Pintura

Mujeres Pintoras: Marie Laurencin y la figura femenina

junio 8, 2017

Para ver más obras hacer click en la imagen

Marie Laurencin

Nació en París, el 31 de octubre de 1883.
Con 18 años, se inició en el arte estudiando la pintura de la porcelana en Sèvres.

A su regreso a París, continuó sus estudios de arte en la Académie Humbert, donde cambió el enfoque de su carrera a la pintura al óleo.

En los primeros años del siglo XX fue una figura importante en “avant-garde” parisino, siendo miembro del círculo al que pertenecían Pablo Picasso y los cubistas de la “Section d’Or” , como Jean Metzinger, Albert Gleizes, Robert Delaunay, Henri Le Fauconnier y Francis Picabia.
Exhibió con ellos en el Salón de los Independientes en 1910 y 1911, y el Salon d’Automne en 1911 y 1912.

Por estos años, hizo una gran amistad con Pablo Picasso.
Tuvo una relación sentimental con el poeta Guillaume Apollinaire , por lo que a menudo se ha la identificado como su musa.

Se casó en 1914 con el barón Otto von Wätjen. Durante la Primera Guerra Mundial, el matrimonio abandonó Francia para exiliarse en España. Posteriormente vivieron juntos brevemente en Düsseldorf.

Tras de su divorcio en 1920 regresó a París, donde logró el éxito financiero como artista, hasta que llegó la depresión económica de la década de 1930. Durante ese tiempo trabajó como profesora de arte en una escuela privada.
Vivió en París hasta su muerte.

Su estilo artístico, aunque se vinculó al Círculo Vanguardista del “Bateau-Lavoir”, fue más refinado. Recibió la influencia de los cubistas Pablo Picasso y Georges Braque; aunque desarrolló un enfoque único para la abstracción.

Realizó numerosos retratos, los más reconocidos, a lápiz y sus decorados para ballets.
Utilizó en su obra colores fluidos y suaves, de composición simplificada y tuvo una especial predilección por la figura femenina de formas alargadas, rasgos que hacían fácilmente reconocibles sus cuadros, ocupando un lugar de privilegio en el París más selecto de los maravillosos años de la década de 1920.

Su trabajo aunque como decíamos se sale los límites de las nomas cubistas en su búsqueda de una estética específicamente femenina por su uso de colores pastel y formas curvilíneas.

Su insistencia en la creación de un vocabulario visual de la feminidad, que la caracteriza e hasta el final de su vida, puede ser visto como una respuesta a lo que algunos consideran como “la masculinidad arrogante del cubismo”.

Fue una de las pocas mujeres que practicó el cubismo, junto a Sonia Delaunay, Marie Vorobieff y Franciska Clausen
Murió en París, el 8 de junio de 1956.

En 1983, coincidiendo con el centenario del nacimiento, se inauguró el Museo Marie Laurencin en la Prefectura de Nagano, Japón, en el que se albergan mas de 500 obras de la pintora.

*Esta entrada fue publicada en este blog, el 25 de julio de 2011. Ha sido actualizada y ampliada el 8 de junio de 2017.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply Albert Gleizes: Teórico del cubismo | Trianarts noviembre 2, 2013 at 12:09 am

    […] y su hija a Nueva York. Posteriormente embarcan hacía Barcelona, ciudad en la que se les unen Marie Laurencin, Francis Picabia y su esposa. El grupo pasó el verano pintando en la zona de Tossa de Mar y en […]

  • Reply Mujeres Pintoras: Marie Vorobieff, Marevna | Trianarts diciembre 18, 2013 at 1:17 am

    […] en un fiel amigo dirá de ella: “Haremos de tí una artista aún mas célebre que Marie Laurencin“, le […]

  • Deja un comentario