Poesia

Pedro Salinas: Confianza

noviembre 27, 2014

«…¿Hay sólo un solo pájaro en el mundo
que vuela con mil alas, y que canta
con incontables trinos, siempre solo?…»

PS

Mi recuerdo hoy para Pedro Salinas en el aniversario de su nacimiento.

«Confianza»

Mientras haya
alguna ventana abierta,
ojos que vuelven del sueño,
otra mañana que empieza.

Mar con olas trajineras
─mientras haya─
trajinantes de alegrías,
llevándolas y trayéndolas.

Lino para la hilandera,
árboles que se aventuren,
─mientras haya─
y viento para la vela.

Jazmín, clavel, azucena,
donde están, y donde no
en los nombres que los mientan.

Mientras haya
sombras que la sombra niegan,
pruebas de luz, de que es luz
todo el mundo, menos ellas.

Agua como se la quiera
─mientras haya─
voluble por el arroyo,

fidelísima en la alberca.

Tanta fronda en la sauceda,
tanto pájaro en las ramas
─mientras haya─
tanto canto en la oropéndola.

Un mediodía que acepta
serenamente su sino
que la tarde le revela.

Mientras haya
quien entienda la hoja seca,
falsa elegía, preludio
distante a la primavera.

Colores que a sus ausencias
─mientras haya─
siguiendo a la luz se marchan
y siguiéndola regresan.

Diosas que pasan ligeras
pero se dejan un alma
─mientras haya─
señalada con sus huellas.

Memoria que le convenza
a esta tarde que se muere
de que nunca estará muerta.

Mientras haya
trasluces en la tiniebla,
claridades en secreto,
noches que lo son apenas.

Susurros de estrella a estrella
─mientras haya─
Casiopea que pregunta
y Cisne que la contesta.

Tantas palabras que esperan,
invenciones, clareando
─mientras haya─
amanecer de poema.

Mientras haya
lo que hubo ayer, lo que hay hoy,
lo que venga.

Pedro Salinas

Pedro Salinas Serrano, nació en Madrid, el 27 de noviembre de 1891
Fue poeta, ensayista, dramatgo, novelista y traductor, labor en la que contribuyó al conocimiento de la obra del novelista francés, Marcel Proust, y uno de los representantes más notables de la “Generación del 27″.
La primera parte de su obra, está influenciada sobre todo la poesía pura de Juan Ramón Jiménez y así mismo por las vanguardias futurista y ultraísta.
Su etapa más madura, está formada por la trilogía amorosa:»La voz a ti debida», de 1933 (título tomado de un verso de Garcilaso de la Vega), en la que desarrolla la historia de una pasión amorosa, desde su inicio hasta el final; «Razón de amor, de 1936, en la que examina lo que queda del amor cuando éste acaba. Y en la misma linea que las dos anteriores:»Largo lamento»,de 1939, en la que evoca un verso de Gustavo Adolfo Bécquer.
De su etapa en el exilio, de 1940 a 1951: «El contemplado, de 1946; «Todo más claro y otros poemas», de 1949, y su obra póstuma «Confianza», de 1955.
Al finalizar la Guerra Civil Española, hubo de huir a Francia, desde donde marchó al exilio Estados Unidos, donde residiría hasta su muerte.
Murió en Boston, el 4 de diciembre de 1951.

Otros poemas de Pedro Salinas en este blog:

«Pedro Salinas: Anoche se me ha perdido…»: AQUÍ

«Pedro Salinas: Perdóname por ir así buscándote…»: AQUÍ

«Pedro Salinas: Cómo me vas a explicar»: AQUÍ

«Pedro Salinas: Luz de la noche»: AQUÍ

«Pedro Salinas: Horizontal si te quiero de Pedro Salinas»: AQUÍ 

«Pedro Salinas: A esa, a la que yo quiero…»: AQUÍ

«Pedro Salinas:  Pensarte es tenerte»: AQUÍ 

«Pedro Salinas:  Pensar en ti esta noche.. «: AQUÍ

«Pedro Salinas: La voz a ti debida (Fragmentos)»: AQUÍ 

«Pedro Salinas: ¿Las oyes como piden realidades?»: AQUÍ

«Pedro Salinas – Día Mundial de la Poesía: Mis Poetas – Yo no quiero más luz…»: AQUÍ

«Pedro Salinas: Dame tu libertad…»: AQUÍ

«Pedro Salinas: Serás, amor»: AQUÍ

Bibliografía poética:

