Pintura

Alessandro Turchi: El barroco en Italia

febrero 8, 2019

Click en la imágenpara ver más obras

Alessandro Turchi «L’Orbetto»

Nació en Verona, Italia en 1578.
Su apodo se debe a que acompañaba a su padre tras quedarse ciego, para pedir limosna,  l’Orbetto es el cieguito en italiano.

Se formó inicialmente en el taller de Felice Brusasorci, diciéndose que finalizó su obra inacabada a la muerte de éste, «la Caída del Maná».

Activo durante el barroco italiano, en su pintura se aprecia la influencia de Paolo Veronesse en sus primeras obras, con fondos muy elaborados y numerosas figuras.

En 1609, fue admitido en la Accademia Filarmonica de Verona, aunque poco tiempo después decidió marchar a Venecia en compañía de su alumno Marcantonio Bassetti.

Más tarde se estableció en Roma entre 1614 y 1615, donde tomaría parte en la decoración de la Sala Regia del Palacio del Quirinal, junto a Giovanni Lanfranco o Carlo Saraceni, entre otros.

En 1618 fue elegido miembro de la Academia de San Lucas de Roma, de la que fue Primo Rettore (Primer rector) en 1634 y Príncipe en 1637, gracias a la recomendación del cardenal Francesco Barberini.

En 1638 fue así mismo nombrado miembro de la Accademia dei Virtuosi Pontificia.

En Roma contó con grandes mecenas que le proporcionaron prestigio y riqueza, uno de ellos fue el Cardenal Scipione Borghese.

En estos años realizó un buen número de telas de altar para las más importantes iglesias romanas y siguió realizando encargos para sus paisanos de Verona.

Murio en Roma, el 22 de enero de 1649.

Su obra está representada en los más importantes museos del mundo, en el Museo del Prado de Madrid podemos ver varias de sus pinturas, entre ellas: «La Huida a Egipto», » La Asunción de la Virgen» y «El Nacimiento de la Virgen».

*Esta entrada fue publicada en este blog el 19 de mayo de 2011. Ha sido actualizada y ampliada el 7 de febrero de 2018.

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.