Pintura

Armand Point: Nostalgia y Simbolismo

marzo 23, 2018

Clic en la imagen para ver más obras

Armand Point

Nació en Argel, el 23 de marzo de 1860.
Sus inicios estuvieron marcados por la seducción que sentía por el norte de África, que se plasmó en sus primeras obras con temas orientalistas, de estilo realista, dentro del más puro academicismo, en las que plasmó escenas de los mercados, los músicos y la vida en las calles de su juventud en Argelia.

En 1893 viajó, junto a su novia Helene Linder, a Italia, donde vio por primera vez “La Primavera” de Sandro Botticelli en un grabado, y la obra de los viejos maestros, lo que hizo cambiar su concepto del arte.

Esta experiencia dejó una profunda impresión en él, y al respecto escribió que sus ojos primero “se abrieron” al verlo, de tal forma que dio un giro en su carrera con la intención de establecer un movimiento en Francia para resucitar el arte de la antigüedad.

Volvió a utilizar la pintura al huevo que aunó con la inspiración de los simbolistas.
La influencia de Botticelli y Leonardo da Vinci, es clara en sus cuadros posteriores, sirva como ejemplo, “Eterna Quimera”.

Hélène Linder se convirtió en su modelo de mujer ideal, hasta de pintarla en numerosas ocasiones con estilo leonardesco, pero vestida como una musa de Botticelli.

A la Hermandad pertenecieron, además de pintores, escultores, doradores, esmaltadores y orfebres que crearon bellísimos tapices, joyas y objetos preciosos.

Este círculo intelectual se convirtió en la meca del simbolismo que visitaron entre otros: Odilon Redon, Oscar Wilde, Elemír Bourges, Stéphane Mallarmé, y Stuart Merrill.

Se esforzó denodadamente en rechazar la modernidad en el arte y el realismo crudo de Émile Zola y Gustave Courbet. Fundo el Salón de los Rosacruces y formó parte de la primera generación de los Nabis.

Así mismo fue un gran amigo y defensor de Joséphin Péladan.
Fue un gran admirador de Edward Burne-Jones y los prerrafaelitas, y como ellos, luchó por recuperar los valores de la pintura antigua.

Fue muy poco reconocido por la crítica, y acusado de practicar un pastiche nostálgico de la Edad Media y el Renacimiento.

De 1896 a 1901 vivió en Point Marlotte , donde fundó el Atelier de Haute-Claire no lejos de Barbizon.

Con el inicio del siglo XX, las vanguardias artísticas que avanzaban hicieron que su estilo dejara de tener interés, tras lo que se dedicó al diseño de joyas y objetos decorativos, muebles, tejidos, cerámica y papel tapiz, inspirados en las técnicas y motivos medievales, todo hecho a mano, con un muy alto nivel, en un esfuerzo por evitar el efecto alienante de la producción industrial en serie; esto se tradujo en que los artículos del atelier eran artículos de lujo que sólo podían ser adquiridos por una la aristocracia y las clases altas.
Murió en Nápoles, en marzo de 1932.

*Entrada publicada el 25 de enero de 2015. Ha sido actualizada y ampliada el 23 de marzo de 2018.

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply Bitacoras.com enero 25, 2015 at 9:25 pm

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Clic en la imagen para ver más obras Armand Point Nació en Argel el 23 de marzo de 1860. Sus inicios estuvieron marcados por la seducción que sentía por el norte de África, que se plasmó en sus primeras obras con temas orient..…

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.