Presagio, Madrid, Índice, 1923.
Seguro azar, Madrid, Revista de Occidente, 1929.
Fábula y signo, Madrid, Plutarco, 1931.
La voz a ti debida, Madrid, Signo, 1933.
Razón de amor, Madrid, Ediciones del Árbol; Cruz y Raya, 1936.
Error de cálculo, México, Imp. Miguel N. Lira, 1938.
Lost Angel and Other Poems, Baltimore, The Johns Hopkins Press, 1938 (antología bilingüe con poemas inéditos. Trad. de Eleanor L. Thurnbull).
Poesía junta, Buenos Aires, Losada, 1942.
El contemplado (Mar; poema), México, Nueva Floresta; Stylo, 1946.
Todo más claro y otros poemas, Buenos Aires, Sudamericana, 1949.
Poesías completas, Madrid, Aguilar, 1955 (incluye el libro inédito Confianza).
Poesías completas, Madrid, Aguilar, 1956 (edición de Juan Marichal).
Volverse y otros poemas, Milán, All’insegna del pesce d’oro, 1957.
Poesía completas, Barcelona, Barral, 1971.

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Recordando a Manuel Altolaguirre: Mis prisiones | Trianarts julio 25, 2014 at 11:04 pm

    […] Manuel Altolaguirre Bolín nació en barrio de El Limonar de Málaga, el 29 de junio de 1905. Poeta, guionista y cineasta y licenciado en Derecho por la Universidad de Granada No tenía aún 20 años de edad cuando fundó su primera revista de poesía en la que tuvo la colaboración de grandes poetas y de compañeros suyos de generación. En 1926 creó, junto a Emilio Prados, la muy famosa revista “Litoral”, que aglutinó a la que sería conocida como “Generación del 27″. En 1930, tras la quiebra de Litoral, inició la revista “Poesía en Málaga” en solitario. En 1934 se trasladó a Londres para seguir estudios de imprenta y tradujo a Mary Shelley, entre otros autores. A su vuelta a Madrid conocerió a la que sería su esposa, la poetisa Concha Méndez, junto con la que editó y publicó, en la colección Héroe y en la revista homónima, libros y textos fundamentales de poesía, como “Razón de amor”, de Pedro Salinas o “La realidad y el deseo”, de Luis Cernuda, entre otros. Durante la Guerra Civil española, se alistó en las filas republicanas y se convirtió en miembro de la Alianza de Intelectuales Antifascistas, realizando proyectos de imprenta y editoriales con fines propagandísticos, y en director de La Barraca. A pesar de su condición como reconocido intelectual republicano, el 22 de agosto de 1936, su hermano Luis, junto a su gran amigo el poeta José María Hinojosa, fueron fusilados delante la tapia del cementerio de San Rafael de Málaga por un grupo de milicianos del ejército republicano. Otro de sus hermanos, Federico, militar y amigo de Franco, sería también fusilado meses después. Estos trágicos hechos y el horror de la guerra, le provocaron una grave crisis personal yemocional. Logra huir de España por los Pirineos y es confinado en un campo de concentración en Francia. Después de su liberación es recluido en un psiquiátrico, de donde es rescatado por algunos de sus compañeros, y ayudado a llegar con su esposa, Concha Méndez a casa de Paul Eluard. Max Ernst y Pablo Picasso compraron los billetes para que la familia pudiese embarcar rumbo a América. Se exilió a México en 1939 donde además de escribir, dirigió algunas películas. Vino de visita a España en 1959 y falleció en Burgos a causa de un accidente de automóvil, el día 26 de julio. Es sin duda el poeta más intimista y espiritual de la generación del 27, observándose en su obra la huella de místicos como San Juan de la Cruz y Garcilaso de la Vega y de dos de sus poetas más admirados, Juan Ramón Jiménez y Pedro Salinas. […]

  • Reply Pedro Salinas: Perdóname por ir así buscándote… | Trianarts marzo 2, 2015 at 12:31 pm

    […] “Pedro Salinas: Confianza”: AQUÍ […]

  • Reply Pedro Salinas: Cómo me vas a explicar » Trianarts abril 30, 2015 at 12:12 am

    […] “Pedro Salinas: Confianza”: AQUÍ […]

  • Reply Pedro Salinas: Anoche se me ha perdido... - Trianarts agosto 5, 2015 at 12:32 am

    […] “Pedro Salinas: Confianza”: AQUÍ […]

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.