Poesia

María Zambrano: Habla una piedra

noviembre 17, 2018

“Poesía es reintegración, reconciliación, abrazo que cierra en unidad al ser humano con el ensueño de donde saliera, borrando las distancias.”
MZ

“Habla una piedra”

Porque he sido mirada,
porque fui tomada, poseída
cesé de vivir.
Hechizada, sólo soy un soporte,
mas nada me sostiene.
Aquí, siempre
súbdita del espacio.
¿Adónde estás, ¡ah!,
mirada que me fascinaste?
¿Me necesitabas para ser tu sombra?
Poseedora, tan frágil
que necesitas hechizar
para erigirte.
Tú, la que naciste asustada,
la inválida,
me amaste para caerte en mí.
El amor que nombras,
dime, ¿es eso?
Era yo luz, reflejo,
¿y tú? Di,
¿no podías
revelarme tu ser?

Pero no; yo soy tu ser,
Yo, tu soporte.
Yo, sepultura de mi aliento
y prueba de tu no-ser.
Estás ahora lejos.
Andas, pordiosera, en busca de alimentos.
Hechizas almas, gestos del Señor.
Nuevos compañeros, ya invisibles,
vendrán a buscarme.
No, caerán, solamente esos
caerán para que tú erijas,
te levantes.
Tú vendrás a buscarme,
tú, ya sin conocerme, sin saber.
Pero yo sé. Yo sé nada.
Yo soy memoria
acusadora, delatora nada,
resistente memoria,
adversaria.
Yo, peso de tu historia.
Yo, también tu calma.
Yo, el lugar manejable
y el hostil no que se te opone.
¿Podrás?
Soy también, tu calumnia,
tu mentira ya arrojada,
y no me temas.
Me nombras: materia.
Nada más.
Pero vuelves enajenada,
cómplice, vencida.
Ignorante tú, la sabia.

María Zambrano

Recogido en: Poemas
Este volumen contiene los poemas que María Zambrano escribió durante su vida, así como algunos otros textos necesarios para adentrarnos en sus delirios líricos.
Edición de Javier Sánchez Menéndez
Ediciones de La Isla de Siltolá, 2018©
ISBN: 978-84-17352-28-8

María Zambrano Alarcón nació en Vélez-Málaga, el 22 de abril de 1904.
Filósofa y ensayista, durante los años de la II República española participó en las Misiones Pedagógicas, donde entabló contacto y amistad con Luis Cernuda, Rafael Dieste, Ramón Gaya, Miguel Hernández, Camilo José Cela y Arturo Serrano Plaja, entre otros.
Su marido se incorporó al ejército, y colaboró en defensa de la República como Consejero de Propaganda y  fue Consejero Nacional de la Infancia Evacuada, consumada prácticamente la victoria de los sublevados franquistas, el 28 de enero de 1939 cruzó la frontera francesa, camino del exilio.
Tras varios años en América Latina, volvió a Europa, y por fin en 1981 fue recompensada con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades.
A su vez, el ayuntamiento de Vélez-Málaga, su ciudad natal, la nombró Hija Predilecta.
Al año siguiente, el 19 de diciembre de 1982, la Junta de Gobierno de la Universidad de Málaga acordó su nombramiento como Doctora Honoris Causa.
El 20 de noviembre de 1984, pisó de nuevo suelo español instalándose en Madrid.
En esta última etapa su actividad intelectual fue incansable, siendo nombrada Hija Predilecta de Andalucía, el 28 de febrero de 1985.
En 1987, se constituyó en Vélez-Málaga la Fundación que lleva su nombre, y en 1988 le fue concedido el Premio Cervantes.
Murió en Madrid, el 6 de febrero de 1991, siendo enterrada en Vélez-Málaga, entre un naranjo y un limonero, donde reposa junto a su hermana y su madre. En su epitafio se puede leer el verso del Cantar de los Cantares, “Surge amica mea et veni” (“Levántate, amiga mía, y ven”).
Continuó recibiendo reconocimientos de forma póstuma, entre ellos: Hija Predilecta de la Provincia de Málaga en 2002.
El 27 de noviembre de 2006 el Ministerio de Fomento bautizó con su nombre la estación central de ferrocarril de Málaga.
En 2008 se botó el buque remolcador de salvamento marítimo, María Zambrano

También de Maria Zambrano en este blog:

“María Zambrano: La llama”: AQUÍ

“María Zambrano: Delirio del incrédulo”: AQUÍ

“El agua ensimismada, de María Zambrano”: AQUÍ

Obra:

Horizonte del liberalismo (1930)
Hacia un saber del alma (1934)
Filosofía y poesía (1939)
El pensamiento vivo de Séneca (1941)
Hacia un saber sobre el alma (1950)
Delirio y destino (escrito en 1953 y publicado en 1989)
El hombre y lo divino (1.ª edición: 1955. 2.ª, aumentada: 1973)
Persona y Democracia: Una historia sacrificial (1958, reeditado en 1988)
España, sueño y verdad
Los sueños y el tiempo (reeditada en 1998)
El sueño creador
Claros del bosque (1977)
La tumba de Antígona, (1967) (Mondadori España, 1989)
De la aurora (1986)
El reposo de la luz (1986)
Los bienaventurados (1979)
Para una historia de la piedad (1989)
Unamuno (escrito en 1940 y publicado en el 2003)
Cartas de la Pièce. Correspondencia con Agustín Andreu (escrito en los 70 y publicado en 2002)
La confesión, género literario y método (Luminar: México, 1943; Mondadori: Madrid 1988 y Siruela: Madrid, 1995)
Obras Completas de María Zambrano (Galaxia Gutenberg) 2011-2016

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.