas contemporáneas, escenas populares, todas ellas con una magnifica técnica y un hábil uso de la luz artificial.
De alguna forma está considerado como un precursor de lo que sería el cine épico.

Sus cuadros fueron plagiados por los fabricantes de dioramas, entre ellos una versión de 190 metros cuadrados de ” El festín de Belsasar”, fue montado en el Centro Diorama británico en 1833, Martin recurrió a la justicia con la intención, aunque sin éxito, de que se cerrara la exhibición. Igualmente otro diorama de la misma imagen se puso en escena en Nueva York en 1935.

A pesar de que los citados dioramas fueron éxitos enormes, afectaron la reputación del pintor dentro del mundo del arte formal.
Otra de sus grandes obras es “La Destrucción de Sodoma y Gomorra”, de 1852, actualmente en la Galería de Arte Laing en Newcastle Upon Tyne .

Sin embargo, y a pesar de su fama con la pintura al óleo, sus obras más reconocidas entonces fueron sus grabados; en 1823 le fue encargado por Samuel Prowett ilustrar “Paradise Lost” de John Milton, por los que le pagaron 2.000 guineas; antes de finalizar los primeros 24 grabados, se le pagaron otras 1.500 guineas por una segunda serie de 24 grabados en formato más pequeños.

Algunas de sus impresiones más notables son “Pandaemonium y Satan Presiding at the Infernal Council”, importante por el elemento de ciencia ficción visible en la arquitectura representada, y por su composición más espectacular “Bridge over Chaos”.

En 1835, Martin publicó sus ilustraciones para el Antiguo Testamento, pero el proyecto fue muy poco rentable.
Uno de sus seguidores fue Thomas Cole, considerado el fundador de la pintura de paisaje americano.

Fue una gran influencia en el mundo del arte: lo fue para los prerrafaelistas, especialmente Dante Gabriel Rossetti, y varias generaciones de cineastas, como DW Griffith, que se inspiró su “Babilonia”, a Cecil B. DeMille y George Lucas; escritores como Rider Haggard, Julio Verne, y HG Wells, estos lo fueron por su concepto de lo sublime; el movimiento romántico francés, tanto en el arte como en la literatura.

Murió en Douglas, Isla de Man, el 17 de febrero de 1854.
En 2011-12 la Tate Britain y el de Newcastle Laing Art Gallery, comisarioron de forma conjunta una retrospectiva de la obra de Martin, que fue titulada como: “John Martin – Apocalipsis”.

Su obra está representada en los más importantes museos del mundo, el del Louvre de París, entre ellos, en la Tate Gallery británica, y en la colección real del Reino Unido.

*Entrada actualizada y ampliada el 17 de febrero de 2017.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply Bitacoras.com julio 19, 2015 at 9:08 pm

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Clic en la imagen para ver más obras John Martin Nació en Haydon Bridge, Reino Unido, el 19 de Julio de 1789. Vino al mundo en una casa de un solo cuarto, cerca de Hexham en Northumberland, siendo el cuarto hijo de Fenwick Ma..…

  • Deja un comentario